Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Urbano Lugrís Vadillo (1942-2018)
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Urbano Lugrís Vadillo (1942-2018) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al pintor Urbano Lugrís Vadillo (1942-2018) Hijo del gran pintor Urbano Lugrís González, estudió la carrera de Náutica, que comenzó a ejercer, al mismo tiempo que la pintura. Comenzó a exponer muy joven, en ciudades de Galicia, con gran éxito. Sus muestras se extendieron a Madrid y a Cataluña, donde goza de gran prestigio, y saltaron las fronteras españolas para ir a Europa y América. Está representado en Museos de Galicia y en grandes colecciones particulares.

 05_1545127458_696782

La pintura de Lugrís Vadillo parte del surrealismo para llegar a un realismo de clasificación difícil, ya que si bien las representaciones son minuciosas, de grafismo preciso, y exquisito, casi de pendolista con los pinceles, el mundo es imaginario, fantástico, con catedrales sumergidas, ciudades soñadas, objetos inexistentes. Con frecuencia los temas de este pintor tienen relación con el mar. Los juegos de mástiles y velas son una disculpa para recrear, como en miniatura agrandada, alardes de ilustrador.

Espero que la recopilación que he conseguido de este pintor extranjero, sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección del foro de xerbar, y en lo posible contribuya en su divulgación.






algunas obras


24_1490890578_519090

Péndulo (1993) Óleo sobre tabla, 45 x 40 cm. Obra de Urbano Lugrís Vadillo


 22_1490890380_198804

Fragméntos o Leyenda (1993) Óleo sobre tabla, 67 x 57 cm. Obra de Urbano Lugrís Vadillo


 25_1490894960_452613

Tricicle (1993) Óleo sobre tabla, 65 x 65 cm. Obra de Urbano Lugrís Vadillo


 26_1490895983_793998

Frio y calor (1993) Óleo sobre tabla, 41 x 53 cm. Obra de Urbano Lugrís Vadillo


 27_1490896024_101822

Confusión o El último recuerdo (1992) Óleo sobre tabla, 60 x 60 cm. Obra de Urbano Lugrís Vadillo


 23_1490890481_241056

A la lejanía (1993) Óleo sobre tabla, 59 x 71 cm. Obra de Urbano Lugrís Vadillo


 28_1490896079_676706

El ejemplo del piano (1993) Óleo sobre tabla, 122 x 122 cm. Obra de Urbano Lugrís


 29_1490896121_321068

Asi vemos (1992) Óleo sobre tabla, 122 x 122 cm. Obra de Urbano Lugrís Vadillo


 30_1490896156_859946

Guiñol (1994) Óleo sobre tabla, 95 x 126 cm. Obra de Urbano Lugrís Vadillo


 21_1490890294_877451

Galería (1994) Óleo sobre tabla, 115 x 145 cm. Obra de Urbano Lugrís Vadillo

Más información de estas obras



Otras obras de Lugrís Vadillo


 11_1545127380_602937

 09_1545127400_186597

 10_1545127422_204116

 13_1545127716_792488

 14_1545127729_484860

 15_1545127743_830236

 16_1545127755_806257

 17_1545127799_256591



Vídeo de la obra de Lugrís Vadillo


 00_1545049303_663472

Ver vídeo de la obra de Urbano Lugrís Vadillo

Urbano Lugrís Vadillo nace en Vigo, donde reside hasta los ocho años. Su adolescencia transcurre entre La Coruña, Madrid y Castilla, la tierra de su madre, que más tarde llevaría frecuentemente a sus cuadros. Por aquel entonces no pensaba dedicarse a la pintura, ya que incluso llegó a estudiar alemán para poder emigrar algún día. Finalmente se hace oficial de maquinas de la Marina Mercante, lo que le permite navegar por diferentes mares del mundo. Si bien el vicio de dibujar se inició en los libros del colegio, en los que al finalizar los cursos no quedaban apenas espacios libres, la verdadera dedicación a pintura no se manifiesta hasta su vida en alta mar. En 1962 recibe los primeros galardones por sus méritos artísticos, lo que le impulsa a seguir adelante, aunque no abandona la marina hasta varios años más tarde, en 1971, cuando decide entregarse por completo a la pintura. Desde entonces ha llevado a cabo numerosas exposiciones en diferentes ciudades de España y del extranjero. La personalidad de Urbano Lugrís Vadillo está rodeada de un cierto halo de misterio del que no intenta evadirse. Como misteriosa es su técnica pictórica, de la que siempre ha eludido explicar detalles. Cuando se conversa con él, uno nunca sabe donde esta el límite entre verdad e ironía.

Urbano Lugris Vadillo fue pintor de reconocido prestigio que desarrolla una pintura basada en la plasticidad de unas formas fantasiosas de minucioso dibujo, con un lenguaje propio entre hiperrealismo y surrealismo, que hace que sus obras lleven un sello de identidad exclusivo e inconfundible.



Fallece el pintor hiperrealista Urbano Lugrís Vadillo


 06_1545049488_707258

Urbano Lugrís Vadillo falleció el 1 de febrero de 2018 a los 76 años en A Coruña. Hijo de Urbano Lugrís González y nieto de Manuel Lugrís con un estilo diferente pero con toque surrealista como su padre, el pintor deja como legado una colección de lienzos donde cuenta el Atlántico a su manera, tal cual lo piensa. Así el océano es una mina de detalles que no se ven a primera vista. Cuentan los expertos que la pintura de Vadillo era para visualizar de continuo, descubriendo novedades en cada barrido. Sin ceñirse a la realidad porque Vadillo no describía lo que veía, sino lo que imaginaba. Parte de sus cuadros se pudieron ver no hace mucho en la galería Artby’s, que quiso juntar su producción con tres joyas del progenitor en una sala, la de San Andrés, que acotó el año pasado su patrimonio.

Allí se pudieron apreciar cerca de 30 cuadros pertenecientes a épocas diferentes como una forma de recorrer toda su trayectoria en formatos dispares, y todos con la condición de que quien los pintó era más que un artista. Era más bien un orfebre y creador minucioso, capaz de componer pequeños cuadros dentro de uno más grande.

Decían desde Artby’s que Vadillo tuvo una madurez pausada, en la que no dejó de evocar hasta el final para proponer viajes oníricos como su padre, pero de otra manera. Elaborados como si, en realidad, fuera una especie de miniaturista, sus parcelitas pedían realizar varias revisiones. Exigían lupa para agrandar las pequeñas cosas que Vadillo iba incorporando. En una forma de hacer que siempre sumaba porque cuando la mirada ya no esperaba, aparecía un elemento a destacar, en medio de horizontes donde A Coruña se repitió mucho.

El pintor nació en Vigo, donde residió hasta los ocho años. Su adolescencia transcurrió entre paisajes coruñeses y castellanos, la tierra de su madre que más tarde llevó a los cuadros. Por aquel entonces no pensaba en la pintura como medio para ganarse el pan e incluso llegó a estudiar alemán. Se hizo oficial de máquinas de la Marina Mercante, lo que le permitió navegar por mares de medio mundo.

Precisamente, en altamar fue donde volvió al dibujo que practicara hasta entonces en los márgenes de los libros de texto. En los años 60, su estilo cuajó y comenzaron los premios, lo que le motivó para continuar, aunque no abandonó su profesión hasta los 70, cuando decidió dedicarse por entero al lienzo. Desde entonces, su arte respiró aquí y en el extranjero. Rodeada de misterio como su personalidad.

Cuentan los que lo conocían que no se sabía si hablaba en serio o en broma. Usaba un lenguaje propio como cuando se ponía a pintar y salían formas fantasiosas. Rebozadas de hiperrealismo y surrealismo.



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al pintor gallego Urbano Lugrís Vadillo (1942-2018). Hijo del gran pintor Urbano Lugrís González, estudió la carrera de Náutica, que comenzó a ejercer, al mismo tiempo que la pintura. Comenzó a exponer muy joven, en ciudades de Galicia, con gran éxito. Sus muestras se extendieron a Madrid y a Cataluña, donde goza de gran prestigio, y saltaron las fronteras españolas para ir a Europa y América.

Fuentes y Agradecimientos: fundacionmariajosejove.org, es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, elpais.com, elidealgallego.com, youtube.com, todocoleccion.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Ayer a las 13:27; editado 1 vez 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Urbano Lugrís Vadillo (1942-2018) 
 
El pintor gallego Urbano Lugrís Vadillo fallece a los 76 años en A Coruña

El hijo de Urbano Lugrís, que trabajó en la Marina, no se dedicó a la pintura hasta los 29 - "Era un artista de método con obras muy elaboradas", señalan galeristas coruñeses

 07_1545127327_652618

El pintor gallego Urbano Lugrís Vadillo falleció ayer a los 76 años en A Coruña tras sufrir una parada cardíaca. El hijo de uno de los grandes artistas del siglo XX en Galicia se encontraba ingresado en el Hospital San Rafael para realizarse unas pruebas ya que "hacía tiempo que se sentía mal, débil" cuando sufrió la parada, según informaba ayer el gerente de la galería coruñesa Artbys, Camilo Chas, quien define a Lugrís Vadillo como "una bellísima persona, muy implicado con su trabajo y un artista de método". Los restos mortales del pintor se encuentran en el tanatorio Servisa, donde hoy tendrá lugar una cremación a las 10.30 horas.

Pese a proceder de una familia de artistas y a que en sus libros del colegio ya se podían ver dibujos en los que plasmaba sus bocetos, Lugrís Vadillo no desarrolló su faceta de pintor hasta la edad adulta. Nacido en Vigo en 1942, se trasladó con solo ocho años para pasar su adolescencia entre A Coruña, Madrid y Castilla y León, tierra de origen de su madre. Hace años que se asentó en A Coruña y vivía en Mera junto a su mujer, Hortensia.

Fue tras trabajar por mares de medio mundo -ya que se formó para ser oficial de máquinas de la Marina Mercante- cuando comenzó a pintar y en 1962 recibió sus primeros galardones por su obra que le animaron a seguir y es en 1971, con 29 años, cuando decide dejar la marina para centrarse en su faceta artística, según indican en la biografía que incluye en su web la Fundación María José Jove ya que en su colección de arte cuentan con varias obras tanto de Lugrís Vadillo como de su padre.


 12_1545127148_367795

Varias personas en las exposición ´Urbano Lugrís, pai e fillo´ / Víctor Echave

Con un lenguaje propio que oscila entre el hiperrealismo y el surrealismo, desde la Fundación María José Jove reconocen que hay cierto misterio sobre su técnica pictórica "de la que siempre ha eludido explicar detalles". "Es un pintor de reconocido prestigio que desarrolla una pintura basada en la plasticidad de unas formas fantasiosas de minucioso dibujo", señala la entidad. Una idea que comparten quienes le conocieron y expusieron su obra. "Es un artista del método, muy implicado con su trabajo, un profesional", señala desde la galería Artbys, Camilo Chas, quien añade: "Sus obras cuentan con un gran detallismo, están muy trabajadas y elaboradas".

Precisamente esta galería coruñesa fue una de las últimas en exponer obra suya en la muestra Urbano Lugrís, fillo e pai que pudo verse hasta finales de noviembre y en la que convivían 35 piezas de diferentes etapas creativas tanto de Lugrís Vadillo como de su padre, Urbano Lugrís. "Tuvo una gran acogida y fue una de las exposiciones en las que mas gente hemos tenido", reconocían ayer desde Artbys.

"Además, entre sus últimas exposiciones en solitario están las que ofreció en la galería Xerión de A Coruña y en La Catedral, de Lugo", señalaba ayer José María Manzano, de la galería coruñesa Arte Manz, quien solo tienen palabras de alabanza para quien era su gran amigo. "Como persona era maravilloso y como artista tenía un estilo surrealista, maravilloso", resaltó.

Pese a que lo largo de su vida no tuvo buena relación con su padre, Lugrís Vadillo no dudó en visitar la exposición Lugrís, paredes soñadas que Afundación organizó en A Coruña entre marzo y septiembre del pasado año. Allí, quienes le conocían, aseguran que el pintor ahora fallecido se emocionó en varias ocasiones con la obra de su padre. "Le gustó mucho la restauración de la obra que realizó Abanca y pudo ver piezas, obras del padre que nunca había visto antes", recuerda el comisario de la exposición, Rubén Ventureira, quien asegura que uno de los momentos más emotivos fue al ver un cuadro que Lugrís dedicó a su madre. "Le dedicó una obra a su mujer que falleció de cáncer y Lugrís Vadillo no lo sabía y fue uno de los momentos de mayor emoción", señalaba ayer Ventureira.

Más allá de A Coruña, Lugrís Vadillo expuso en múltiples ciudades tanto de España como del extranjero.


laopinioncoruna.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario