Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
ARCO 2015
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje ARCO 2015 
 
34ª EDICIÓN DE ARCO



Balizas para navegar por Arco 2015


Los profesionales exhiben un sincero optimismo en el arranque de la cita artística

La nueva creación colombiana supone uno de los atractivos de la feria





 02_1424942330_233659

Una figura humana creada por el escultor británico Julian Opie en la galería portuguesa Mario Sequeira. / JULIAN ROJAS

Con la feria ya a velocidad de crucero —pese a que la inauguración oficial, a cargo de los Reyes, se producirá esta mañana, y la apertura al público, el viernes— muchos de los profesionales que ayer recorrían los pasillos de Arco coincidían en subrayar el buen nivel de la mercancía artística de este año: hay rasgos de optimismo en el mercado. Junto a las obras de dinosaurios intocables como Picasso, Miró, Calder, Basquiat u otros, despunta el fulgor y el descaro encerrado en las jóvenes galerías con presencia de artistas latinoamericanos y, muy especialmente, la amplia y variopinta representación colombiana.

El gran espacio dedicado a la alemana Katharina Grosse —grandes pinturas, monumental escultura en la galería Helga de Alvear, casi a la entrada de la cita madrileña—, dan inmediatamente el tono que se aprecia luego en distintos espacios del recorrido.

Siempre presente y siempre inolvidable, la pintura de Jean-Michel Basquiat es una de las presencias-estrella de este Arco 2015. Entre sus obras más llamativas y costosas podrían destacarse una gran pintura en Elvira González, que se vende por dos millones y medio de euros. En el mismo espacio, una pequeña maqueta de un móvil de Alexander Calder busca comprador por 415.000 euros.

Leandro Navarro, siempre dedicado a rescatar los nombres con letras de oro de las vanguardias históricas, presenta en su pabellón un par de obras de Picasso, una que se acerca al millón y medio de euros y otra valorada en 900.000. En la galería Marlborough, por su parte, destaca una espectacular pintura de Frank Auerbach que se marcha hasta los 320.000 euros.

Jimmie Durham exhibe en el espacio de la firma berlinesa Barbara Wien Wilma Lukatsch una inquietante escultura de una muñeca rodeada de huesos que refleja el propósito de este escultor, poeta y ensayista estadounidense de romper con el lenguaje y la narración lineal. Un trabajo no menos inquietante puede verse en la galería belga Deweer, que recibe al visitante con una escenografía formada por figuras humanas desnudas y amenazantes. Son obra del salmantino Enrique Marty, quien comparte espacio con artistas tan consagrados como Günter Förg.

Las siempre refrescantes piezas de Julian Opie, esta vez figuras humanas andando y hablando por el móvil (en la galería portuguesa Mario Sequiera) esperan su oportunidad: 60.000 euros.

Uno de los embajadores del arte latinoamericano recurrentes en los últimos años es el brasileño Ernesto Neto, quien exhibe en Arco sus estructuras colgantes tejidas, uno de los imperdibles de esta feria (en el stand de la galería Elba Benítez / España).

Los representantes históricos del arte latinoamericano tienen una fuerte presencia en Cayón / Madrid, con los cinéticos de los venezolanos Carlos Cruz Diez y el arte geométrico de Jesús Rafael Soto. Los argentinos Tomasello y Julio Le Parc, por su parte, protagonizan una impresionante instalación situada en la firma argentina Del Infinito Arte.

La galerista alemana Barbara Thum (Berlín) repite este año con dos artistas peruanos, Fernando Bryce y Teresa Burga. “Arco es más abierta que Miami Art Basel para obras de corte conceptual. A Miami van muchos coleccionistas latinoamericanos y hay mucho brillo, dinero y glamour, pero vienen a Madrid en busca de cosas distintas”, explica.

El argentino Jorge Mara, uno de los más asiduos a la feria de Madrid, reconoce que a lo largo de los años ha habido altibajos en la participación del arte latinoamericano en la feria pero que ahora la tendencia se afirma. Él se inclina por obras de artistas históricos como Batlle Planas, introductor del surrealismo en Argentina, o Alberto Greco.

Entre las galerías colombianas, verdaderas estrellas invitadas de este Arco, llaman la atención las delicadas y a la vez revulsivas piezas bordadas a mano de María Alejandra Garzón, que firma como Suntuosa Vulgaridad (en el stand de Doce Cero Cero). Pablo Gómez da indicaciones sobre cómo reconstruir una ciudad abandonada (La Oficina). En cuanto a Manuel Calderón, sumerge al espectador en un infinito juego de ajedrez con distintas técnicas (El Museo / Bogotá).

La pintura es siempre el medio dominante en la feria. Entre los españoles, las piezas de gran formato de Secundino Hernández (Heinrich Ehrhardt / Madrid) figuran entre las que mayor atención suscitan. Como en los últimos años, varios de sus trabajos lucían ya en la tarde de ayer el anhelado punto rojo de “vendido”. Pero también hay obras como las de Pilar Albarracín, con una pieza integrada por cincuenta bragas rojas y cuyo valor asciende a 38.000 euros.

¿Y la cubana Tania Bruguera? Retenida en su país por la censura del régimen castrista a una de sus performances, la artista, de 47 años, está presente desde la distancia y a través de sus trabajos en la galería madrileña Juana de Aizpuru. Entre todas ellas sobresale una en la que un viejo soplete de soldadura está encendido sobre la fragilidad de un huevo de porcelana...


 03_1424942370_502668

Un escultura de Jimmie Durham en la galería de Barbara Wien Wilma Lukatsch. / PIERRE-PHILIPPE MARCOU (AFP)


'Pop-art' surrealista

Fue uno de los pioneros del pop-art en EE UU, pero Mel Ramos (1935) no trabajaba en el grupo neoyorquino que lideraba Andy Warhol, sino que lo hacía desde la costa del Pacífico, en California. Lleva décadas combinando los desnudos femeninos, sus pin-upsde mujeres idealizadas, con marcas de gran consumo mediante el uso exacerbado del lenguaje publicitario, pero sus obras no dejan de impactar.

Difícilmente, el visitante de Arco puede pasar de largo por la galería alemana Levy sin reparar en las pinturas de este autor, veraneante de la población tarraconense de Horta de Sant Joan, que se declara admirador de Goya, Velázquez, Murillo, Zurbarán, pero, sobre todo, de Dalí. No en vano, Mel Ramos considera que sus pinturas beben de las fuentes del surrealismo.


 01_1424942199_588639

Más info
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: ARCO 2015 
 
“Ya no somos sudacas. Nos han redescubierto”


Galeristas latinoamericanos reconocen la apuesta de la feria por sus creadores tras años de postergación




 000_1425035918_313224

Obra de Jorge Magyaroff y Manuel Calderon, izquierda, en la Galeria El Museo de Colombia. ARCO. / JULIAN ROJAS

En los años ochenta, España quería ser sobre todo Europa. No solo en el orden político y social; también en el cultural y artístico. Los galeristas, coleccionistas y responsables de museos miraban al viejo continente y dejaban fuera de su campo de visión a Latinoamérica. Ahora, las cosas han cambiado. Y han venido a darle la razón de la justicia poética a un artista visionario, uruguayo y constructivista, Joaquín Torres García (1874-1949), que tras vivir en España volvió a su país para defender una nueva centralidad al grito de “Nuestro norte es el sur”.

“Torres García fue un auténtico visionario y entonces un puente entre nuestra cultura y la española. Ciertamente, España perdió un poco el tren en los ochenta, pero estas cosas no son irrecuperables”, afirma Jorge Mara, galerista argentino de origen uruguayo, con más de 16 años de presencia en Arco. Y pone como ejemplo los esfuerzos que está realizando la feria de arte contemporáneo más importante de España que, 34 años después de iniciar su andadura, mira más que nunca hacia el sur y hacia los países de habla hispana. Arco pretende recuperar el tiempo perdido y consolidarse definitivamente como el referente del pujante arte latinoamericano.

“Hasta los años noventa había un desconocimiento muy grande de lo que se hacía fuera de Europa y, por tanto, del arte latinoamericano, que se veía además como un fenómeno global y compacto. En aquellos años, cuando tenía la galería en Madrid, el interés de los coleccionistas era exclusivamente por la pintura española del Grupo El Paso, por ejemplo”, explica Mara, quien avanza en su argumento: “La literatura latinoamericana irrumpió en Europa mucho antes que el arte, que la pintura o que el cine. La gente aceptó en seguida el fenómeno literario que influyó sin duda en la propia literatura española, en su temática y en su estilo. Pero el arte va más despacio. Y Arco no debe ser sólo un escaparate, sino que debe ser el trampolín para contribuir a polinizar el arte español y también europeo con la creación latinoamericana”.

El galerista colombiano Luis Fernando Pradilla comparte en gran medida la visión de Jorge Mara, si bien sus acotaciones temporales y su forma de expresarla difieren mucho. “En su momento se descuidó mucho el arte latinoamericano, pero luego llegó la crisis, el crac en España, y se empezó a mirar el arte latinoamericano de otra manera: ya no éramos sudacas, ya nadie nos llama ni somos sudacas. De modo que nos han descubierto otra vez”, explica Pradilla con un particular sentido del humor.

A la espalda de este galerista, con sedes en Madrid y Bogotá (El Museo), que ha concurrido a más de 450 ferias de arte, los coleccionistas se concentran frente a las magnéticas cajas del joven autor colombiano Manuel Calderón, que está vendiendo a 4.500 euros el par, una con animación digital y otra con los dibujos.

'Vaso de agua medio lleno’ del cubano Wilfredo Prieto, cuesta 20.000 euros

Lleva camino de convertirse en una de las sensaciones de la cita, que en su segunda jornada confirmaba las buenas sensaciones de la primera respecto al ritmo en las compras y en el interés mostrado, según apuntan varios galeristas consultados.

Una de las zonas más calientes es, precisamente, la dedicada al país invitado, Colombia, cuyo Gobierno se ha volcado en la organización del desembarco de su país en Arco y en Madrid. “Hay mucho interés, muchos contactos y compras. Hay mucha efervescencia. Mucho mejor que hace dos años, cuando vinimos por primera vez. También de coleccionistas latinoamericanos. Hay unas 40 parejas colombianas”, explica el galerista de NueveOchenta, Carlos Hurtado. Frente a él un impresionante monolito inspirado en el de la película 2001: Una odisea del espacio, del artista Jaime Tarazona.

El joven galerista mexicano Andrés Arredondo se estrena este año en Arco y dice estar “muy contento” con el interés que han suscitado las obras de Tal Cual y el importante capital relacional con el que volverá a su país.

También parece satisfecho el galerista catalán Alex Nogueras con el runrún que ha suscitado una obra de 2006 que exhibe: un vaso de agua medio lleno sobre una repisa de madera del creador cubano conceptual Wilfredo Prieto, gran admirador de Marcel Duchamp. Su precio, 20.000 euros. Una joven evita que el público toque la obra. “Es un artista que tiene mucha demanda y produce poco. Por tanto, hay pocas obras suyas en el mercado y mucho interés por él. Obviamente se valoran sus ideas”, explica.

¿Es una obra de la misma naturaleza que la mierda de artista enlatada por Manzoni? “Podría ser”, responde el galerista, que el pasado año vendió por WhatsApp un móvil atado a un mango por 15.000 euros, del mismo autor.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: ARCO 2015 
 
Arco en 500 palabras y 2.000 euros


Con un presupuesto corto y algo de tiempo podemos plantar una simiente de colección que cartografía nuestra época




 00_1425036040_910041

La obra del artista brasileño Marlon de Azambuja, en Arco, este jueves. / EFE

Coleccionar es viajar. Se puede optar por grandes autopistas, y asumir un elevado peaje, o bien adentrarse por carreteras secundarias. El primer camino exige piezas ambiciosas y dinero. El segundo, más mirada y menos cartera. Arco es un cristal biselado que proyecta múltiples reflejos. Uno de ellos lleva a las piezas en edición y a las obras en papel. Con un presupuesto corto, 2.000 euros, algo de tiempo, una hora por cada uno de los dos pabellones, podemos plantar una simiente de colección que cartografía nuestra época. Hace 2000 años Aristóteles escribió que una bellota era una potencia de encina. Solo hay que parar en los stands precisos y preguntar por las piezas adecuadas.

Entro en el pabellón 9 por el parking. Camino. Junto a unas esculturas de Xavier Mascaró le doy un abrazo a Alfredo Martínez Serrano, jefe de Protocolo de la Casa del Rey, diplomático brillante, quien ha sabido bregar en destinos complejos como San Salvador o El Cairo, y que demuestra una profunda sensibilidad hacia la escultura y la fotografía. Recuerdo que Barceló regaló a los hoy Reyes en su boda un óleo. ¿Coleccionarán? Pierdo el hilo…

“En Madrid todo está muy caro”. Una verdad incontestable que se lee en una edición de 50 ejemplares (500 euros) del conceptual colombiano Antonio Caro. Lo vende Casas Riegner. Parece que haga pareja con la serigrafía How Much (500 euros) de Antoni Muntadas en Moisés Pérez de Albéniz. Cerca, Joaquín García, director de García Galería, ofrece por 2.000 euros Hot gazpacho, una tela de Rasmus Nilausen. “Me han comprado cuatro grandes colecciones europeas, no me lo esperaba”, relata el galerista.

Con un presupuesto corto y algo de tiempo podemos plantar una simiente de colección

En estos días de feria el optimismo crece como un bálsamo extendido por un dios diligente. Hay sonrisas en Leon Tovar, Lelong, Elba Benítez, Krinzinger, Maisterravalbuena, Travesía Cuatro, La Caja Negra, Cayón. Pero para que alguien venda tiene que haber quien compre. El abogado Francisco Cantos revela ya sus adquisiciones. Asier Mendizábal (ProjectSD), José Díaz (The Goma), Santiago Giralda (Moisés Pérez de Albéniz) e Ignacio Uriarte (Nogueras Blanchard). Mientras, feliz y sonriente, al igual que un crío con golosinas, el coleccionista mallorquín Juan Bonet recoge en Gregor Podnar siete papeles de Irma Blank. Una de las referencias de Arco. Sin pausa, el megacoleccionista Jorge Pérez se ha puesto, directamente, las botas. Alexandre Farto, Gonzalo Lebrija, José Dávila, Nicolás Grospierre, Carlos Bunga, Fernando Bryce, Daniel Verbis, Fernanda Fragateiro y el ubicuo Secundino Hernández. Pierdo, otra vez, el paso…

Polígrafa, una veterana de la edición, vende por 600 euros y edición de 40 ejemplares, una litografía (Regla calendario) del colombiano Mateo López. Y de camino al pabellón 7, en el pasillo, la galería Bacelos te tienta con El libro rojo de Mao (2.000 euros) de Lúa Coderch. Acelero el caminar. Parada en Casa Sin Fin. Allí Pedro G. Romero piensa que el mundo es un archivo. Los países (edición de cinco ejemplares) cuestan 1.500 euros. Sigo. En Carreras Múgica me fijo en Assemble, una serigrafía de Asier Mendizábal por 750 euros y justo enfrente, Elba Benítez, muestra un pequeño collage sobre lienzo (2.000 euros) de Natalia Zaluska. Pequeñas joyas en 500 palabras y 2.000 euros.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario