Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Historia Del Huérfano, De Andrés De León
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Historia Del Huérfano, De Andrés De León 
 
Andanzas del huérfano Andrés

Publicado un libro de aventuras inédito desde el XVII de un fraile en las Indias



 00_1519377679_249386
 
Pintura del siglo XVII del Museo de la Marina de Lisboa que recrea el milagro de san Francisco Javier en el Santa Cruz; en la ruta entre Macao y Japón. DEAGOSTINI (GETTY)

Como las aventuras del capitán Alonso de Contreras, para las que Ortega y Gasset escribió un memorable prólogo, la historia de este Huérfano resulta fascinante. No todos los días se publica por primera vez una obra como esta, inédita desde que se escribió a comienzos del siglo XVII. Tiene uno la sensación de que se nos ha franqueado la puerta trasera de un mundo intonso.

Compró el manuscrito hace cien años el señor Huntington, el millonario norteamericano que se dejó su fortuna en la fundación de la Hispanic Society, y la muerte súbita o en extrañas circunstancias de algunos de los que intentaron editarlo lo envolvió en cierto malditismo. Por suerte para nosotros su editora, la peruana Belinda Palacios, no parece supersticiosa y nos ha entregado una obra llamada a ser un clásico de la literatura biográfica en la época virreinal.

Palacios le da mucha importancia a dilucidar el género al que pertenece: ¿una falsa novela?, ¿una falsa biografía?, ¿unas memorias camufladas? Ella también recurre a la solución del baciyelmo: “una biografía ficticia”. Estas cuestiones preocupan mucho a los académicos, pero quizás den un poco lo mismo. Por ejemplo: ¿no es el Quijote una biografía rigurosa de los dos últimos años de Alonso Quijano, escrita por Cervantes? ¿Cambia eso algo nuestra perspectiva al leerlo?

La historia del Huérfano es la de un muchacho granadino, escrita por un fraile de nombre Martín de León, que la dejó lista para su publicación bajo el seudónimo de Andrés de León. Parece que la vida del protagonista se asemeja bastante a la de su autor. Como a nosotros nos da igual que uno y otro sean o no la misma persona, juzguemos únicamente lo que leemos.

Todo empieza a los catorce años de la vida del Huérfano, que pasa entonces a las Indias, y allí tras breve vida de soldado, se hace fraile. Es testigo de algunos hechos relevantes como la derrota del corsario Francis Drake en Puerto Rico, y el saco de Cádiz (“era como un dedal”) por los ingleses, hasta dar su autor, ya viejo, en arzobispo y capitán general del reino de Sicilia, a las órdenes del Rey. Es, pues, un libro de la cruz y la espada, contado por uno de la cruz que, como don Quijote, considera más importante la espada, ya que sin esta no hay cruz que valga.

Los detalles exactos aquí son todos de buena ceca. El mundo de la carrera de Indias y de la flota está tan minuciosa y admirablenente descrito como en una novela de Conrad, y su mirada nos parece a menudo la de Adán dando por vez primera nombre a las cosas. Felices tiempos en que bastaba con contar los hechos. La parte de Perú, Nueva Granada y Panamá (mi preferida: navegación, encomiendas, trabajos de indios, asaltos, intrigas) no tiene nada que envidiar a ninguna crónica de la región, de Pedro de Cieza a Agustín de Zárate, y sus prisiones le harán decir, como el Cautivo: “con la libertad todo sobra”.

Cierto que a veces su relación se diría más que la de alguien que ha perdido a sus padres, la de uno que no tenía tampoco abuela, prendado de sus propias prendas y “siendo único en cualquier agilidad y gallardía, en todo lo cual nunca en las Indias halló competidor, por ser tan general en todo”. Cuanto emprende lo borda: vigüela, jineta, esgrima, poesía, correr la anilla o lancear un toro. No importa. Incluso los lindos sermoncicos que nos endosa de vez en cuando también se le pasan por alto. En otro tal vez cargarían un poco, pero hallamos tantos fulgores expresivos y la lengua (en realidad el idioma) sigue siendo todavía tan nueva y certera, que excusamos lo demás: “Se cayó la ciudad tan a destajo, con riguroso temblor”, dirá de un terremoto, “que en tres credos estaba asolada toda ella”. Puede incluso arrancarnos una sonrisa, como cuando lo vemos navegando Magdalena arriba camino de Santafé, “sin tener más deleite que mucho y buen pescado, especialmente unas que llaman doncellas, tan sabrosas que son dignas de tal nombre”. Hay que decir que en esa ocasión el fraile iba de incógnito.

El personaje, como tantos que nacieron sin fortuna en aquel tiempo, trata de mejorarse. ¿Cómo? Juntándose al poderoso, y sin acabar de saber cuánto tendrán sus actos de serviciales o serviles. Pero para haber llegado tan alto no se le ve una mala persona, “mediando paces y templando odios”. Poco importa que el Huérfano Martín/Andrés de León no diga toda la verdad de sí mismo. La dice de otras muchas cosas, más importantes (el penoso bordo de Portobello a Callao, con vientos contrarios, o los caminos de Italia, por ejemplo).

Leamos lo que nos da, que es mucho; eso juzgamos, en una lengua que la nuestra, sedienta y exhausta, le agradece como un trago largo de agua fresca.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Historia Del Huérfano, De Andrés De León 
 
01_1519378197_611104

Título: Historia del Huérfano
Autor: Andrés de León
Editorial: Fundación José Antonio de Castro
Fecha de la edición:2017
Lugar de la edición: Madrid. España
Colección: Biblioteca Castro
Encuadernación: Cartoné
Medidas: 23 cm
Nº Pág.: 394
Precio: 42 €



Resumen del libro

El primer dato a resaltar es que nos encontramos ante una novela inédita del siglo XVII de la que solo se conserva una copia manuscrita en la Hispanic Society of America, que por razones desconocidas nunca llegó a imprimirse. Una curiosísima ficción escrita a modo de biografía y firmada bajo el seudónimo de Andrés de León tras el que sospechamos se encuentra, en realidad, Martín de León y Cárdenas.

En ella se narran las aventuras un fraile agustino apodado “el Huérfano”, en los distintos territorios españoles de América del Sur, así como las cortes de España e Italia, antes de retirarse a vivir su fe en un monasterio de la ciudad de Lima.

Tras permanecer muchísimos años en el olvido, incluso dentro del mundo académico, fue Antonio Rodríguez Moñino el primero en recomendar el estudio de esta obra dentro del marco de la literatura colonial de la época. Gracias a ello, hemos podido señalar como verdadero autor a Martín de León y Cárdenas, un fraile agustino de origen malagueño que partió a las Indias poco después de ser ordenado sacerdote hasta que en 1651 Felipe IV lo propuso para el arzobispado de Palermo. Allí está datada su muerte en 1655.

Por las referencias del texto a distintos acontecimientos históricos podemos datar su fecha de composición en torno a los años que León vive en Lima y se empapa del intenso fervor literario que latía en los círculos culturales y de las ideas procriollas en defensa del indio que podremos descubrir a lo largo del texto.

La trama nos adentra en la vida del Huérfano, un muchacho que parte a las Indias y tras un lío de faldas se refugia en un concento de agustinos en Lima. Persuadido por los sacerdotes toma el hábito y trabaja de misionero hasta que por motivos poco claros es expulsado de la orden. A partir de entonces veremos cómo se va perfilando un héroe plenamente barroco, lleno de contradicciones que pasa de monje a soldado, de hombre pacífico a bravucón pendenciero. Pues no solo viaja a España y Roma para recuperar el perdón papal sino que, durante el camino, se ve envuelto en episodios tan señalados como el ataque de Francis Drake en Puerto Rico o la toma de Cádiz por parte de los ingleses. Toda una suerte de aventuras que nos llevan de la crónica al libro de viajes, del género bizantino a elementos de la novela picaresca. Todo un espejo de la vida en las colonias españolas a comienzos del XVII donde las fiestas literarias conviven con los ataques de piratas y ciertas críticas a la política española, como el maltrato a los indígenas y la codicia por la plata que van aflorando más allá del relato del ficción y probablemente influyeron en que este libro nunca llegara a ser publicado.



 

Una historia muy interesante y sobrecogedora que se escribió en el siglo XVII y hasta la fecha no se había publicado.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario