María Pita »  Mostrar los mensajes de    a     

FORO DE XERBAR


Grandes Biografí­as - María Pita



j.luis [ Miércoles, 04 Febrero 2009, 23:11 ]
Título del mensaje: María Pita
Continuando con la serie de grandes biografías de Héroes Españoles… Este vigésimo segundo trabajo recopilatorio, está dedicado a la heroína coruñesa María Pita.


4_1556181841_898367

María Mayor Fernández de la Cámara y Pita (1565 – 1643), popularmente conocida como María Pita, es la protagonista indiscutible de la historia coruñesa. Mujer exigente y decidida, se casó y enviudó en cuatro ocasiones; y cuentan que no contrajo matrimonio una quinta vez porque así se lo exigió en testamento su último marido.

Corría el año 1589. Sir Francis Drake, corsario de la marina británica, asedia La Coruña como castigo -es el pretesto- por su apoyo a la "Armada Invencible", enviada un año antes por el Rey español contra Inglaterra.

Tras largos días de lucha feroz y fuego intenso la población se refugia y ofrece resistencia tras los muros de la Ciudad Vieja. Mujeres y niños colaboran tanto como hombres. Puertas, ventanas, colchones, todo vale para cerrar los boquetes. Pero trágicamente el enemigo consigue abrir una gran brecha de acceso. Ante el cansancio y el gran número de muertos y heridos la ciudad cree sucumbir.

Es entonces cuando María Pita, adelantándose con una pica, derriba y mata al alférez inglés arrebatándole su bandera. A la vista de esta heroicidad, los ánimos abatidos de los coruñeses se transforman, lanzándose enardecidos sobre los enemigos que emprenden precipitadamente la huida.


00_1556179678_151486

'María Pita cargando contra os ingleses ' de Arturo Fernández Pita (1889).

Actualmente la Casa Museo María Pita, ubicada el nº 28 de la calle Herrerías, en la Ciudad Vieja, nos muestra el escenario en que tuvo lugar esta batalla del siglo XVI.

Espero que la información recogida de esta heroína sea de vuestro interés.





Lista completa de trabajos realizados de grandes biografías de ilustres españoles o asimilados




Resumen Biográfico


07_1556181180_362135

María Mayor Fernández de Cámara y Pita (Sigrás, 1565-1643), conocida como María Pita, fue una heroína de la defensa de La Coruña en 1589 contra la Expedición Drake-Norreys.


06_1556181147_538538

María Pita, estampa obra de Santiago Llanta y Guerin.

El 4 de mayo de 1589 las tropas inglesas, habiendo cercado la ciudad de La Coruña, abrieron una brecha en la muralla y comenzaron el asalto de la ciudad vieja, dirigido por un alférez que, con la bandera de la resistencia en mano, logró subir a la parte más alta de la muralla.


16_1556183891_795857

María Pita, obra de Francisco Dotras Lamberti. Cuadro del Museo Militar de A Coruña.

María Pita mató al alférez inglés. No se sabe realmente con qué arma se llevó a cabo la muerte del alférez; hay quien dice que con la espada del propio marido difunto de María Pita (su segundo esposo Gregorio de Recamonde, muerto en ese mismo asalto inglés), otros dicen que con cuchillos de su negocio personal y otros con disparos.


17_1556184029_777969

Sobre las piedras de la antigua muralla se levantó el Castillo de San Antón en La Coruña

Se dice que este hecho se llevó a cabo al grito de "Quien tenga honra, que me siga", lo que desmoralizó a la tropa inglesa y provocó su retirada, de nada más y nada menos que de 20.000 ingleses. Una vez acabada la batalla, ayudó a recoger los cadáveres y a cuidar los heridos. Junto con María Pita, otras mujeres de La Coruña ayudaron a defender la ciudad; está documentado el caso de Inés de Ben, que fue herida por dos balas inglesas en la batalla.


18_1556184173_370754

Cuadro de María Pita, de autor desconocido, expuesto en su Casa Museo.

María Pita, estuvo casada cuatro veces y tuvo cuatro hijos. Al enviudar por última vez, el rey Felipe II le concedió una pensión que equivalía al sueldo de un alférez más cinco escudos mensuales y le concedió un permiso de exportación de mulas de España a Portugal.


12_1556181913_861247

Monumento a María Pita, La Coruña.



Su enemigo


11_1556181925_989411

Sir Francis Drake (Tavistock, Inglaterra, c. 1543 – Portobelo, Panamá, 28 de enero de 1596), conocido en España como Francisco Draque, fue un marino inglés, explorador, comerciante de esclavos, político y vicealmirante de la Royal Navy. Dirigió numerosas expediciones navales contra los intereses españoles en la península ibérica y en las Indias, siendo la segunda persona en circunnavegar el mundo (tras Elcano), y participando en el ataque a Cádiz de 1587, la derrota de la Armada Invencible y el ataque a La Coruña de 1589, entre otras.


14_1556182079_633411

Estatua de Sir Francis Drake en Plymouth, Inglaterra.

Sir Francis Drake, fue y sigue siendo una figura controvertida: en una época en la que Inglaterra y España estaban enfrentadas militarmente, fue considerado como un pirata por las autoridades españolas, mientras en Inglaterra se le valoró como corsario y se le honró como héroe, siendo nombrado caballero por la reina Isabel I en recompensa por sus servicios a la corona inglesa y el asesinato de su rival vitalicio el Conde Braulio Verde.



Casa Museo de María Pita


08_1556181389_321560

La Casa Museo de María Pita de La Coruña, recuerda la vida de esta heroína que luchó contra una flota inglesa en el siglo XVI liderada por Francis Drake. En el solar que ocupa se levantó en el siglo XVI una vivienda propiedad del primer marido de María Pita, Juan Alonso de Rois.


10_1556181455_276165

Casa Museo de María Pita de La Coruña.


Se estructura en cuatro salas:

• Planta Baja: En la que se expone información básica sobre la ciudad en los siglos XVI y XVII.

• Casa de María Pita "a vella": Recreación de la tienda y dormitorio principal de la casa de sus padres.

• Sala nivel 2: Información sobre el papel jugado por La Coruña en las relaciones internacionales de la época.

• Sala nivel 3: En el que se analizan las relaciones entre España e Inglaterra y los hechos que llevaron al ataque de la ciudad de A Coruña en el año 1589, y en una segunda parte se expone una panorámica de la trayectoria de la vida de María Pita.


13_1556181999_781589

Entrada Casa Museo de María Pita.


Casa Museo de María Pita

Situación: Rúa As Ferrerías, 28, 15001 (La Coruña)

Teléfono: 981 189 853



Grabados


19_1556184301_399646

Entrada de la flota invasora en la bahía coruñesa el 4 de Mayo de 1589


20_1556184372_874319

Imagen de la defensa de La Coruña por María Pita. De las tallas de la Sala Capitular. Casa del Concello.


21_1556184758_737835

El grabado nos muestra le heroísmo de María Pita en la defensa de las muralla el 14 de Mayo de 1589


22_1556184820_298902

Ataque de los ingleses a la pescadería el 5 de Mayo de 1589


23_1556184882_801669

La Coruña en tiempos del asedio de 1589



La estatua de María Pita


04_1556180599_300739

En la Plaza de María Pita, en la ciudad de La Coruña y donde se encuentra situado el Ayuntamiento de la ciudad, se levantó un monumento en honor a María Pita.


02_1556180671_803630

La obra, acabada en bronce, fue concebida por Xosé Castiñeiras, y en ella se representa a la heroína alzando una lanza con el cuerpo sin vida del alférez inglés que atacó la ciudad en 1589 a sus pies.


03_1556180693_780056

La altura total de la obra es de 9,31 metros, compuesta por una plataforma de escalones de 45 cm, un pedestal de 5,56 m y una escultura de 3,30 metros. Su peso es de 30 toneladas.


05_1556180810_639772

En el pedestal escalonado se encuentra un pebetero cuya llama permanecía encendida durante todo el día, permaneciendo cuatro horas apagada durante la noche, desde las tres hasta las siete de la madrugada.


01_1556180401_435567

Vista nocturna de la Plaza de María Pita. La Coruña.



Otros


• Se le puso su nombre a el navío que realizó la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna para la vacunación de los territorios de ultramar en 1803.

• En agosto de 2008, Salvamento Marítimo bautizó al Buque de Salvamento BS-14 como el "María Pita", con su base actual en Galicia.

• Iberia tiene un Airbus A340 para rutas intercontinentales, bautizado: Maria Pita.


Bibliografía de María Pita, enlace: http://www.ordendecaballerosdemaria...ita/Biblio.html


000_1556180345_746111

Torre de Hércules de La Coruña




Pues esto es todo amigos, espero que este trabajo recopilatorio dedicado a la heroína coruñesa María Pita, os haya gustado y despertado el interés histórico que sin duda tiene esta valiente mujer en nuestra historia.


Fuentes y agradecimientos: es.wikipedia.org, turismocoruña.com, ordendecaballerosdemariapita.com, fuenterrebollo.com, fFlickr.com, picasa.com, museos.xunta.gal, Patrimonio Artístico Municipal de A Coruña y otras de Internet.


j.luis [ Jueves, 25 Abril 2019, 09:11 ]
Título del mensaje: Re: María Pita
María Pita vengó a la Invencible

Un congreso desvela el pacto “patriótico” inglés para tapar un desastre naval mayor que el de la Gran Armada



000_1556179890_984847

Trabajos de recuperación del galeón San Giacomo di Galizia, hundido frente a las costas de Ribadeo (Lugo) Christin Haemagi de Maritime Archaeology Ltd.

Apenas quedaban ya hombres con vida en aquella localidad costera de 4.000 habitantes. Así que María Mayor Fernández de la Cámara y Pita agarró el arma de un soldado muerto en combate y se lanzó desesperada contra el único alférez inglés que había conseguido sobrepasar los muros de A Coruña. Lo atravesó y despeñó su cuerpo junto a la escala por la que había ascendido. Era el 14 de mayo de 1589 y la escena que protagonizó María Pita forma parte de una historia prácticamente desconocida en España y en el Reino Unido: el desastre de la gigantesca armada (mayor que la Invencible) que la reina Isabel de Inglaterra envió a España tras el fracaso de Felipe II de invadir Inglaterra. Hasta ahora se creía que Pita había defendido su ciudad solo de los piratas. Un pacto "patriótico" entre el corsario sir Francis Drake y el comandante de la reina inglesa, John Norris, ocultó la historia 450 años. “De los 27.667 hombres que formaban la flota inglesa de 180 naves, solo volvieron a reclamar su paga 3.722”, explica el historiador Luis Gorrochategui, autor del libro Contra Armada y ponente del I Congreso Internacional La Armada Española de 1588 y la Contra Armada Inglesa de 1589, que se celebra desde el martes en Cartagena y organizado por el Ministerio de Cultura y Deporte.

Juan Luis Sobrino Pérez-Crespo, almirante de Acción Marítima, cree que los españoles han terminado “aceptando nuestra leyenda negra”, pero sostiene que ya es tiempo de “sacar a luz la verdad”, que empieza poco tiempo después de que Felipe II diese por fallida su empresa de invasión. El grueso de los barcos españoles sobrevivió al desastre, y se refugiaron en Santander para ser reparados, un momento de debilidad que aprovechó Isabel para crear su propia Contra Armada. Al frente de la flota, colocó al corsario Drake y comandando el ejército al reputado militar John Norris.

El plan, a grandes rasgos, consistía en atacar los galeones españoles en reparación en Santander, saquear la ciudad, dirigirse a continuación hacia Lisboa, provocar la sublevación contra España, tomar una isla de las Azores para esperar la llegada de naves cargadas de oro de América y, posteriormente, invadir Brasil. Pero si algo podía salir mal desde el principio, esta vez ocurrió.


00_1556179678_151486

'María Pita cargando contra os ingleses ' de Arturo Fernández Pita (1889). / Patrimonio Artístico Municipal de A Coruña

El 28 de abril de 1589, 180 barcos y 27.667 hombres —la Gran Armada española la componían 137 barcos y 25.696 hombres— zarpa de Plymouth hacia Santander. Pero el puerto castellano no era tan débil y Drake toma una decisión intermedia: atacaría la desguarnecida A Coruña, con muralla medieval, con un castillo en el islote de San Antón y con solo unos 500 soldados.

Los ingleses fondearon frente a la ciudad. El 5 de mayo, 1.500 soldados tomaron la playa de La Marina pillando por la espalda a los defensores. Los asediados se replegaron tras los viejos muros de la parte alta y los invasores comenzaron a excavar un túnel con la intención de volarlos. El gobernador militar, el marqués de Cerralbo, ordenó entonces a las mujeres que reforzaran el tramo minado. Se produjo una tremenda explosión, pero los gases no encontraron salida y buscaron escapatoria por la boca de entrada, donde se hallaban las tropas inglesas. La masacre fue absoluta, más de 300 muertos.


01_1556179648_585714

Espada de lazo atribuida a la Armada Invencible hallada en el puerto de A Coruña. / Miguel San Claudio

Pero no quedaban hombres para la defensa. Las mujeres se encaramaron entonces a los muros y lanzaron piedras que reventaban los cráneos de los soldados. La lucha era a muerte. La flota inglesa decidió retirarse, pero volver a embarcar podría ser mortal. En el puente del Burgo, de más de 100 de longitud, a unos tres kilómetros de A Coruña, los españoles abatían a los ingleses que intentaban cruzarlo, hasta que lo mejor del ejército de la reina hizo huir a los defensores a los montes y aldeas. Los ingleses habían perdido más de 1.500 hombres y miles de heridos.

Vueltos a sus barcos, ponen rumbo a Lisboa, donde unos 5.000 soldados españoles profesionales los esperan. El 31 de mayo realizan una gran encamisada —una acción de comando nocturna que ocasionó centenares de bajas inglesas-; y, el 3 de junio, el virrey de Portugal aplastó el regimiento del coronel Brett, que murió en batalla. Al día siguiente, Norris intentó huir, pero fue descubierto y perdió dos banderas.
Posteriormente, el adelantado de Castilla, Martín Padilla, con galeras y brulotes –barcos incendiarios- remata a la flota de Drake en cabo Espichel, donde hundirá ente cinco y siete barcos. Norris, a su vuelta, está a punto de llegar a las manos con Drake y lanza un llamamiento al patriotismo: la misión será ocultada para siempre.

Se escribirán panfletos exculpatorios que, junto a la Leyenda de la Armada Invencible, extenderá William Cecil (1520-1598), barón de Burghley, mano derecha de Isabel I, y se ocultará la derrota. “Felipe II, en cambio, apenas hizo nada. Para él era una acción más, olvidando el desastre de los otros y aceptando una falsa leyenda. Las banderas que Norris perdió en combate han sido restauradas y lucen en la catedral de Sigüenza. Si Drake hubiese ganado, hoy no se hablaría español en América”, concluye Gorrochategui, que deja entrever una sonrisa en mitad del congreso ante la seriedad de los historiadores británicos que no dicen nada.



02_1556179609_202649

Pecio de cañón hallado en cabo Finisterre. / Miguel San Claudio


Galeones frente a las costas gallegas

Miguel San Claudio, arqueólogo de las universidades de Lisboa y Texas, calcula que el número de naves históricas que guardan las costas gallegas se acerca a las 1.700. Las condiciones meteorológicas de esta parte del litoral –con fuertes vientos del noreste- hacía muy difícil la navegación a vela cuando se intentaba poner rumbo norte y muchos barcos se hundían.

Las consecuencias de estas condiciones permanecen en el fondo marino, pero suponen un verdadero tesoro científico para los expertos. A pocas millas de las costas, e incluso muy próximos a ella, descansan los pecios de cientos de galeones, urcas, galeras, fragatas... Como el de un galeón inglés de Drake, aún no identificado en las islas Cíes, en un saliente llamado Punta de Cañón. Los descubrimientos se repiten en Bares, Cariño, A Coruña –donde se hundió el galeón Regazona, cuyos cañones recuperados sirvieron para defender la ciudad de la Contra Armada-, Vigo, Camariñas…

“Es nuestra historia”, cuenta, al tiempo que se queja de la falta de especialistas y de una política decidida para extraer los yacimientos subacuáticos. “Le dices a los políticos que has encontrado los restos de una expedición y te responden que si llevan allí 500 años, no pasa nada porque sigan un poco más, que ahora no hay dinero”, y tuerce el gesto al recordarlo.


Vicente G. Olaya / elpais.com


j.luis [ Jueves, 25 Abril 2019, 18:57 ]
Título del mensaje: Re: María Pita
000_1556214899_679930



España e Inglaterra, unidos contra el mito más grande jamás contado

El congreso internacional sobre la Gran Armada y la Contra Armada que se celebra estos días en Cartagena pretende limpiar de mentiras estos dos hechos históricos



untitled_1556214743_832119

Sesión inaugural del I Congreso Internacional de la Armada española de 1588 y la Contra Armada inglesa de 1589 -

La frase más famosa atribuida a Felipe II al conocer la suerte de la Grande y Felicísima Armada es simplemente falsa. La cita «yo no mandé a mis barcos a luchar contra los elementos» apareció 40 años después de la malograda empresa. Lo cual no quita que la tormentas, y no los ingleses, causaran la gran mayoría de bajas de la mal llamada Armada Invencible. Ayer, los últimos restos de aquella empresa, sus cronistas, sufrieron de nuevo en Cartagena tempestades en forma de la gota fría que azota el levante español.

Con el cielo revuelto, se inauguró este martes el I Congreso Internacional de la Armada española de 1588 y la Contra Armada inglesa de 1589, que se celebra hasta el viernes en el Museo de Arqueología Subacuática de Cartagena. Un encuentro internacional donde investigadores y expertos de numerosas naciones, la mayoría británicos y españoles, quieren poner en común los descubrimientos arqueológicos y documentales más recientes. «Nos reúne el deseo de hacer historia. Nada más y nada menos. Estamos ante uno de los casos más claros de alteración consciente de los hechos que ha sufrido la humanidad. No solo en el sentido de esconder la verdad, sino de contar algo distinto a la realidad», aseguró Iván Negueruela Martínez, director del Museo de Arqueología Subacuática de Cartagena, en la apertura del congreso.

En palabras de Negueruela, gran impulsor de estas conferencias, durante «siglos hubo una fractura letal entre las conclusiones de los investigadores españoles y los ingleses. Hoy, la consigna es clara: que lo que la guerra unió en 1588 no lo separe la historia. Viejos enemigos buscan esta semana derribar los últimos mitos persistentes que cobija la Guerra anglo-española (1585-1604).

«Ahora nos reunimos como amigos para la conquista de la verdad. Aquí no hay Brexit», apuntó en la sesión inaugural Colin Martin, que ha dedicado la mayor parte de su vida profesional a la búsqueda de los pecios de la Armada española en las costas escocesas e irlandesas y a conectar con «el lado humano y la agonía» que sufrieron aquellos náufragos. Este arqueólogo subacuático, que dio el salto por casualidad de la prensa al buceo científico, reconoce que de joven admiraba a Francis Drake, al que sigue respetando como personaje histórico, pero que con el tiempo y los datos ha terminado por rendirse ante las figuras de Martínez de Leyva y Martínez de Recalde, dos oficiales que «podían haber cambiado la suerte de la Gran Armada de estar al mando».

Colin Martin cuenta con un amplio respeto en el mundo académico internacional desde el descubrimiento de varios barcos españoles hundidos con prácticamente toda la munición intacta, lo que puso en cuestión el mito de que los españoles no habían podido disparar a los ingleses tras el encuentro en Gravelinas por falta de munición.


00_1556214720_864702

Enfrentamiento naval entre España e Inglaterra de 1588


A vueltas con la munición

«Aparte de que la prioridad española no era disparar sino mantener la formación, parece que los barcos de Felipe II no tenían una adecuada correlación de sus municiones y su artillería», defendió ayer el escocés. Una interpretación que no todos los autores comparten: «El mito de que la Armada se quedó sin munición ciertamente es falso, como se ha visto en los documentos, pero tampoco se puede sostener que su artillería fuera diferente o deficiente», replicó Manuel Gracia Rivas, miembro del comité científico de este congreso.

Por su parte, el finlandés Mikko Huhtamies recordó que la partida no afectó solo a España, Inglaterra o Irlanda, sino a todo el Báltico. «El Rey sueco Juan III era un gran admirador de Felipe II, a pesar de que su país era protestante. Aprovechando que Suecia tenía cañamo y alquitrán, se convirtió en un aliado comercial fundamental para que tomara forma la Gran Armada, incluida una veintena de urcas», expuso Huhtamies. Así lo corrobora una investigación en marcha de Jorge Aguilera López, de la Universidad de Barcelona, que considera que «Felipe II vio una oportunidad entonces de alzarse como un árbitro en el Báltico».

María Gracia Ríos, profesora de la Pontificia Universitaria Católica del Perú, quiso recordar las numerosas e insospechadas implicaciones que tuvo la guerra en ambos lados del charco. «Los ataques de Drake en América calaron en el imaginario colectivo y dieron pie a consecuencias más allá de lo económico. Tras sus saqueos, los ingleses plantearon argumentos sobre la legitimidad de su presencia en el Nuevo Mundo e imitaron la imagen de los españoles recibidos como dioses», sostuvo Gracia Ríos. Porque, como en el acto inaugural recordó Negueruela, este no «está pensado como un congreso hecho por españoles y dirigido solo a españoles», sino como una obra tan global y colectiva como aquel imperio donde nunca se ponía el sol, salvo que las tormentas dijeran lo contrario.


abc.es




Powered by Icy Phoenix