Partidos De Liga 2018-19 »  Mostrar los mensajes de    a     

FORO DE XERBAR


Atl. Madrid - Partidos De Liga 2018-19



j.luis [ Lunes, 20 Agosto 2018, 22:49 ]
Título del mensaje: Partidos De Liga 2018-19
1° Jornada / VALENCIA, 1 - ATLÉTICO, 1

TABLAS EN MESTALLA

Por lo leído en Internet ha sido un buen partido, de poder a poder. En la primera parte marcó Correa a pase de Griezmam. También Costa tuvo dos buenas ocasiones y el Atleti perdonó. Ya en la segunda parte apretó más el Valencia y marcó Rodrigo en un fallo clamoroso en el cruce de Godín. Hubo ocasiones por los dos equipos y al final el Atleti sacó un punto ante un gran Valencia que por lo leído, ha mostrado un gran potencial y está temporada estará muy arriba.

Quizá los atléticos esperábamos empezar mejor, pero habrá que conformarse. A ver si al final se queda Filipe Luis, sería una baja muy importante.




Desde la playa... saludos.


j.luis [ Domingo, 26 Agosto 2018, 12:24 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
2ª Jornada / ATLÉTICO, 1 - RAYO VALLECANO, 0


'Obi Oblak' en el Metropolitano

Un gol del francés a la salida de un córner y las intervenciones de Oblak dan el triunfo a un Atlético muy gris.

El Rayo, sólido y valiente, fue mejor: sólo le faltó subirlo al marcador.




00_1535282282_727879

Celebración de Griezmann del único gol del partido.

Noventa y siete días después de aquel momento, el susurro de Godín a la grada, “Se queda”, por Griezmann, que no se sabía, el francés sacaba la pierna para enviar a la red un balón que había cabeceado antes Savic y hacer el Fornite, su celebración de gol, precisamente ahí, ante aquellos por cuyos pitos lloró. Es agosto y sigue; con una Copa del Mundo en el bolsillo y como siempre: resolviendo con sus goles los partidos que se atragantan. Porque lo hizo mucho, muchísimo, un Rayo sin Raúl de Tomás pero con Álvaro García y una defensa fortificada tras el tortazo ante el Sevilla. Sólo le faltó terminar de creérselo.

Porque salió mejor, en todas las líneas ante un Atleti con la opinión de Simeone sobre el Caso Filipe dispuesta sobre la hierba: Lucas titular. Como Rodrigo en lugar de Koke. Pronto aquella jugada del principio fue un espejismo: un saque de córner que el Atlético convirtió en un bombardeo, tres disparos, que achicó la defensa del Rayo. Éste ya miraba al Atleti con el mentón levantado. Embarba era un quebradero para Godín, para Savic, allá donde pisaba. Casi sorprende a Oblak con un centro que se envenenó. Su valentía tiraba del equipo. Tenía el control y la soltura. Cada ataque del Rayo iba por el mismo camino, la banda de Lucas, Godín, autopista hacia Oblak.

El Atleti se vio superado en su casa y sobre su césped, al que el verano le ha sentado horrible. Costa se las tenía con Advíncula y Simeone corregía a Saúl. El Atleti, sin fútbol, eran chispazos de Lemar y Correa que no llegaban a ningún lugar, no podían: no recibían apenas balones. El centro del campo del Rayo se había comido a Rodrigo. Míchel, iba y venía en su banquillo, inquieto, aunque podría haber viajado al Metropolitano sin portero. Su único peligro habían sido aquellos tres disparos, ya tan lejos, y una mano al borde del área que no castigaron ni el árbitro ni el VAR. Eso y ya. El Rayo había estudiado hasta el balón parado: lo que fue un libre directo de Grizi casi es susto del Cholo, porque Advíncula leyó, robó y montó la contra.

El break para el agua dejó las palabras del Cholo (“arriba, arriba”) y un hombre en la enfermería: Juanfran, molestias musculares. Sin calentar, salía Thomas. Mientras los médicos se precipitaban sobre una pierna en el banquillo, Alberto se hacía un Oblak. Primero para sacarle un balón a Lemar y después a Correa, en fuera de juego. El Rayo seguía bien plantado en el Metropolitano. Mejor que su césped, donde los futbolistas parecían bolos de tanto caerse. Al filo del descanso el campo vivía su primer VAR para revisar una mano de Trejo. Fue bíceps, involuntario, no penalti. Una jugada, poco antes, le hacía la foto a la primera parte del Atleti: se escurría Oblak, Godín pasaba a destiempo, el Rayo casi aprovechaba. El SuperAtleti 2018-19 se presentaba ante su afición con la intensidad de un peluche.

Mejor Atleti, regreso a lo de antes

El descanso devolvió otro Atleti. Como si en la caseta Simeone hubiera repartido cholinas y café. Más intenso, más vertical, pudo confirmarlo Costa pero no llegó por un palmo a un centro de Lemar. Su dominio volvería a ser espejismo. El Rayo no tardó en volver a mandar, con juego por las bandas y paredes mientras en el Metropolitano se escuchaba algún silbido de desconcierto. Los apagó Griezmann, con su gol al saque de un córner. No al Rayo, sin embargo. Los cambios de Míchel, mejor Pozo, encajonaron al Atleti que buscó su otro refugio de siempre, los guantes de Oblak. Lo intentaron Advíncula, Pozo, en un final tantas veces visto en la historia rojiblanca, que nada sabe de cuánto cuestan las plantillas: abrazado a un desfibrilador, por si acaso.

La última y más peligrosa se la sacó a Sergio Moreno, que disparó a bocajarro. Aún se escuchaba el Obi Oblak en el Metropolitano cuando el árbitro pitó el final y la grada soltaba el desfibrilador con un suspiro: “Menos mal que no estaba RdT”. Eso.


Simeone: "Salió Griezmann y no pudimos hacer más transiciones"

El entrenador del Atlético valoró el buen partido del Rayo, el mal final de los suyos y elogió al 7, pese a que no está en su mejor forma.


Míchel: "Hay que demostrar las cosas que hacemos bien con resultados"

El técnico franjirrojo se mostró satisfecho con el juego de su equipo, pero lamentó “llevar cero puntos en dos jornadas”. “Esta es la línea a seguir”, admitió el vallecano.


Griezmann: "Mi sueño en el Atleti es seguir ganando títulos"

"Vamos a intentar ganar todos los partidos que tenemos, al final se verá donde podemos llegar. Estoy muy feliz y orgulloso de estar aquí, dijo.


Juanfran sufre una lesión muscular en el muslo izquierdo

El lateral del Atlético tuvo que ser sustituido a los 36 minutos de partido por Thomas Partey. Su dolencia queda pendiente de evolución.


Gritos de "Filipe quédate" a la salida del Wanda Metropolitano

En Alemania ven a Bernat en París; Filipe, más cerca de seguir. El jugador del Bayern subió una imagen a las redes sociales en un avión. Su fichaje por el PSG podría cerrarse en torno a los 14 millones fijos más tres en variables.


01_1535283058_965881

Los jugadores franceses del Atlético de Madrid (Antoine Griezmann, Lucas Hernández y Thomas Lemar) con la copa de Campeones del Mundo conseguida con la selección francesa en el pasado mundial de Rusia.


as.com





Empezaré diciendo que lo mejor fueron los tres puntos. Por que el juego del Atletti no estuvo a la altura de lo esperado, en contra el Rayo dio muy buena imagen, poniendo en aprietos a los locales varias veces. Solo el gol de calidad de Griezmann llegó a la red y gracias una vez más: Oblak salvó el partido con dos paradones que eran gol en los minutos finales cuando el equipo vallecano acosaba la zaga atlética constantemente. Francamente el Rayo mereció más.


xerbar [ Domingo, 26 Agosto 2018, 17:05 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
El 1-0 el Atlético es el que mejor lo maneja de muchos equipos pero es cierto que tiene su riesgo. Lo importante son los 3 puntos.

Un Saludo.


j.luis [ Domingo, 02 Septiembre 2018, 10:52 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
3ª Jornada / CELTA, 2 - ATLÉTICO, 0


Resbalón y repaso

Una caída de Godín precipitó la derrota de un Atleti horrible. Dominó el Celta, marcaron Maxi Gómez y Aspas. Los seis fichajes rojiblancos empezaron en el banco. Savic, expulsado.


13_1535882401_760598

Maxi Gómez bate a Oblak en el 1-0

Los focos que al final del partido sólo buscaban la cara desencajada del Cholo, al principio, antes de que el balón rodara, encontraban la foto a su espalda: todos los fichajes estaban en el banco. Los seis. Adán, Arias, Rodrigo, Lemar, Gelson y Kalinic más Lucas. 116,5 millones y un campeón del mundo sentados. Cuando el balón rodó, todos los ojos persiguieron a Savic, reconvertido a lateral derecho. Giménez era pareja de Godín mientras que, en la izquierda, Filipe se ajustaba la cinta del pelo. Es septiembre y se queda, titular para llenar la hierba de esos pases que sólo él ve e inician jugadas.

Mohamed y Simeone ya eran rivales, los dos aprendices del mismo librillo: el partido era un enfrentamiento de pizarras, con pocos espacios. No pasaba mucho en Balaídos, más allá del tiempo, pero era el Celta quien anunciaba taquicardias, con sus transiciones rapidísimas: sacaba Sergio de puerta, conducía Pione, Maxi recibía y buscaba a Aspas que, en un parpadeo, se plantaba ante Oblak. En esos primeros acechos, el remate con más peligro lo desviaría un obús: la cabeza de Giménez, lanzado en plancha para evitar el chut.

El Atleti tenía el balón en un sobar inútil y Costa y Cabral desempolvaban piques mientras el experimento Savic iba a medias. Sí en defensa, cero en ataque. Simeone no tenía derecha, Saúl andaba desacertado por dentro y Koke y Correa, desconectados por las bandas. El Celta se acomodaba en el juego y en el campo, fiado a su ramillete de taquicardias, como si a Mohamed por un momento se le hubiese olvidado que así son los partidos del Cholo: cuando más despreocupado andas, zas, te roba el balón, el partido y la cartera.

Pero ayer no salió. Y eso que Lobotka puso de su parte: le regaló a Costa un balón que no fue gol de Griezmann por milímetros. Despertaría el Atleti con eso y el trago de agua del break. Ahora dominaría de verdad. Eran los mismos jugando el partido de siempre y comenzaban a apretar, con ocasiones y ganas de red. Se estiraba sobre las diagonales de Correa, el músculo de Thomas y que todos los rechaces terminaban en Saúl. Del Celta ya no habría más noticias en el área de Oblak. De momento. Sería Simeone quien se confió demasiado, apoyado en su método binario.

El riego del descanso le dio una carta a Mohamed con la que no contaba y que cambiaría el partido al regresar de la caseta: Godín resbaló ante un pase atrás, fácil, de Filipe y Maxi Gómez sí que no desaprovechó el regalo. Se fue solo hacia Oblak y le batió. Primer golpe del Celta. El segundo lo firmó Aspas cuando el Atleti aún no se había levantado del anterior, colándose entre Giménez y Savic como si fuese amigo. Cabezazo, 2-0 y cuenta pendiente saldada: al fin un gol suyo al Atleti. Justo después Simeone se decidió a sacar los millones del banco.

11_1535880987_538854

El hundimiento

Debutaría Kalinic, entraría Lemar, el dibujo varió: Griezmann a la derecha, Koke-Saúl al centro. Pero el Atleti seguiría noqueado, tendido en la lona. El tercer cambio del Cholo sólo empeoraría el cuadro. Porque entró Arias, otro debut, quizá 70’ tarde, y salió Giménez y no Savic, su lateral derecho en el día y con amarilla. Ley de Murphy: en la jugada siguiente vería la segunda y a la ducha mientras Cabral hacía el 3-0 ante un Oblak convertido en un simple portero normal. Lo bajaría el VAR del marcador, estaba en fuera de juego, el césped lo siguió llenando el Celta, mandaban todo sus pivotes.

Defendía Beltrán, se liberaba Lobotka, bailaba Balaídos ante un Atleti tocado y hundido en ese agua caída al descanso. Si en 90’ no había sido capaz de rematar una vez a puerta, después tampoco. Los siete de añadido, más allá de que el VAR no vio penalti en una caída de Kalinic y que Boufal cortó un último traje, fueron un alargar la agonía de un equipo desvencijado y muerto. Minutos de nada, larguísimos. Tanto como los quince días de parón que ahora se presentan por delante.

as.com






Derrota sin paliativos. Vi la primera parte donde dominó el Atleti y desaprovechó varias oportunidades de gol. Salí de casa y escuché los 10 primeros minutos de la segunda parte en la radio del coche... no me lo podía creer, pero sí, nada más salir resbaló Godín y le dejó en bandeja a Maxi Gómez el gol. Seis minutos después: Aspas dio la puntilla y a partir de ahí Simeone empezó a recolocar el equipo y hacer cambios que no resultaron. El celta fue mucho mejor y nos dio un baño de humildad como la calificación demuestra. Todo el equipo estuvo muy mal y el peor Simeone, que con el banquillo millonario que tiene no lo supo aprovechar.




Muy bien por el Celta y su entrenador, éste mandó regar el campo en el descanso lo que propinó el primer fallo de Godín y los nervios del equipo visitante que sería la tónica del partido.




Espero que esto le sirva al Atlético y su entrenador de lección, pero muy mal empezamos en la liga.


xerbar [ Domingo, 02 Septiembre 2018, 15:24 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
Derrota sorprendente ante un Atlético que no tuvo su día, de todas formas esto no a hecho más que comenzar.

Un Saludo.


j.luis [ Sábado, 15 Septiembre 2018, 15:02 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
4ª Jornada / ATLÉTICO 1 - EIBAR 1


Un muro, un niño y un lío


Garcés evitó desastre mayor al empatar en el descuento el gol de Enrich.

Dmitrovic fue el héroe del Eibar, que tiró dos veces al larguero. Godín también topó con la madera.



07_1537020669_432186

Dmitrovic detiene un remate de Griezmann. SERGIO PEREZ REUTERS

Fue en el último segundo del partido cuando apareció el niño. El árbitro ya tenía el silbato en la boca, perdía el Atleti, había marcado Enrich, era el final, era un lío. Entonces, apareció él, Borja, chaval de cantera para vestirse de Torres y sacar la derecha y devolver la respiración a su equipo, que boqueaba en el área. El Metropolitano se frotaba los ojos con el corazón tamborileando en el pecho. Pum, pum, pum, los nervios habían sido comezón. Tres palos, dos del Eibar y uno del Atleti que se había chocado una y otra vez con un muro, Dmitrovic. Así hasta diez veces, así hasta el disparo de Borja.

Se habían ido llenando pronto de mañana los alrededores del Metropolitano, ya casa 364 días después, con muchos cruzando los dedos. La necesidad de ganar, tras aquí el Rayo, tras allá Balaídos, llenaba las bocas. Pero no había comenzado el partido y los del Cholo ya eran sólo 15. Un dolor abdominal había llevado a Lucas al hospital para hacer titular a Godín, que tardó en entrar, como su equipo. Porque el Atleti, dibujado 4-3-3, trató de dominar en los primeros minutos, poniéndole grilletes a la salida de balón del Eibar, cegando a Sergio Álvarez, con presión alta, pero sería el Eibar quien primero dejara una muesca en la portería contraria. Sería un disparo de Cote que se estampó en el larguero para que temblaran los cimientos del propio Metropolitano. No terminaba de encontrarse el Atleti, nervioso, con pérdidas de Giménez, pérdidas de Godín, pérdidas de Lemar y el territorio de Dmitrovic hierba virgen por mucho que la orden del hombre de negro en el banquillo fuera clara: balones a Costa.


08_1537019533_122802

La impotencia y desesperación de diego Costa.

Quien primero la pisó fue Griezmann, sin embargo. Dmitrovic saludaba al partido, sería su hombre. Condujo en el área el francés para un mano a mano bajo el sol. Remató con la zurda, se topó con la pierna del portero. Ya cada equipo tenía una muesca en el área contraria. El partido, sin embargo, seguía allá donde Mendilibar quería, cerrando espacios y ahogando al Atleti y a Lemar, incapaces de trenzar un jugada en estático. Le mostraría el camino el Atleti, a balón parado, antigua ganzúa ante partidos atragantados. Pero ahí volvería a aparecer Dmitrovic, para defender su red con uñas, dientes y guantes. Primero ante Saúl, y una barbaridad de cabezazo picado, después ante Griezmann y su remate a bocajarro, un poco más tarde, ante Godín.

Eran minutos rojiblancos, empujado por un Lemar desatado y las recuperaciones de Rodrigo al centro, pero adonde no llegaba Dmitrovic lo hacía Arbilla. Lo hizo ante Griezmann, lo hizo ante Costa, que le dejó de regalo un empujoncito marca de la casa. Al Atleti ya sólo le sobraba Dmitrovic. La hierba virgen ahora era la que estaba a los pies de Oblak. Mendilibar había dejado a Enrich en el banco y, ni Jordán ni Charles, eran capaces. Simeone, mientras, echaba de menos la sorpresa entre líneas, un creador de espacios, a Ángel Correa, desatascador argentino o Señor Lobo.

Salió el Atleti de la caseta como un relámpago. Tenía 45 menos y todo lo que no fuera ganar ese partido era un desastre. Quemaría en los cuatro primeros minutos. Pero Costa dos veces, Griezmann y Godín volvieron a toparse con ese gigante: Dmitrovic. Una vez se despistó, pero Koke no logró rematar solo ante portería vacía. Quince minutos después, Simeone había sacado a su Señor Lobo al partido: Correa dentro por un Lemar incapaz, que acababa de propiciar un ataque del Eibar. Los brazos del Cholo ya eran molinillo, pidiendo voz pero Filipe seguía cegado, mal, mal; Koke lento; el Atleti superado. Giménez se remangaba a los pies de Oblak. Tocaba barrer ante un Eibar crecido, con Enrich en el campo, dirigiendo contras, y otro zapatazo a la madera, este de Arbilla.

Ni el narrador se pudo contener: "¡¡Escandalazo lo de Dmitrovic!!"

El runrún llegó después de otras dos paradas de Dmitrovic y el cambio del Cholo, quitar a Rodrigo para meter a Borja Garcés. Su equipo se partió, pareció meterse en el laberinto ante un Eibar dirigido por Enrich. Los últimos diez minutos fueron ese pum, pum, pum y fueron insoportables. Quemaba el sol, mordía el comezón mientras la grada seguía mascullando ese disparo del Cholo en el pie: quitar a Rodrigo, partiendo a su equipo en dos. El movimiento en el banquillo contrario había sido al revés: Mendilibar había sacado a Enrich. Suyo sería el gol, en el 86’, con OK de VAR a su control, cuatro minutos antes de Godín lanzara un balón a la madera y de que el Metropolitano se agarrara a su 'Niño', Borja, el cambio silbado. Un asidero en la negrura de los resultados de estas cuatro primeras jornadas.


Mendilibar: "Para esto está el portero, no para ser un muñeco"

El técnico del Eibar elogia a Dmitrovic: "Lo paró todo ante jugadores que no suele fallar nada". Dice que el cansancio influyó en la locura de los últimos minutos.


Simeone: “Borja entró porque el entrenador sabe que tiene gol”

"Me preocuparía si no hubiésemos tenido ocasiones, pero disfrutamos de muchas. El portero del Eibar estuvo espectacular", dijo el técnico.


Borja Garcés: "Contento por el gol pero no con el empate"

Debut agridulce del canterano, que empató en la última jugada. Es el primer jugador melillense que disputa un partido de Liga con el Atlético.


as.com / AGENCIAS





Cuatro partidos: 1 victoria, 2 empates y 1 derrota. Mal bagaje para un Atlético que comienza muy mal la liga, supuestamente con el mejor equipo que jamás ha logrado reunir... Dicho esto hay que decir que el Eibar es merecedor del empate, además del gol ha tenido varias ocasiones. Tiene un portero que al menos hoy parecía Oblak, y ha salvado a su equipo de una posible goleada por los 11 paradones que ha hecho y el Atleti ha sido incapaz de batirle solo en el último suspiro, logrando empatar el canterano Garcés.


xerbar [ Sábado, 15 Septiembre 2018, 20:38 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
Le esta costando al Atlético arrancar pero esto es muy largo. También le puede estar pesando precisamente eso de tener el mejor equipo de los últimos años y la presión por estar peleando por todo y no ir ya de tan tapado puede pasar factura pero lo dicho esto acaba de comenzar y queda mucho por jugar.

Un Saludo.


j.luis [ Domingo, 23 Septiembre 2018, 11:44 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
5ª Jornada / GETAFE 0 - ATLÉTICO 2


Y reapareció Lemar

Un zurdazo suyo provocó el gol en propia puerta de David Soria y abrochó el triunfo tras un jugadón coral del Atleti.

El Getafe plantó cara pero la roja a Iván Alejo en el 68' le hundió.




00_1537699539_615899

La bandera del Atleti ondeaba a media asta a 19 kilómetros del Coliseum, en el Metropolitano, cuando los rojiblancos saltaron en Getafe, brazalete negro al brazo.

Porque se ha ido y no puede creerse, que ya no estará, y se hace muy difícil escribirle en pasado. Las piernas, a pesar de saberlo, de que su ausencia pese en las botas, porque se le quería padre Daniel, se le quería mucho, salen eléctricas. El fútbol sigue, la vida también, la pelota nada sabe de esa tristeza en la tela, de corazones de luto, sólo rueda y rueda. El Atleti necesita ganar en Liga, tras el mal comienzo, y a ganar sale en Getafe. Enérgico, combinando entre líneas y aupado en los centrales del 2025, Giménez-Lucas. Los de Bordalás se fían a las contras: el Atleti siempre terminaba sus jugadas con balones demasiado en largo a Costa. Hasta que una pelota la agarró Griezmann y dejó un adelanto de la película que vendría: un francés ve a un portero adelantado y, desde 40 metros, le lanza un balón, a ver si le sorprende. Éste se fue un palmo fuera. El siguiente ya no. Patearía Lemar.

Un Lemar titular en la derecha que asomaba mucho al centro, un Lemar como el de últimamente, impreciso, pero que a 27 metros se sacó la zurda para presentársela a esta Liga. Fiuuuuu voló el balón a la portería de Soria para estrellarse, violento, primero en el larguero y, después, cuando regresaba al campo, en la espalda del portero. Gol y respiro con pizca de suerte. ¿Ayudó usted desde allá, pater?

Comenzaría otro partido. Un partido con el Getafe lanzado y el Atleti dando tres pasos a atrás, su ruleta rusa. 21 hombres se encerraron a vivir en el área de Oblak: todo sucedería ante sus pies. Molina y Ángel, sobre todo Ángel, abarcaban metros, ocupaban espacios. Pero la amenaza fue más fogueo que fuego real. El mayor sobresalto a Jan se lo daría en realidad Giménez, al meter la puntera en un centro y casi convertirlo en gol. Los centrales del 2025 en el Atleti serían un frontón y, adonde ellos no llegaban, ya lo hacía Juanfran. Cuando el árbitro pitó el descanso los tres tenían el cuerpo lleno de agujetas pero cero balazos de un Getafe que dominaba juego y ocasiones, no así el marcador.

El partido volvió del descanso donde se quedó: el Getafe apretando a un Atleti que seguía encerrado a los pies de Oblak, le quedaban 45 minutos de frontón. Entonces, el primer cambio: Simeone llamaba a Thomas. El sacrificado sería, oh, sorpresa, otra vez Rodrigo, más horizontal que vertical. Si el Cholo parecía renunciar al pase por el músculo, nada más lejos de la realidad: dos minutos después el gol le daría la razón. Y con una jugada que duró 22 segundos y templaron las botas de casi todos sus jugadores. Robó Lucas y la pelota pasó por Koke, Filipe, Griezmann, Saúl y Juanfran para, en el centro, llegar a Lemar. Éste buscó a Griezmann, que prolongó de tacón para que Koke lanzara la diagonal al propio Lemar y... otra vez sonriera la suerte: Bruno tocaría lo suficiente para que el francés, escorado, evitara a Soria e hiciera el gol.

El Getafe respondió con una doble ocasión, remate a bocajarro de Ángel incluido y repelido por Oblak, y un tiro en el pie: se lo daría Alejo, a los cuatro minutos de pisar el campo. Plantillazo a Saúl y roja: su equipo quedaría sentenciado. Los últimos minutos fueron del Atleti, con otro ladrillo sobre el césped, Godín, que entró por un Filipe indispuesto. Lemar era otro, todo moverse, buscar y jugar entre líneas, el Lemar de los 70 millones, el de la Supercopa. Pero primero Costa y después Grizi errarían dos mano a mano, los guantes de Soria mediante, que evitó con dos grandes paradas.

Terminó el partido, ganó el Atleti pero lloró el Calderón en Madrid.

A él también le faltará usted, padre Daniel. Hágale sitio a su lado, aunque ocupe mucho, para cuando desaparezca de aquí y llegue también allá, al tercer anfiteatro.


as.com





Partido cómodo del Atleti en Getafe, con Lemar de figura, marcando los goles. Por fin el flamante fichaje francés dio la talla y se soltó una gran actuación que esperamos sea la primera de muchas.




Descanse en paz, el entrañable cura colchonero.


xerbar [ Domingo, 23 Septiembre 2018, 17:04 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
Victoria importante ante el siempre complicado campo de Getafe y apareció Lemar.

Un Saludo.


j.luis [ Miércoles, 26 Septiembre 2018, 09:32 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
6ª Jornada / ATLÉTICO 3-HUESCA 0



Lanzado al derbi

Victoria cómoda del Atlético frente al Huesca: 30 minutos le bastaron.

Marcaron Griezmann, Thomas y Koke. Jugó Carlos Isaac. Se fue tocado Giménez.




000_1537950408_719366

Godín felicita a Koke por su gol.

Encara el Atleti el derbi con el estómago lleno de goles y a dos puntos de Madrid y Barça, dos al menos anoche, después de una de las tardes más plácidas que la corta historia del Metropolitano puede recordar. Dos asaltos duró el Huesca de Leo Franco antes de deshacerse como lágrima en la lluvia.

Comenzó el partido en los pies del Atlético tras una mirada al cielo y minuto de silencio emocionado en honor al socio 1.215, el padre Daniel. Su recuerdo llenó pantallas, pancartas y un sentido aplauso sólo roto por un rodar, el de la pelota. Las miradas se repartían entre el tercer anfiteatro, aquí y allá. Allá, donde se alzaba esa figura tan conocida, Leo Franco, banquillo visitante. Aquí, sobre Carlos Isaac, lateral derecho del B que volvía a jugar con el primer equipo, con nota. Salió valiente y ofensivo. Como su equipo. Era el plan del Cholo. Vertical y con circulación de balón F-1, se lanzaba hacia la portería de Werner, que jugaba, porque no tenía cláusula del miedo pero no contó con algo: nadie como esos de enfrente, compañeros hasta agosto, podían conocer mejor cómo descoser sus guantes.

Koke era el pase, Thomas la conducción, Griezmann y Lemar aceleraban el juego y Correa, por dentro, desmontaba al Huesca en cada trote. Lo había avisado el Cholo: “Es el mejor para hacer daño al rival”. Y por eso no dejaba de buscar la espalda a Musto y Melero. Y por eso supo cómo encontrar a Costa cuando, en esa jugada, enésimo toc-toc en la puerta de Werner, recibió de espaldas y vio como Semedo y Luisinho le cercaban. Pero al talento un resquicio le basta: balón al hueco para el desmarque de Costa que, en vez de cruzar o picar ante Werner, vio una sombra moverse y supo que era de Griezmann. A francés le cedió para que rematara a puerta vacía.

El Huesca, como respuesta, lo intentó una vez, carrera de Gallar, pero al llegar al área se topó con Godín y no volvería por allí. Tampoco al Atleti le haría mucha falta pisar el área: fue Lemar quien lanzó la primera piedra desde fuera. Su disparo se desvió demasiado pero trazó un camino: copiaría Correa, otro latigazo desde fuera del área, muy alto; calcaría Thomas para hacer el 2-0, de disparo tremendo, raso, por si alguien se había olvidado que tiene un kalashnikov por bota. El gol de Koke, tres minutos después, también llegaría desde fuera del área. Con suspense de VAR.

Porque no molestaba ni el césped. Disparaba el Atleti desde cualquier lugar. Lo de Koke en realidad nació como centro a Correa. Recibió en la frontal y elevó la pelota sobre la defensa, buscando al argentino, pero éste no llegó a tocar y Werner tampoco a tapar. El árbitro no lo dio, por fuera de juego de Correa: el VAR le sacó de su error. Ni estaba en fuera de juego ni había rozado el balón. El gol era de Koke, sin querer, para redondear otro partido con reloj. Pero ninguna felicidad es completa. Cinco minutos después un rojiblanco caía al suelo, quitándose la bota. Era Giménez: había sentido un mordisco en el sóleo y abandonaba el campo. Por precaución, y los ojos acuosos.

Salió mejor el Huesca tras el reposo, pero en ese momento el Cholo ya jugaba otro partido. Hubo minutos para Kalinic, también para Gelson, ni una falta rojiblanca, un posible penalti del Atleti por mano negado por el VAR y la mano de cada partido de Oblak, ante Aguilera. Pero todo después del 53’, cuando el Cholo ya había quitado a Grizi. Después del 64’, cuando ya no jugaba Costa. El Atleti ya estaba en el derbi del sábado, aunque su cuerpo siguiera en el Metropolitano. Ya jugaba en el Bernabéu, con cuatro días de adelanto. Y el estómago lleno de goles.


as.com






Anoche el Atlético hizo una primera parte muy buena, donde a base de dominio y sobre todo tiro, hizo sin demasiadas complicaciones tres goles al Huesca, luego en la segunda parte se relajó pensando en el derbi del sábado y cambió a Griezmann y Costa.


xerbar [ Miércoles, 26 Septiembre 2018, 19:00 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
El Atlético empieza a engrasar la máquina

Un Saludo.


j.luis [ Sábado, 29 Septiembre 2018, 08:55 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
Cuando la Cibeles se viste de blanco o de rojiblanco

El derbi madrileño es global. Este sábado saltará del Santiago Bernabéu al mundo. México es una de sus principales paradas. Allí, a la popularidad del Real Madrid se suma una creciente simpatía por el Atlético. Y, a veces, hasta la réplica de la Cibeles se viste de rojiblanca



11_1538207668_617815

La peña Atlético de Madrid México viendo un partido del equipo en la capital azteca. EL PAÍS

Había solo una entre todas. Y Pachi Navajas, aún conmocionado por las malas noticias que llegaban desde España, la distinguió desde lejos. Estaba ante la réplica de la estatua de la Cibeles en Ciudad de México, en un homenaje a las víctimas del atentado del 11-M en Madrid. Entre la multitud, Navajas, madrileño y guía de montaña, encontró una camiseta de su equipo, el Atlético de Madrid. Era marzo de 2004. En aquellos años, “no había razones para ser del Atlético” en México, recuerda. Pero allí estaba Omar Gordillo, mexicano y consultor de negocios, que, como tantos otros ese día, vestía una equipación de fútbol. La suya era la única rojiblanca. “Era su forma de mostrar su solidaridad con España en aquel acto”, explica Navajas. Ser del Atleti en esa época era “muy duro”, le dijo para intentar disuadirlo. Le pidió también que se lo pensara, que estaba a tiempo de “cambiar de equipo”. Era tarde. La respuesta de Gordillo fraguó una relación entre ambos que dura más de 14 años: “A mí no me importa. Soy del Atlético porque es un estilo de vida”. Navajas supo que tenía un nuevo amigo con quien compartir su pasión colchonera: “Vi que tenía madera del Atlético”.

En Ciudad de México, la Cibeles, instalada en la Colonia Roma en 1980, se tiñe, a veces, de rojiblanca. Allí se juntan los Atléticos a celebrar. “Si ganamos al Madrid, alguno se sube a la fuente y cuelga una bufanda”, confiesa Navajas. El equipo colchonero es ya uno de los más populares de ese país. De los casi 30 millones de fans que tiene allí LaLiga, más de cinco son seguidores del Atleti, algo menos que Real Madrid y Barcelona (nueve millones), y Valencia (seis), según datos del informe de Facebook Insights.

La histórica popularidad del Real Madrid le convierte en uno de los pocos clubes imbatibles a nivel mundial en número de seguidores. Pero el Atlético de Madrid en México recorta distancias. Sus fans crecen impulsados por la proyección internacional del equipo en los últimos años. Ambas aficiones juegan su derbi particular con la Cibeles mexicana como protagonista. Unidas la fuerza del Madrid y la creciente fiebre rojiblanca en México, el país más poblado de habla hispana, han hecho que LaLiga atienda las necesidades de ambos grupos de aficionados de cara al derbi de este año en el Santiago Bernabéu. Nuño Pérez-Pla de Alvear, director de Desarrollo Internacional en México y el Caribe de LaLiga, indica: “Sabemos el gran número de aficionados que tiene el Real Madrid en México gracias a Hugo Sánchez pero, por suerte, también hay muchos aficionados del Atlético”. La creación del Atlético de San Luis, equipo de la liga de Ascenso MX, del cual el Atlético es el máximo accionista, es otro motivo para el crecimiento de la popularidad rojiblanca en México.

00_1538207857_746749

Este sábado, LaLiga organizará por primera vez un public viewing en México, un acto público para ver la retransmisión del partido. Lo ha hecho ya en diferentes partes del mundo con el clásico Barça-Madrid, pero la creciente popularidad colchonera ha influido para incluir el derbi capitalino en esta experiencia-espectáculo. Será en Alboa, uno de los restaurantes más importantes de Santa Fe, la zona más moderna de la capital azteca. Allí, a plena luz del día, almorzarán y verán el derbi 600 seguidores (del Real Madrid y del Atlético). El partido comienza allí a las 13.45. Mientras, en Madrid el sol se estará ya escondiendo cuando los equipos de Julen Lopetegui y Diego Pablo Simeone salten al césped del Santiago Bernabéu a las 20.45. “Será un gran evento para ambas aficiones que podrán disfrutar de uno de los mejores partidos de nuestra competición como nunca antes lo habían hecho”, agrega Pérez-Pla. LaLiga sorteará entre los presentes camisetas de los equipos y un viaje para dos personas para ver el derbi de vuelta en el Wanda Metropolitano. Entre otras cosas, habrá una zona VIP para invitados especiales de LaLiga y del Atlético y un maestro de ceremonias, que será un exjugador mexicano que compitió en el fútbol profesional español.


12_1538207636_479681

Aficionados del Real Madrid celebran la Liga del equipo en 2017 en la fuente de Cibeles en Ciudad de México. Diego Mancera


13_1538207617_370883

Pachi Navajas, en lo más alto de la Cibeles mexicana, el día que el Atlético ganó la última Europa League. EL PAÍS

Navajas no logró convencer a Gordillo de que cambiara de equipo y acabaron formando juntos la peña Atlético de Madrid México. “Los primeros años eran muy duros, no venía mucha gente y nos reuníamos en mi casa con Omar, su hermano y alguno más”, recuerda Navajas. Era 2004 y hacía solo un año que había llegado allí. Contagió rápido su virus Atlético: “Es una enorme satisfacción que a mí me llena todos los días. Poco a poco hemos construido una hermandad”. Su peña se reúne en el bar Cervecería de Barrio en cada partido del Atlético. A los encuentros importantes acuden entre 40 y 50 personas.

Los mexicanos son los que más siguen al Atlético de Madrid en Facebook, por encima de los españoles. Son más de un millón. Entre ellos están los 500 colchoneros de la peña fundada por Navajas y Gordillo. “El verdadero salto lo dimos en 2015 gracias a lanzar una página en esa red social”, subraya Navajas. “El 90% son de México”, apunta. Y da sus razones para explicar este fenómeno: “México es un país en el que es duro vivir, hay que luchar mucho, y eso es precisamente el espíritu del Atlético”.


14_1538207568_340116

Seguidores del Real Madrid celebran el 28 de mayo pasado en la Cibeles de Ciudad de México la Champions conseguida contra el Liverpool. / José Méndez - Efe

La Cibeles mexicana es diferente a la madrileña. “Es negra y chiquita”, describe Marina Gómez-Robledo, mexicana de 29 años. Y, además, la comparten ambas aficiones. La del Real Madrid la tomó el 26 de mayo tras ganar la final de la Champions al Liverpool. Marina estaba allí. “Los bares de la glorieta estaban llenos, la gente tenía las banderas pintadas en las cara; banderas del Madrid, de España, incluso de México”.
En el ecosistema digital, los mexicanos son los que más siguen LaLiga en todas las plataformas sociales. Según un informe de la entidad, el 88% vio al menos un partido de la competición en directo por televisión u otras plataformas en 2016. Y el 37% tiene un alto interés en ella, un porcentaje que solo superan España e Indonesia. “Para LaLiga, México es uno de los mercados más importantes de América Latina. La pasión que sienten los mexicanos por el fútbol, así como el potencial económico y de crecimiento que tiene este país, han sido las principales razones para abrir allí una oficina de desarrollo internacional”, apunta Pérez-Pla.


15_1538207550_639252

Gordillo, a la izquierda, y Navajas, a la derecha, con los aficionados de su peña atlética.

Pachi Navajas lleva su pasión por el fútbol más allá de la pequeña Cibeles. Cada vez que alcanza una nueva cima alrededor del mundo clava una bandera del Atlético de Madrid, una costumbre que inició en México, en el pico de Orizaba, a 5.610 metros sobre el nivel del mar. Su historia inspiró a los creativos de Sra. Rushmore, la agencia que crea los anuncios del conjunto colchonero, para hacer un vídeo con el lema “Mi Atleti en lo más alto”. Pero su conquista más especial es la del Mont-Blanc. “Mostrar allí, en el Monte Blanco, los colores del Atleti…”, dice con tono travieso y sin terminar la frase. El mismo humor con el que cuenta que, a veces, la Cibeles en México se viste de rojo y blanco. Hace 14 años había visto solo una camiseta del equipo de sus amores dando vueltas por allí. Hoy son cientos. Todavía está por ver quién coronará la fuente este sábado: Marina con su camiseta del Real Madrid o Pachi y Omar con la del Atlético.


elpais.com





Estoy gratamente sorprendido por la pasión que despierta el derbi en México.


j.luis [ Domingo, 30 Septiembre 2018, 10:30 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
7ª Jornada / REAL MADRID-ATLÉTICO


El derbi de los porteros

Courtois frenó al Atlético en la primera parte y Oblak le sostuvo en la segunda. Penalti no pitado a Koke. Bale se lesionó. Brilló Ceballos. Debutó Vinicius.



00_1538299720_938564

Sin Ceballos fue mejor el Atlético y mucho peor con él en un derbi estupendo, intenso e igualado aunque poco asomado a las áreas. Y cuando la cosa llegó hasta allí, Courtois y Oblak estuvieron a la altura de sus hojas de servicios. En la contienda perdió el Madrid a Bale y debutó Vinicius, cuando Lopetegui entendió que el partido podía ganarlo por arte de magia. Y se marchó Simeone, por sexta vez consecutiva, sin perder un partido de Liga en el Bernabéu.

Reinterpretando la idea que Borges tenía de la literatura, Menotti nos explicó que el fútbol es orden y aventura. Simeone, que pide a su grupo que se ponga la boina verde hasta para comprar el pan, ya trajo lo primero hace seis años, pero le cuesta lo segundo. El Atlético sigue siendo paradigma de la resistencia: a la adversidad, al desánimo, a las críticas y al Madrid. Ahora tiene a Rodrigo y Lemar, grandes refuerzos, pero no acaba de dar el paso.

Y eso que fue estupenda su puesta en escena en la primera mitad, encadenando plan tras plan. El primero fue buscar un gol tempranero, tesoro que nadie como él sabe guardar. Cuando no salió, no se dejó impresionar por la fase de abrumadora posesión del Madrid. Y, por último, procuró construir la esperanza propia desde la desesperación ajena.

El Madrid, hasta que llegó Ceballos, aun sin la palidez de Sevilla, dio la impresión de un equipo encogido, desbaratado a ratos, planísimo en el centro del campo, desabastecido por Modric y con una sola banda, la de Carvajal. Con Nacho, se evitó sustos y se perdió llegadas. Las gallinas que entran por las que salen. Y arriba Benzema no anduvo en zona de combate y Asensio bajó y subió sin acabar nada.
Entró Ceballos, cambió el partido

Así que para el Atlético fueron la testosterona y las mejores ocasiones de la primera parte. Y para Courtois, las medallas al mérito. Porque el belga les sacó dos mano a mano a Griezmann y Diego Costa, que jugaron a una velocidad superior en esa fase a la de los centrales del Madrid. También hubo un penalti, por mano de Casemiro, interceptando un centro de Koke, que no vio Martínez Munuera y en el que se lavó las manos el VAR. Se escapó por la gatera de lo interpretable. Para entonces el Bernabéu andaba con la escopeta cargada, porque el árbitro le había perdonado una amarilla de libro a Saúl y le había mostrado una injusta a Carvajal. Esos asuntos menores siguen fuera de la justicia tecnológica. El Madrid también estuvo cerca del gol en un remate cruzado de Bale y en una imprudencia de Oblak, cuyo despeje pegó en el pie de Asensio y volvió a sus manos como un boomerang agradecido.

En la segunda mitad el Madrid se vio sin Bale, en su primera lesión del curso y vigésima desde que llegó. Menos gol en un equipo con poco gol. Y Lopetegui respondió con un centrocampista más, Ceballos. Y el sevillano blanqueó el partido. Desde la izquierda fue encerrando al Atlético, quitándole la pelota y las ganas de presionar arriba. Ceballos sacó todo su repertorio, en largo y en corto, tirando de recorte y combinación. Y el Madrid comenzó a asomarse de verdad al área atlética. Y ahí Oblak se puso a la altura de Courtois, ganándole un pulso a Asensio.

El final del partido dejó una mala imagen del Atlético, que ya sólo quiso amurallarse, con un fantástico Giménez. Para eso entró Thomas por Diego Costa, que esta vez no fue a la guerra. El Madrid levantó al Atlético por las solapas, haciéndole perseguir sombras, pero sin gol. Ese se despacha ahora en Turín. Y para la carga final llegó Vinicius, directo de West Point a Vietnam. Sólo sirvió para alegrar la fiesta.

as.com





Courtois y Oblak dejaron el derbi en 0-0 sin duda los porteros fueron determinantes. El Atlético fue superior en la primera parte y el Madrid en la segunda. Fue Ceballos que entró por Bale lesionado el que cambió el partido moviendo a su equipo desde el centro del campo y el Atlético en la segunda mitad fue demasiado conformista. Si bien es verdad que ya llevamos siete años en Liga sin perder en el Bernabéu. Así que los tres de arriba seguimos igual.


xerbar [ Domingo, 30 Septiembre 2018, 15:43 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
Ni uno ni otro y mientras el Barça se une a la causa, muy animada que está esta liga.

Un Saludo.


j.luis [ Domingo, 07 Octubre 2018, 18:15 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
8ª Jornada / ATLÉTICO, 1 - BETIS, 0



Correa se viste de líder

Salió del banquillo para rescatar en el 74' a un Atleti que ya está en lo más alto de la tabla a la espera de lo que hagan Barça y Sevilla. Kalinic, titular, remató al poste.



00_1538932217_292199

Uno lleva un violín. Otro prefiere grilletes. Dos entrenadores depositan sus estilos sobre el tapete en el Metropolitano a la hora del café. Simeone apuesta por el hombre por hombre, no está Costa juega Kalinic. Setién por lo de siempre, la pelota, con sus cuatro cuerdas formando cuadrado, Guardado, Canales, Lo Celso y Joaquín, buscando ponerle la música a la tarde. La presión del Atleti era de marea alta, de las que ahogan. Lemar, Griezmann, se pedían, querían y buscaba el balón en campo del Betis. Altísimo. Era posible parpadear en esos primeros minutos. Uno se perdía algún golpe y carrera y ocasión. Esa brega de Kalinic. Ese ganar la espalda del Betis. Esa de Loren, que en el 5', verticalísimo, dejaba su tarjeta de visita a Oblak. Que dos centrales izquierdos pudieran bailar como pareja, Godín y Lucas. Y sin pisarse.

El Betis tenía la pelota como si fuera suya. Ponía los platos, los vasos, el mantel, organizaba la mesa, como si llevara su nombre. Hasta que Setién perdió a uno de los vértices de su cuadrado: Guardado se tiraba al suelo, lesionado, Carvalho salía al campo, más ancla, obligando al Betis a cambiar su idea. Con su entrada su equipo empezó a mirar el área de Oblak con prismáticos. Desde el principio del partido desde ahí veía el Atleti a Pau. El Betis cercaba las botas de Rodrigo, ahogaba su salida de balón. Lemar ni estaba ni aparecía. Griezmann, tampoco porque mucho que buscaran a Kalinic sus botas. ¿Y de Kalinic? Sin noticias. Su nombre en el acta, su apellido en once. Y ya. Su mapa de calor daba frío.

Las pizarras de los entrenadores en el banquillos crujían al toparse sobre la hierba, como dos placas tectónicas, una frente a otra, sin dirigirse hacia ningún lugar. Sin ocasiones, sin áreas, sin más emoción que ver pasar los minutos en el marcador y esperar que pasara algo. Le faltaba eso que levanta del asiento, eso que deja afonía y puntos, los goles, las ocasiones. A la media hora la tarjeta de Loren a Oblak era de museo, por rara, por extraña, por única. El Betis seguía poniendo los platos y vasos, como si fueran suyos, pero cada vez que atacaba lo hacía como pidiendo perdón. Las áreas seguían intuyéndose, sólo allá a lo lejos. El partido era difícil de ver y aún peor de tragar. El Atleti invitaba más a la siesta que al liderato. Los sistemas de tres centrales siguen siendo al Cholo como la digestión de un cocido completo, pesada, pesada.

De la caseta regresó el partido que se esperaba una hora antes: los dos equipos lanzados a portería contraria. El Atleti se desató tras un balón a la madera de Kalinic, convertido en la caseta por arte del Cholo de poste a avispa. El campo era una pendiente a Pau. Lemar robaba, Rodrigo templaba, Griezmann testaba los guantes de Pau, el violín del Betis se había quedado sin cuerdas. Ni robaba, ni interrumpía, ni aparecía. La única música que había eran los mordiscos que anunciaban los grilletes. Las botas de Kalinic tenían hambre. Volvió a comprobarlo Pau, tras una jugada, tras pase al hueco a un balón por bajo al croata, raso, a pie cambiado, que buscaba besar la red. Correa ya estaba sobre la hierba.

Se revolvió el Betis con una jugada que terminó a Godín cerrando la puerta del área en la que Loren pidió penalti. Setién retiraba a Joaquín y Simeone daba un golpe de pizarra, Thomas por Kalinic, para encontrar el gol. Hacía un rato que, lo escrito, había introducido a Correa, para que el talento asomara entre el centrocampismo. Él lo guisó, él lo comió. Robó un balón, lo corrió y lo deposito, rasito, en la red de Pau, con la participación especial de Thomas, que le dio un toquecito al balón para dejarlo en su punto. Intentaría empatarlo Mandi, intentaría ampliarlo Godín, lo buscaría Canales echándose todo su equipo en la pierna. Pero ya era tarde. El Atleti protegía su gol ante un Betis a la desesperada. Con música de tango, coros de grilletes y estreno de liderato, al menos a esa hora, tarde de domingo, después del cocido y el café.

as,com





La primera parte ha sido muy aburrida, con dominio betico, pero sin crear ocasiones ningún equipo. Ya en la segunda el Atleti salió con mentalidad ganadora y creó varias ocasiones de gol. Por tanto victoria merecida. Kalinic en ausencia de Costa por lesión, fue titular y por los dos remates de la segunda parte (paradón del portero y poste) creo que se ha ganado otra oportunidad, pero el que realmente se lo merece es Correa, es un jugador hábil y muy listo, que casi siempre sale en las segundas partes cuando el marcador está cuesta arriba, como hoy lo estaba y ha cumplido marcando el gol, un gran remate fuera del aréa que le ha valido al Atleti tres puntos y se pone en cabeza de la tabla a falta de lo que hagan Sevilla y Barcelona.


xerbar [ Domingo, 07 Octubre 2018, 19:49 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
Otra victoria para el Atlético trabajada y ya superando al Madrid, de momento el Sevilla con su victoria es líder a ver el Barça que hace.

Un Saludo.


j.luis [ Domingo, 21 Octubre 2018, 11:25 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
9ª Jornada / VILLARREAL, 1 - ATLÉTICO, 1



Empate y gracias... a Oblak

El portero esloveno volvió a hacer paradas milagrosas y a sostener a un Atlético que se adelantó con gol de Filipe y se desinfló a partir del empate de Mario Gaspar.



01_1540117468_899939

Sigue el Villarreal sin ganar en su campo y sigue Simeone incapaz de ganar al Villarreal. Líder por minutos, fue el espejismo de un equipo roto en La Cerámica. Empate y gracias... a Oblak. Porque el Villarreal, que ganó a los puntos, se topó con un héroe: iba de verde, lleva guantes y el 13 a la espalda.

Había comenzado el partido sin gota de lluvia y la extrañeza de que ese equipo con pantalón-azúl-casi-blanco, camiseta azul, fuese el Atleti. En realidad nunca llegó a serlo en La Cerámica. Si Calleja cambiaba el sistema, con Gerard en punta y Fornals por detrás, enfrente el Cholo posicionaba a Rodri, ya Rodrigo en el Atleti, con Thomas buscando un centro del campo de hormigón. Acabó en mazacote, en experimento fallido. La valentía del Villarreal pronto llenó de agujeros las líneas apretadas del Atleti.

Con criterio en el centro del campo, movilidad y la conexión Cazorla, Trigueros y Fornals, siempre con peligro. Una amenaza que, por dos veces, al llegar a Gerard Moreno se toparía con Juanfran. Una para desbaratar un pase a Pedraza, otra, para arrebatarle un balón en la línea de gol. El Atleti replicó con una pelota de Koke que se estrelló en la mano suelta de Álvaro. El árbitro no vio penalti ni después de consultar con el VAR. Sacaría unos minutos la cabeza el Atleti, sostenido en las recuperaciones de Rodrigo en el centro, que seguía sin lograr mezclar con Thomas. Pero ni Kalinic ni Griezmann ni Saúl inquietaron siquiera.

Calleja hurgó en la amarilla de Juanfran en el 28’, buscando vía directa a Oblak, con Jaume Costa aprovechando espacios y balones de Pedraza. Pero una vez Fornals lanzó fuera y otra Jaume Costa se topó con lo que tantos: el esloveno. Su recital llegaría tras el descanso.

Simeone dejó a Rodrigo y Kalinic en la ducha para cambiar de plan: dentro Correa y Lemar. Saúl pasó a ser la pareja de Thomas y Lemar, de Griezmann. Cinco minutos después celebraban un gol: lo marcaría el más listo, Filipe. Aprovechó que Funes Mori despejó de cabeza al larguero un centro de Griezmann. El rechace le cayó del cielo: sólo tuvo que cabecearlo plácido. A esa hora de la tarde el Atleti era líder y el imposible, ganar en La Cerámica, parecía realidad. Fue espejismo: su gol sería un accidente, en todo lo demás se vería atropellado.

En el 64’, Calleja retiró a Iturra para introducir a Bacca, después de que Gerard pudiera ser decisivo y volviera a no serlo: Fornals otra vez le dejaría solo ante Oblak para nada. Comenzaba su tiempo, el del esloveno. Y eso que al minuto de pisar Bacca la hierba, el Villarreal cantaba bingo. Y gol. Bastó que éste alcanzara la línea de fondo, centrara atrás y en el barullo, tras varios rebotes, un disparo mordido de Mario lo rozara Filipe y terminara en la red. Lo que el fútbol te da, el fútbol te quita. Quizá sólo así podría agujerearle Villarreal el traje a Oblak. Porque la salida de Bacca tumbaría al Atleti, con el Villarreal lanzado hacia Oblak a corazón abierto. Desinflaría el portero con los guantes cada una de sus muchas ocasiones.

Una vez ante Gerard, otra más, tras pérdida grosera de Thomas. Después ante Bacca, que lo hizo todo bien: corrió, fintó, pero Oblak desde el suelo le arrebató el balón con la punta de los dedos, con su mano milagro. Intentaría Bacca una rabona después para acabar hundido y lesionado. Tocado deambulaba el Atleti (de Grizi poco, de Saúl sólo derroche, de sus cambios nada), cuando Simeone hizo un extraño, Godín por Filipe: si buscaba algo no sucedió. Un último cabezazo de Lemar terminó como todos los de antes de Gerard, fuera. Cuando acabó el partido, Calleja se fue otro día más de La Cerámica sin victoria y Simeone también. Oblak era el único con motivos para sonreír en el empate.


as.com





Mal partido del Atlético, todos mal salvo Oblak que salvó con sus grandes paradas al equipo, de una merecida derrota. El Villarreal mereció más.

No sé que nos pasa con este equipo, pero no hay manera de ganarle. En su campo a pesar de que este año iban muy mal, se motivan y siempre con el Atleti hacen uno de sus mejores partidos de la temporada. Por contra Simeone no da nunca con este equipo con la tecla y sus jugadores bajan el listón.


xerbar [ Domingo, 21 Octubre 2018, 14:49 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
La maldición de Villareal volvió a aparecer, no termina de arrancar este Atlético en liga, lo mejor es que nadie arranca y todos están ahí.

Un Saludo.


j.luis [ Domingo, 28 Octubre 2018, 12:02 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
10ª Jornada / ATLÉTICO, 2 - REAL SOCIEDAD



Así se levanta un líder


Arrolló a la Real Sociedad en el Metropolitano para olvidar el 4-0 en Dortmund. Marcaron Godín y Filipe. Lucas se lesionó. A falta del Clásico, ayer ya durmió líder.




00_1540724498_763325

Filipe marca por la escuadra pese a la estirada de Moyá. / Ángel Rivero

Se iba el partido al descanso con el bostezo de todos en la boca. De la grada, por el choque de pizarras y el fútbol sin apenas nada, de los espectadores y hasta de Willian José, isla solitaria txuri-urdin. Pero entonces ese balón llegó a Correa, que se giró sacándose el pincel: centro-chut, la pelota que pega en el pie de Navas y rueda en el área hasta Godín. La pateó con el alma.

No se había estampado aún el balón en la red de Moyá y Godín ya corría golpeándose el escudo al pecho. Con fuerza. Por la herida de Dortmund y las dudas de Vila-real. Por las peñas, que ayer era su día. Por Gabi y todos los hermanos de sangre. Por ser su primero en el Metropolitano. Por esa C de capitán que ahora lleva al brazo. Porque tenía que ser Godín: nadie como él para alzar el escudo ante las sombras. Que LaLiga esta noche cambió de líder. Y, a la espera del Clásico, el nuevo es rojiblanco, es el Atlético.

Había comenzado el partido con Costa de titular (aunque en principio se anunciara Kalinic) y Rodrigo también. Garitano le puso una sombra: Sangalli. El Atleti era ese Atleti que había dominado quince minutos en Dortmund: Rodrigo y Koke al centro, Saúl paso adelante. En el inicio todo era ya suyo pero con imprecisiones, que los nervios también jugaban ayer. La Real iba por el centro, presionando arriba, buscando verticalidad, pero chocando siempre con piernas, cabezas y barreras rojiblancas. Oblak nunca tuvo visita, sus guantes no se mancharon. Lo más cerca fue un trallazo de Rubén Pardo desde fuera del área. Eso, en los primeros 45 minutos. Y no habría más en 90’. Nadie sacó a Willian José de su isla. Ni un balón le llegó.

El choque de pizarras rechinaba sobre la hierba, con el Atleti que dominaba desde el balón pero saludaba a Moyá de lejos. La nada se había hecho fútbol en el Metropolitano. Nada de Illarra, poco de Zubeldia, un valle rojiblanco. Ni con cuatro saques de esquina en un minuto el Atleti encontraba el tesoro y eso que, en el último, Griezmann se frotó la bota y se sacó una media tijera. Por un dedo la genialidad se le fue alto, pero ya estaba ahí el Atleti. Córner a córner (ocho en media hora) se había instalado en el campo txuri-urdin.

Movía la pelota rápido y buscaba a Costa, y que su bota haga clic, y también la cabeza, y que vuelvan los goles, su furia y su caos. Algo era al menos, en medio de la nada. Se acercaba eso, el descanso con el bostezo en las bocas. Hasta que en la última jugada apareció Correa y su media vuelta, apareció Godín y en el Metropolitano sólo se escuchó un capitán golpeándose un escudo al pecho, un goool con acento charrúa, que sonaba a liberación.

La caseta devolvió a un Atleti sin Lucas, lesionado, y con Filipe. La Real salió pero no: nunca volvió a levantarse tras el derechazo de Godín. Desmadejada y rota, sólo persiguió sombras. Arias corría, fino, Rodrigo mandaba, Koke escoltaba, Correa merodeaba y el Atleti abusaba. En la segunda parte, ni con Sandro ni Juanmi, la Real no supo qué era el balón, no lo tocó. No hubo esta vez moon walker rojiblanco. Quince minutos después del descanso volvió ese sonido al Metropolitano, el de una mano golpeándose el pecho.

Fue de Filipe. Si su latigazo a la escuadra fue golazo (y con la derecha, la mala), la contra en la que Costa, solo, envió un balón al cuerpo de Moyá contó algo: ayer lo que debían hacer los delanteros les salía a los defensas. O, mejor, a los de siempre. Que Filipe y Godín hace mucho que son guerreros del Cholo y el coraje y el corazón del himno está en sus piernas. Y sobre ellas se levantó el equipo tras la caída en Dortmund, para espantar las sombras. El peor Atleti del Cholo ya dormía líder.

as.com





La verdad es que el Atleti hizo un buen partido y ante su público se resarció del ridículo de Dortmumt. Eso sí los delanteros siguen sin ver puerta, tuvieron que ser Godín y Filipe los que marcaron, aunque el equipo colchonero tuvo varias ocasiones claras para ampliar la cuenta. Esperemos que este equipo consiga ser más regular.


xerbar [ Domingo, 28 Octubre 2018, 12:18 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
Vuelta a la normalidad Victoria cómoda ante la Real que sirve para lamer las heridas de Dormundt

Un Saludo.


j.luis [ Sábado, 03 Noviembre 2018, 15:27 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
11ª Jornada / LEGANÉS 1 - ATLÉTICO 1


Otro empate en Butarque

Griezmann adelantó a un pobre Atlético con un golazo de falta pero Carrillo empató en el 82' y dejó a los rojiblancos sin liderato.



10_1541255117_182705

Sigue el Atleti con cara de empate cuando sale de casa. Este mediodía fue Butarque. Otros dos puntos que vuelan para el Cholo en esta, LaLiga más apretada. Y cada uno de esos puede contar al final. Su Atlético salió con Griezmann capitán y segunda punta, por detrás de Lemar, un esquema 4-1-4-1 y una prueba, la de Gelson en Primera. Que después de brillar en Tercera, en la Copa, tenía premio: primera titularidad en Liga, minutos. Para eso son los méritos. También arriba. Su sitio, según el Cholo. Saludó en seguida al partido el Atlético, en la bota de Correa, tras cesión de capitán Griezmann, a la madera. En ese momento, como en Sant Andreu, el incordio era Gelson. Pellegrino pronto se había levantado de su banquillo. Incómodo, nervioso, entre ese runrún que va creciendo sobre su cabeza, como mancha de tinta en el agua.

El Lega no terminaba de acechar la portería de Oblak, a lo sumo córners que acababan con balones que sobrevolaban el área. Sin embargo, en el minuto 20 la ocasión con más malicia fue de un hombre de casa, En Nesyri, se lanzó a cabecear un balón, quizá estorbado por El Zhar, con mucha intención. Sobrevoló la portería de Oblak con el sonido de un caza. En ese momento, en el área contraria, la de Cuéllar, el Atlético se desvanecía.

Nada de Lemar, tampoco de Griezmann, menos de Correa. En ese momento sólo Gelson le cambiaba el ritmo al partido. Corrió, peleó y buscó, aunque se trastabillara al llegar al área, pero ahí estaba, al menos. Pudo anotarlo Simeone. A su equipo le faltaba circulación y acierto. Su mayor peligro fue un trallazo desde fuera del área de Filipe, otro más. En los últimos partidos es su bota, la del brasileño, la mayor amenaza. Es para pensarlo después de haberse gastado 138 millones arriba en verano (los 50 de Costa, los 14 de Kalinic y los 70 de Lemar). El juego del Atlético era el pelotazo. Lo escrito, un Atleti con Correa, Lemar y Griezmann. Pero es que Rodrigo intentaba salir con balón pero nadie venía a recibirlo. Ay Koke, cuánto se le añora. El Atleti estaba en uno de esos días tostón, difícil de ver. Hasta Gelson y Rodrigo habían ido a menos.

Creció el Leganés en su orden atrás, su presión alta y sus ganas. Motivadísimo, sostenido en un doble pivote que levantaba el mentón, Recio-Rubén Pérez, por delante se esquema que al Cholo se atraganta siempre: la defensa de tres centrales.

La segunda parte comenzó como la primera, con Gelson. Logró el centro del campo del Atleti, Saúl, filtrar al fin un balón. No era imposible, sí, se podía. Corrió el portugués la contra y salió a su encuentro Cuéllar, providencial, que le rebañó la ocasión. Abrió un camino. El partido comenzó a ser otro. Los mismos jugadores, absolutamente otros. Dio un paso adelante, atacando, generando jugadas, como si le hubieran salido todos los dientes al descanso. Un vendaval. Aparecía Griezmann, sobrevolaba el gol rojiblanco en los córners, en cada salto de Savic, Omerua tenía las botas llenas de agua de tanto achicar.

Pero el peligro real era, de nuevo, En Nesyri. Que obligó a Oblak a sacar su mano milagro. Simeone miró al banquillo para hacer doble cambio. Entonces Gelson se escapó en la enésima vez, falta de Rubén Pérez y la oportunidad para Griezmann. La colocó en la hierba con delicadeza y lo golpeó con fuerza, telemétrico al corazón de la red y el corazón de noviembre, ese su mes malo, ante un Cuéllar de yeso. Ya se había forrado en ese momento la bota de oro, ya era el mejor, Simeone se quitaba un cambio: sólo entraba Thomas por Lemar, Kalinic debería esperar.

Rascaba el partido. Rodillazos, plantillazos, gritos de dolor. Se había lanzado el Lega a por el gol a la desesperada y a la desesperada y el sol de su parte lo encontró, en el 82’. Fue a balón parado, su arma principal, como antaño del Cholo, qué lejos quedó ya. Lanza Tarín un trallazo al palo, Oblak no llega a alcanzar el rechace y Carillo hace el empate.

Pellegrino había cambiado el destino desde los cambios. En ese momento salía Kalinic y el Atlético percutía por la izquierda, Vitoo. La última jugada del partido fue así, de Vitolo, balón a Filipe que se saca un centro perfecto para Griezmann. Pero éste pateó mal, el balón lo paró Cuéllar. Es noviembre. Butarque así se lo recordaba al francés.

as.com





A estas alturas: este "supuesto mejor Atlético de su historia" no terminaa de funcionar, ni por juego ni resultados, lo que ya empieza a preocupar.


xerbar [ Sábado, 03 Noviembre 2018, 16:54 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
Otro tropiezo en liga, empieza a preocupar aunque me da a mi que en esta liga va a ver muchos tropiezos de los favoritos y estarán todos peleando hasta el final, veremos si es así.

Un Saludo.


j.luis [ Lunes, 12 Noviembre 2018, 11:18 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
12ª Jornada / ATLÉTICO 3 - ATHLETIC 2


Godín da la gloria al Atlético en el descuento

El Atleti gana con el gol del cojo

Marcó un Godín roto en el 92' y el colegiado rectificó la decisión del asistente de señalar fuera de juego. Williams hizo el 0-1 y el 1-2 pero Thomas y Rodrigo habían igualado.



01_1542015767_127495

Imposible no emocionarse. Media hora llevaba Godín arrastrando una pierna sobre la hierba, con dolor, cojo, pero ahí. Tiraba el brazalete, el orgullo, la sangre charrúa. Se había cambiado el sitio con Thomas para quedarse arriba, como el delantero centro que fue, buscando meter la cabeza en uno de esos balones colgados y que el gooool tapara el quemazón en el muslo. El Athletic se había puesto dos veces ya por delante y las dos el Atlético lo había empatado. Era el minuto 92’: Thomas botaba una falta y ahí asomaría El Faraón, un futbolista de esos que anteponen los colores al dolor. Cuando se rompió, media hora antes, ya no había cambios, no podía irse, dejar a su equipo con diez. Su gol fue de heroica y fútbol de antes. Como aquella vez de Arteche, como la de Aparicio. El Atlético ganó con el gol del cojo y un toque de siglo XXI: consentimiento de VAR.

Había regresado el uruguayo al once junto a Costa y el Atlético comenzó la noche como si la del Dortmund aún no se hubiese acabado. Mandaba, dominaba, encerraba al Athletic en su área desde que el árbitro diera por comenzado el partido, con su silbato. Rodrigo y Thomas imponían su fortaleza física, Simeone su táctica. El plan de Berizzo quedaba claro en la hierba: que Williams buscara a Montero, el chaval. El Athletic apretaba líneas y cerraba espacios. Correa dejaba fogonazos como un sombrero de tacón a Balenziaga pero todo terminaba en nada. Estaba muy solo. Grizi tenía pase pero no acierto y Costa ya no es Costa. Parece manso y eso no mezcla con el rock and roll. El caso fue que el Athletic tuvo una y con una le bastó. Había crecido sobre el buen pie de Beñat y la movilidad de Muniain.

De Marcos envió un balón en largo para que corriera Susaeta. Cuando llegó al vértice del área alzó la cabeza: ahí venía San José, ahí cedió. Éste pateó el balón a la escuadra y Oblak se estiró, paró, pero por dos veces botó su rechace sobre la línea y Williams lo empujó. 0-1. Bocanada de aire entre tanta sombra.

Del descanso, el Atleti regresó sin Costa. Sobre la hierba un Vitolo con ganas: lleva un año forrándose las piernas con ellas. Al poco Simeone se sacó otro conejo del banquillo: Gelson, por Montero. No tardaría Thomas en empatar: preparó el kalashnikov de la pierna derecha y, desde 25 metros, sorprendió a Herrerín, que no alcanzó. 1-1. No duraría nada. Un minuto apenas.

Que Simeone agotaba todos sus cambios, Kalinic por Correa, y Muniain lanzaba un balón en profundidad a Williams, que corrió y corrió, con toda la hierba del Metropolitano a sus pies. Y Godín que trata de frenarle pero no llega, no alcanza, Williams es Bolt. Y por segunda vez en esta segunda mitad se encontraría ante Oblak: en la otra se topó con su mano milagro, en ésta fue gol, el 1-2. Berizzo volvía a inspirar.

En el equipo del Cholo nada parecía estar donde debía. Thomas ocupaba el centro de la zaga, allí donde, desde hacía un rato, desde que Montero se había ido, habitaba Saúl. Godín, en el área, cojeaba, cojeaba mucho, y el Atleti ya no tenía más cambios. Pero un charrúa nunca abandona a su equipo en una batalla, jamás. Empató Rodrigo, con su 14 a la espalda, que no sólo sabe cómo recuperar y a quién dársela siempre, también suma su cabeza al balón parado del Cholo. Botó Thomas el córner y él empató. 2-2, 80’.

Simeone celebraba brazos al aire mientras veía a Vitolo echándose al equipo a la espalda. Y amenazaba al Atleti con Gelson, córner a córner, con Godín sin una pierna. Y entonces llegó, la épica. Falta en la frontal de Unai Gómez a Godín: la colgó Thomas, la tocó Saúl, asistió Griezmann de escorzo y Godín se lanzó de cabeza, con todo. El asistente levantó el banderín pero habló el VAR, era legal: el fuera de juego lo rompía Raúl García, que acababa de entrar. El gol de Godín valía. Su piel quedaba en la hierba, con su coraje, bajo la lluvia. Pocas veces tendrá el Metropolitano abono mejor.



Godín, lesionado: "Puedo estar fuera de 20 días a un mes"


02_1542018024_575794

El club ha informado que "sufre una lesión muscular en el muslo izquierdo". El uruguayo cree que se ha roto: "Me rompí; me dijo el Cholo que me quedara arriba".

Diego Godín anotó el gol decisivo en el partido ante el Athletic y lo hizo lesionado. El central uruguayo, que sintió un pinchazo en la carrera con Iñaki Williams en el segundo gol visitantes, podría perderse "unos veinte días o un mes". Dicho por su propia voz, el Atlético, sin embargo, prefiere esperar a las pertinentes pruebas médicas.

El club ha publicado su parte médico: "Diego Godín sufrió una lesión muscular en el muslo izquierdo durante el encuentro que enfrentó a nuestro equipo ante el Athletic Club. La evolución del central uruguayo queda pendiente de las pruebas complementarias que le serán realizadas durante las próximas 48 horas".

El jugador compareció tras el partido

Lucha hasta el último segundo: "Se ha notado el desgaste del otro día. Ellos nos presionaron bien. Peleamos hasta el final, luchamos y encontramos el premio".

Lesión y gol: "En el gol de Williams me rompí, no pude seguirle la carrera. Me iba a ir pero no quedaban cambios y me quedé. Me dijo el Cholo que me quedara arriba de delantero".

Triunfo agónico: "Importante para seguir peleando. Siempre es bonito ganar, sabíamos que iba a ser un partido complicado, con las bajas y el rival desgastado. Nos vamos locos de la vida, esto alegra a la gente, anima, entusiasma".

Ha sido una victoria épica, con un gol suyo, que estaba lesionado...: "Son momentos únicos que te da el fútbol, te llena de alegría. Sabía que el árbitro podía dar el gol, imagínate, ganar así, con todo el estadio cantando, después de lo que había pasado".

¿Qué pensó cuando se rompió?: "Cuando sentí la rotura, cuando nuestro rival hizo el 1-2 sentí el latigazo, le di el brazalete a Griezmann, pero no había cambios ya. Es verdad que fueron muchos minutos jugando y sí pensé en salir, pero también pensé que en algo podía ayudar al equipo".

¿Lo que usted hizo habla de los valores de este equipo?: "Cuando se gana así es sencillo hablar de valores. Pero no sólo por el partido ante el Athletic se puede hablar de los valores de este equipo. Lo que pasó es una muestra clara de que el equipo tiene rebeldía, se notó el esfuerzo ante el Dortmund, ante un equipo que tenía piernas. Esta victoria te hace reforzar el trabajo, cuando ganas de esta manera tienes el plus de emotividad que sólo te dan victorias así".

¿Se sabe ya lo que puede tener?: "Sé que puedo tener una rotura, unos 20 días o un mes, conozco mi cuerpo. Hice el mínimo esfuerzo posible para que no se agravara. Fuera no podía hacer nada, dentro, parado, a lo mejor algo. Tuvo su recompensa. Se te pasa por la cabeza que puedes agravar un poco más la lesión, pero me quedé para intentar hacerlo lo mejor posible".



Simeone: "Esto es tremendo..."


00_1542015561_693578

El técnico argentino añade: "Para meterle más emoción nos metimos en el VAR y nos dio esta vez una triunfo para mí de los más emocionantes".

Simeone compareció en conferencia de prensa para analizar la victoria ante el Athletic.

-¿Qué siente tras este triunfo?

-Una gran emoción. Alegría. El fútbol más allá de estilos, de formas, tiene una parte emocional que para los que le toca ganar es tremendo. Nos tocó perder una final en el 93 o empatarla y nos llevamos una victoria muy trabajada, con un corazón tremendo. El Metropolitano apareció cuando tenía que aparecer.

-Volvió Diego Costa pero se fue en el descanso...

-Teníamos hablado con él lo que podía pasar, no quisimos correr riesgos, estaba amonestado y quisimos buscar otra alternativa.

-Lo que se vivió fue una locura...

-Pocos discutir de las formas, sufrimos el gran desgaste ante el Dortmund, el rival nos presionó bien y no nos dejó generar situaciones. Nos marcó el gol, luego empatamos, viene el gol y la lesión de Godín y aparecen situaciones que no hay explicaciones: se va Montero, sale Gelson.... Y le decimos quédate de delantero, uno molesta siempre arriba. Me alegro por la gente. Nos costó mucho, pero el corazón, no bajar los brazos, insistir, puede gustar o no...

-¿Mereció la pena arriesgar a Godín?

-En el momento en que Diego se lesiona el primer gesto es salir, pero luego le dijimos que se fuera arriba. Es complicado marcar a uno que está parado. ¿Lo dejas solo? Lo tienes que marcar. En los años 70 y 80 entrenadores ya lo hicieron. La victoria llegó en el final del partido y para meterle más emoción nos metimos en el VAR y nos dio esta vez una triunfo para mí de los más emocionantes.

-¿Ha sido su victoria más emocionante?

-En tantos años hubo partidos por importancia de objetivos quizá más importantes. Me quedo con el esfuerzo, el ambiente, este estadio es tremendo, tremendo... Hoy en día los equipos de fuera de casa casi ganan más que los de casa. ¿Cómo se entiende? Quizá porque defienden mejor.


as.com / AGENCIAS






Fue un partido raro, disputado muy emocionante y hasta épico: El Athletic hizo su partido dio buena imagen. El primer empate colchonero lo firmó Thomas, con un golazo con un tremendo disparo desde fuera del área, el segundo fue un remate de cabeza de Rodri que botó Thomas... y luego tras las lesiones de Costa y una vez cubiertos los cambios se lesionó Godín, que en lugar de marcharse para evitar que se agravase la lesión se quedó cojeando la medio hora final en el campo para estorbar en el área contraria y a ver si pescaba algo, y en el descuento pescó un tiburón y de los grandes, y consiguió la gloria; marcó el famoso gol del cojo rematando el último corner botado por Griezmann. Además hubo más emoción: el arbitro inicialmente lo anuló hasta que lo bendijo el VAR. Fue un partido de película, después de con el Dormunt, parece que el Metropolitano ya empieza a hacer historia.




Aparte del comentario del partido, la delantera no está funcionando con Diego Costa que entre lesiones y baja forma es incapaz de acoplarse con Griezmann, este está a medio gas, Lemar y resto de fichajes tampoco han aportado nada especial, salvo Rodrigo que se está confirmando como un medio centro dominador con mucho futuro. También Thomas está demostrando que junto a Saúl debe de acompañar a Rodrigo en la manija, ayer demostraron que a falta de delanteros ellos son los que resuelven la papeleta. También en la defensa hay muchos problemas con las continúas lesiones de los centrales, veremos como resuelve la papeleta Simeone.


xerbar [ Lunes, 12 Noviembre 2018, 20:10 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
Sin duda la suerte estuvo del lado colchonero esta semana cuando la cosa se ponía mas fea.

Un Saludo.


j.luis [ Domingo, 25 Noviembre 2018, 12:13 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
13ª Jornada / ATLÉTICO, 1 - BARCELONA, 1



Brindis por un empate

El Atlético y el Barcelona se neutralizan en un partido muy bloqueado, sin más avisos en las áreas que los goles de los más rebeldes: Diego Costa y Dembélé



000_1543143144_753439

Diego Costa, en el momento de hacer el gol ante el Barcelona. / Carlos Rosillo - EL PAÍS

Diego Costa y Dembélé, los más rebeldes de la pradera, fueron los únicos agitadores de un partido encorsetado en el que todos brindaron por el empate desde el inicio. El Atlético regaló el balón, se pertrechó lo más cerca posible de Oblak y cruzó los dedos en el rancho de Ter Stegen. Por allí, nadie tuvo más fe que Diego Costa, un insubordinado. El Barça, por su parte, se hipnotizó con la pelota y quedó a merced de un insumiso, Dembélé, autor del empate para cerrar un choque menos vibrante de lo esperado.

Como Carlsen y Caruana en su reto ajedrecístico, Atlético y Barça quisieron pasar su primera cita liguera a la espera de que el campeonato entre en combustión en la segunda vuelta. Nadie se descamisó por la victoria, ambos a expensas del azar. Todos se bloquearon. Unos, los azulgrana, con su nana a la pelota, descaradamente consentida por su adversario. Mientras, el Atlético se dispuso sin el balón, encantado con reducir al puro fogueo a su oponente. Tan asimétricos son estos equipos que uno se siente en riesgo sin la pelota (Barcelona) y otro se ve en tanga con ella (Atlético).

Así, con la tregua sellada, discurrió un duelo sin sonajeros. Ni Messi estuvo fino. En otra mesa, a Griezmann casi ni le vio el personal. En definitiva, una faena afeitada por la pizarra de Simeone y los tiempos de zozobra de Valverde. Fiche a quien fiche, el Cholo no concede una alegría entre su grupo de boinas verdes. Para el Txingurri no son días de destape para un equipo que ha convertido la puerta de Ter Stegen en un coladero. El alemán cogió el puente aéreo de vuelta sin apenas arrugas en la vestimenta, lo mismo que quedó impoluto el uniforme de Oblak.

Cada cual sintió que llegar a las porterías era un viaje lunar. El cuadro local se atrincheró en busca de una carrera de Griezmann, Costa o Lemar. Pero nadie les dio carrete. Koke, Rodri y Saúl solo estaban para la intendencia. Enfrente, ausente Coutinho, extraviado Dembélé y vista la tiritona defensiva de este curso, Valverde sobrecargó el medio campo con Sergi Roberto y Arturo Vidal. Del 4-3-3 al 4-4-2 con el chileno como punta del rombo central. Temeroso de sí mismo y de algún acelere rival, al Barça le faltó ese punto de osadía que le distingue en sus momentos de confianza.
Fútbol parabrisas y desdén por la pelota

El guion de unos y otros derivó en un choque sin avisos en las áreas. Al descanso se contaban dos paraditas: una de Oblak tras un mal centro de Sergi Roberto y otra mansa de Ter Stegen por un despeje pifiado de Piqué. Por el camino, fútbol parabrisas de los azulgrana frente al absoluto desdén rojiblanco por articularse con el balón, si quiera un ratito.

Tras el intermedio, al que el conjunto catalán llegó con la baja de Sergi Roberto, relevado por Rafinha, el Barça subió algo la marcha. En la misma medida reculó el Atlético, cada vez más atornillado cerca de su guarida. Situación que desnaturaliza a jugadores como Lemar, despedido por Simeone al cumplirse la hora. Poco antes, Griezmann, que ya se conoce el tinglado, protagonizó la única aventura ofensiva de los marines rojiblancos hasta el gol. El francés le birló el balón a Arthur, metió el turbo y Diego Costa no cazó su asistencia por un pulgar. Por más que el Barça subiera el volumen, su merodeo por la periferia de Oblak no tuvo consecuencias. Emboscado Messi, los barcelonistas se vieron sin ingenio. Y mucha chistera hay que tener para abrir una rendija en los intramuros del Atlético, donde abundan legionarios de primera.


00_1543144375_734365

Gol 1-1 de Dembélé


Un partido de dos instantes

Abortado el fútbol, el partido se abocó a un sinfín de discusiones. De bronca en bronca, con tipos como Vidal y Costa en su salsa, el Barça perdió el hilo. De paso, el Atlético, que se mueve en babuchas cuando llegan los incendios, sacó provecho de tanto enredo. Primero reclamó una mano involuntaria de Vidal, negada por el VAR. De inmediato, un córner le puso en Marte. Costa, seco en la Liga, cabeceó a la red ante la débil oposición de Rafinha y las manos de plastilina de Ter Stegen.

Con tirar la cometa una vez le bastó al Atlético para dejar al Barça a un paso de la cuneta. Pero tapado hasta las cejas no resistió el arrebato final de los visitantes. En un partido de dos instantes, nada mejor para el cuadro catalán que el suyo llevara la autoría de Messi. El argentino, por fin se deshizo de tanto alguacil y enfiló a Dembélé hacia el gol. Tablas finales. Al fin y al cabo, lo previsto desde el banderazo de salida de un partido disputado en una habitación cerrada de la que solo escaparan los más insurrectos de cada bando: Costa y Dembélé.


Costa y Dembélé, estrellas

El jugador rojiblanco hizo su primer gol en LaLiga y su primero al Barça. El tanto del francés le reivindica tras sus problemas.


"De mi equipo me gustó todo"

Simeone, sobre si el gol de Costa cambiará la tendencia del delantero: "Esperemos que sí, es un animal. Cada vez que está el equipo tiene opciones de ganar".


Valverde: "Dembélé es buenísimo y ya lo sabemos"

“Es un jugador que tiene personalidad y sangre fría para decidir. Queremos ayudarle para que nos dé la mejor”, dijo del francés el técnico en las televisiones y en la sala de prensa


elpais.com





Un empate y dos rehabilitados. Diego Costa y Dembélé firmaron los goles y demostraron que quieren cambiar de actitud, pues el inicio de temporada hasta el momento era muy gris. El partido -como decía en el otro hilo- ha sido muy feo y aburrido salvo en el tramo final que aparecieron los goles. Demasiada táctica por parte de los entrenadores que no querían sorpresas en las áreas, por tanto las defensas se han impuesto y los delanteros han creado escasas ocasiones. Así que por parte de los dos todo sigue igual. Peor lo ha tenido el Madrid que ha salido goleado en Eibar y en cuanto al liderato hoy tiene una ocasión de ponerse líder.


j.luis [ Lunes, 03 Diciembre 2018, 10:39 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
14ª Jornada / GIRONA 1- 1 ATLÉTICO


Atleti, de empate en empate

Vuelve a empatar en Montilivi tras un autogol de Ramalho después del tanto de penalti de Stuani. Acumula siete empates y una derrota en 14 partidos de Liga.



00_1543829133_422451

Pase larguísimo de Correa que controló perfectamente Diego Costa entre los dos centrales y el defensa Ramalho, en su intento de despeje, se introduce el balón en su portería. Foto: Rodolfo Molina

Se enzarzaba Costa en esa jugada con Bernardo, dejándole de propina un manotazo, histérico, cuando el cuarto árbitro levantó el cartelón: “Siete minutos”. Siete más de un partido que había sido un intercambio de golpes, decidido más por errores ajenos que por aciertos propios. Esos últimos siete fueron de ida y vuelta. Pero Iraizoz volvía a sacar otra mano que salvaba a su equipo, ahora ante Gelson, y Savic regalaba un balón en el área al que Portu no llegó. Respiraba Eusebio, que hacía un rato que se comía las uñas en el banquillo. Lo hacía a medias el Cholo, que se iría de Montilivi como llegó: sin haber ganado aún al Girona. Su partido a partido ha mutado al empate a empate. Lleva cuatro seguidos fuera de casa. 1-1 fue ayer. Y así es difícil aspirar a una Liga.

Y eso que su planteamiento fue valiente, ante ese Girona pintado como le hace letal, 3-5-2, el esquema que más se le atraganta a Simeone. Por eso salió con intención de descifrarlo. Con Thomas y Rodrigo moviendo a equipo y pelota, rapidísimos, y Saúl haciendo de Filipe. Los primeros diez minutos los llenó su fútbol, aunque ninguno de sus acercamientos, que fueron muchos, encontraron la llave en el área de Bono. Le faltaba afinar el último pase, ajustar mirilla. Un zapatazo de Granell desde fuera del área marcó un cambio de tercio. El Girona, bien replegado, empezó a pedir su sitio.

Pons y Aleix García se impusieron al centro y la circulación del Atleti se convirtió en un lunes de lluvia en la M-30. Mientras, Patrick Roberts le bailaba a un Arias que no daba una y Pedro Porro ponía en aprietos a Saúl en cada carrera. Es incansable, como Stuani con el gol. Lo buscó con una volea que se fue alta y que llegó tras varios intentos de un Girona cómodo a la contra. Otro de sus casi fue un trallazo de Bernardo que se marchó fuera acariciando el palo. Lemar estaba otro día más en versión Guadiana, y ya son demasiados.

Pudo cambiar el partido Saúl, con una cabalgada Casa Ñíguez. Disparó a un metro de Bono, tras pared con Griezmann, pero su remate a bocajarro se estrelló en el larguero. Seguía sin tino el Atleti. Y Costa se desquiciaba con Rodrigo por patear de espuela, y a las manos de Bono, un balón de Grizi hacia el que el de Lagarto iba lanzado como El Expreso de Medianoche. Justo antes del descanso sería Simeone el desquiciado con Rodrigo. Un error suyo supondría el golpe definitivo. Del Girona.

Porque Rodrigo, hasta el momento impecable, dio un pase atrás y en horizontal... a Borja García y Eusebio sólo tuvo que quitarle el lazo al regalo. Balón a Stuani que se escapó al área donde Oblak le arrolló. El árbitro lo vio fuera; el VAR que todo lo ve, corrigió: penalti. Lo marcó el propio Stuani. Descanso.

El Atleti tardaría en levantarse del golpe. Perdido Lemar, frustrado Costa, desconectado Griezmann, golpeado Rodrigo. Intentó hacer más grande la herida Granell con un libre directo que se fue un dedo fuera. Entonces Simeone miró atrás y sacó a Correa. Minuto 64. Esta vez parecía tarde. Primera pelota que tocó, primer aviso, todo alboroto: llegó hasta los pies de Bono. El portero se lesionó en un saque e Iraizoz ocupó su lugar. En unos minutos no pasó nada salvo eso, y la vuelta de Portu tras su lesión, sobre la hierba.

Entonces Simeone sacó a otro agitador del banquillo, Gelson, y regresó la emoción que estaba invernando. Detuvo Iraizoz un remate a bocajarro de Saúl pero no el siguiente: fue de Ramalho en propia puerta, después de que Correa y Costa se asociaran a la contra. Pase de 60 metros del primero que el segundo pinchó perfecto entre dos defensas, Ramalho tocó y desvió. 1-1. Costa corrió a recogerlo entre improperios y el partido se metió en esos minutos de caos, faltas, emoción y siete de añadido, aunque nada de lo que pasó lo sacaría de las tablas, de ese empate a empate en el que se ha convertido el partido a partido.


as.com





Empate y gracias. No hay manera de ganar al Girona, el año pasado empatamos en los dos partidos y ahora se repite la historia. El Girona le ha puesto más empeño, si bien Atleti ha tenido más dominio, pero con algunos fallos, como la perdida de Rodri en el centro del campo que aprovechó el equipo local transformando le penalti que tuvo que hacer Oblak en una salida desesperada para evitar el gol. Lugo en la segunda parte salió Correa y se marcó un gran pase a distancia que controló al borde de área Costa, que cuando iba a disparar metió la puntera el defensa y marcó en propia meta. El Atleti dispuso de tres ocasiones claras, una al larguero en la primera parte y otras dos en la segunda que el portero suplente paró sorprendentemente.



El Atlético este año fuera de casa no está dando la talla, y eso se nota en la clasificación, así que tendrá que espabilar mucho si quiere coger al Barça que se vuelve a poner primero y al Sevilla que ahora es segundo.


xerbar [ Lunes, 03 Diciembre 2018, 20:33 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
Creo que el Atlético le cuesta un mundo hacer goles esta temporada, curiosamente cuando mejor delantera parecía tener. Ya lo dije el día del Barça y es cierto que queda mucho pero veo al Atlético muy atascado así va a tener complicado conseguir grandes objetivos, de todas formas los demás andan muy a la saga, ni Madrid ni Barça están para tirar cohetes.

Un Saludo.


j.luis [ Sábado, 08 Diciembre 2018, 18:14 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
15ª Jornada / ATLÉTICO, 3 - ALAVÉS, 0



Fiesta del Atleti en el Wanda

El Atlético goleó al Alavés con goles de Kalinic, que se estrenó en Liga, Griezmann y Rodrigo H. Los de Simeone siguen terceros, tras el empate del Sevilla, y a falta de que juegue el Barça.



000_1544288360_932075

El partido comenzó como si el rock de los altavoces se hubiese trasladado al césped. No rodaba el balón y todo eran ya piques, roces, grescas en este sábado de puente a la una de la tarde en Madrid. La pelea estuvo antes que el fútbol. Calleri empieza, deja un brazo atrás; Kalinic responde, la pierna. Hernández Hernández pronto se vio obligado a tirar de bolsillo. Minuto 4 y el croata ya tenía amarilla.

Había salido el Atleti bien, combinando y con precisión, buscando la banda de Arias y Correa. El primero percutía, el segundo se diluiría pasados los primeros 15 minutos. El Alavés es un equipo que te desgasta y ese era su plan: centrar balones y que Calleri los bajara. En el Atleti ninguna de las ocasiones terminaba de amenazar. Rondaba, no llegaba. Thomas era el físico, Rodrigo, el control y Saúl el chico para todo. Y la mano de Hernández Hernández que no dejaba de entrar y salir de su bolsillo. En 20 minutos, cuatro tarjetas, casi todas a rojiblancos, aunque quien rascara de verdad fuera el Alavés. Fue la enésima subida de Arias que devolvió el rock a los altavoces.

La jugada la inició Lemar, Arias controló y centró con precisión cirujana. En la línea de gol apareció Kalinic para darla con lo que fuera. Cintura, barriga, ombligo. Qué más da. Adentro. Tras la portería de Pacheco ondeó alto la bandera con la cara de Gabi. Simeone se lo pidió y ahí lo tenía. Sin Costa, sus goles. Con ustedes, Nikola Kalinic.

No pudo disfrutarlo mucho el Cholo porque tres jugadas después otra enésima, ahora de Calleri, siempre al borde del naranja. Esta fue involuntaria, absolutamente involuntaria. Pero también la más dolorosa. Cayó sobre Lucas y su rodilla derecha. Hubo un clac. El francés no pudo seguir. El Comandante Giménez, que estaba en el banco, adelantaba su regreso. El fútbol se fue por el roce, la bronca germinada en la hierba. Kalinic otra con Ximo Navarro, ora con Pina. Hasta el descanso hubo fútbol pero no se jugaría nada. Ibai Gómez bailaba solo, Jony no estaba, a Griezmann no le salía nunca el último pase.

Pegó un volantazo Abelardo a su plan en la caseta. Fuera un Wakaso anulado por Thomas y dentro Bastón, dinamita arriba, que ovacionado por el pasado. Salió el Atleti lanzado a la portería de Pacheco, sobre el que ahora caía el sol de mediodía, que Abelardo le había cambiado el campo al Atleti en el sorteo. Giménez lo certificaba con un cabezazo al palo. El Alavés seguía jugando a desgastar, a la bala del balón parado. Pero la bota de Ibai lanzaba altas las que tenía y la cabeza de Savic despejaba cada balón que sobrevolaba. Antes de la hora Simeone sentaba a Kalinic para hacer de Griezmann delantero y probar un rato eso que medita sin Costa, Vitolo por detrás. Por si acaso, Simeone se cementaba atrás dando entrada a Montero por Lemar. Reforzó el centro con Saúl y que el sitio de Filipe fuera para el chaval. El Alavés crecía y crecía.

El Alavés seguía solo a un gol de distancia y con Borja Bastón era más vertical, mientras Simeone seguía con las probetas, ahora Griezmann y Correa arriba. Ninguno de sus achuchones era ocasiones. El plan de Abelardo seguía intacto, ante un Atleti impreciso. Desgaste y apretar los últimos minutos. El reloj se iba al 70 cuando Ibai dejaba el sitio a Burgui, y el Alavés levantaba una tienda de campaña en el área del Oblak donde Montero se movía con el arrojo de un veterano. Simeone seguía con su tetris, sus cambios tácticos, sin que su equipo estuviera cómodo en ninguno. Hasta que Vitolo robó un balón, corrió la contra y envió con un pase en profundidad para Griezmann. Disparo al balón, rechace a su bota, la segunda bala ya no se iría fuera. Salió el sol sobre un campo que alzaba la voz mientras el Alavés se deshacía. El Atlético había sufrido pero ahí estaba, 3-0. Y mientras el Metropolitano celebraba el último gol de los suyos, Rodrigo, volvía a ondear alta esa bandera de Gabi, con su número, el 14, el siguiente partido en casa será el suyo.


as.com





Un buen partido donde el Atlético ha sabido controlar, sufrir un poquito hasta el final, donde ha terminado goleando al Alavés que es un buen equipo y está realizando una gran temporada. donde nuevamente Rodri a vuelto ha realizar un buen partido, incluso marcando y demostrar que es el sucesor natural de Gabi. También hoy los delanteros han estado acertados, cosa infrecuente esta temporada. También el joven centrocampista Montero -al que no conocía- ha hecho un buen partido.


xerbar [ Sábado, 08 Diciembre 2018, 20:52 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
Victoria cómoda para el Atlético, a ver como se da la jornada a los demás de arriba.

Un Saludo.


j.luis [ Domingo, 16 Diciembre 2018, 11:49 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
16ª Jornada / VALLADOLID, 2 - ATLÉTICO, 3



Griezmann, al auxilio

Dio el primer gol y marcó los otros dos, uno de penalti. El equipo de Simeone sufrió mucho ante un gran Valladolid, que fue capaz de igualar un 0-2.



000_1544957111_625025

Inspiró el Cholo bajo su gabardina negra el aire de Valladolid cuando el balón echó a rodar y la aspereza pudo llenarle las fosas nasales. Cinco vidas pasarán y en cuatro hubiera perdido el partido que pasó ante sus ojos en Zorrilla. Su equipo pronto se atascó ante un Valladolid que cerró callejones por dentro y tomó el control. Quiso el balón y le buscó las cosquillas donde sabe que las tiene, en las contras rápidas y, sobre todo, en los centros laterales.

Pero tardaría algo en pasar de verdad, sin embargo. En los primeros 20’, un chut lejano de Saúl fue lo que más cerca estuvo de llamarse ocasión. “Si la oportunidad no llama, construye una puerta”, que decía Milton Berle, y Simeone sólo esperaba la madera adecuada. Y llegó cuando el Valladolid más dominaba. Empezó Rodrigo, robo en el centro. Siguió Correa, pase a Griezmann. Y el francés que vio con el rabillo del ojo desmarcarse a Kalinic y allí envió el balón. Lo recogió el croata, cruzó ante Masip, lo convertiría en gol.

Tardó varios minutos el Valladolid en sacudirse el golpe, pero cuando lo hizo volvió donde estaba: apretar al Atleti entre contras y centros. Brotaban todos de la bota de Nacho en la izquierda. Uno acabó en un remate de Óscar Plano que afeitó el larguero, otro en un zurdazo de Ünal que rozó el palo al irse fuera. El gol del Valladolid parecía sólo cuestión de tiempo. Entonces el silbato de Undiano Mallenco le cortó una contra y a su pierna se sumó un grillete justo antes del descanso.

El partido tuvo un rewind, se fue a la jugada anterior: paradón de Masip a un disparo desde la frontal de Griezmann que había pegado en Olivas. Pero Undiano no vio algo: la pelota le había pegado a Olivas en el brazo. El VAR sí. De ahí su freno a esta contra, el revisar la jugada y el gesto: “Penalti”. Lo marcaría Grizi. El Valladolid se iba a la caseta con dos cornadas que no merecía, pero ahí estaban, infligidas por un Atleti con más contundencia que fútbol.

Regresó el Valladolid enfurecido, acoso y derribo sobre Oblak, a lomos de Keko. Una avalancha de golpes y balones colgados, sin respiro. Aquí esa ocasión de Ünal. Allá ese despeje de Savic que casi se cuela. Y el aliento del Valladolid en el cogote, córner a córner. Y Filipe que se va, otra lesión muscular, algo que Simeone debería empezar a mirarse, no-es-nor-mal. Y el Atleti que no es capaz de salir de los pies de Oblak. Y Calero que marca de cabeza. Y a Sergio González que le sobra el abrigo mientras un remate de Ünal, tras un saque de esquina, encuentra al fin eso que buscaba, la red, el 2-2, después de pegar en la pierna de un Saúl que había tenido que volver a ponerse ese traje marrón, el de lateral zurdo. Veinte minutos después del descanso, el Valladolid ya no sangraba y en Zorrilla todo eran puños apretados.

Bajo el ritmo el partido, el Valladolid alzó el pie. Seguía sin fútbol el Atleti pero ahora el espejismo de los goles no tapaba sus vergüenzas. Que Correa no jugaba aunque sí, que la zaga era de flan, que todos andaban entre el cero y el suspenso general. Y cuando más quemaba el aire, Simeone construyó otra puerta y por ella se coló de nuevo Grizi. Fue en un córner que se embarulló y en el que, entre rebotes y piernas, él encontró el gol. Y el Atleti, otra vez por delante, aunque el Valladolid hubiera sido mejor en el 0-1, en el 0-2, en el 1-2, en el 2-2 y, ahora, en el 2-3.

Los cinco de añadido fueron un sufrir para el Cholo, sin voz después de que Undiano escuchara que le decía el VAR sobre una mano de Arias en el área y antes de que Thomas matara esa bola en el centro que era el final. Sergio se ponía el abrigo, sobre la sangre. El Atleti volvía a ganar fuera. Es colíder tras un partido del que lo único bueno fue eso, el marcador y los destellos de Grizi. Vale.


Griezmann: "No estoy a mi mejor nivel, todavía puedo mejorar"


00_1544957354_794894

El francés, tras lograr dos goles y una asistencia ante el Valladolid, analizó el partido en beIN: "El míster nos había advertido de sus centros y por ahí llegaron sus goles".


Sin respiro en la enfermería del Atleti: 15ª lesión en 45 días

Filipe se rompió en Valladolid y sus molestias se unen a la racha que castiga al equipo. Están fuera también Giménez, Lemar, Lucas y Costa.


as.com





Partido complicado donde un gran Valladolid le remontó dos veces al Atlético, donde Griezmann ha sido determinante en la victoria, una asistencia y dos goles. Tres puntos importantes que afianzan al Atleti en la parte alta de la tabla.


xerbar [ Domingo, 16 Diciembre 2018, 20:36 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
Con mas apuros de los esperados pero se sumaron los 3 puntos que era lo importante.

Un Saludo.


j.luis [ Sábado, 22 Diciembre 2018, 22:26 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
17ª Jornada / ATLÉTICO, 1 - ESPAÑOL, 0



Griezmann, en la fiesta del Capi

El francés marcó de penalti en un partido que terminó en fiesta para el excapitán y en el que el Espanyol tuvo sus oportunidades.



000_1545513719_372530

"Algún día me tendréis que explicar qué he hecho para merecer esto”, aquella frase de Torres hoy puede tocarse en el Metropolitano. Está en cada grito, en la piel erizada del mediodía plomizo. Se juega un partido de Liga que baja un telón. Y no es el de 2018, que sí, este Atleti-Espanyol. Va más allá. Es el final de una historia, aunque hoy no vistas de corto sino de palco; qué raro se hace hablar de algunas personas con el ex por delante. Qué raro hablar de ti así, Gabi, si tu nombre esta tarde llena el estadio. En esta crónica de un brazalete cosido a un partido. Y hay más.

Collar te diría hoy aquello de siempre. “Le das carácter al Atlético”. Como ese que muestra según la pelota comienza a rodar. Maniata al Espanyol con presión alta y robos de Thomas. A los pocos segundos del inicio Griezmann sentó a Rosales pero su centro raso no encontró a nadie. Lo repitió al poco, y tampoco: a su balón colgado no llegó Koke. El Espanyol pasaría de la línea del centro del campo en la jugada siguiente y el asedio sin remate rojiblanco llegaría a su fin. Y hay más.

“Gabi representa el ADN rojiblanco”, te define Tomás Reñones y el partido se pone para sacarlo. Porque el Espanyol aprieta y sus remates van a matar, aunque salgan del pie con la delicadeza de una vaselina. Primero Granero, después Borja Iglesias, desde 30 metros: Oblak saca con la punta del guante. Y hay más. Porque el partido para el Atleti se pondría como la tarde, frío, frío.

“Porque luchan como hermanos”. Eso que tan bien conoces te susurraría Miguel Ángel Ruiz y tú se lo gritarías a los chicos. Porque el Espanyol ahora tiene el mando, verticalísimo con Baptistao e Iglesias, ante un Atleti que pierde todos los duelos, carreras, y cojea por el costado de Saúl. Baptistao no lo hizo herida porque Oblak paró su disparo desde la frontal y el rechace posterior se estampó en el palo. Y hay más.

“Máquina”, te diría Antonio López, capitán que te entregó el brazalete mientras el partido te hacía su propio homenaje, echando de menos tu figura al centro, tu presión. Dos tiros de Grizi, poco antes del reposo, fueron el único peligro rojiblanco. Paró Diego López. La bandera con tu rostro y 14 ondeaba baja. Habría más, pero ya después del descanso.

“Gabi es el esfuerzo”. La frase es de Futre. Y a ella trata de abrazarse el Atleti. El juego pide un cambio mientras los ojos, que siempre delatan, te buscan en los palcos y el videomarcador enfoca a Lucas, indiferencia. Entonces sube la voz del estadio, por una jugada que podría haber iniciado Kalinic en fuera de juego. Sigue. Granero derriba a Koke y Correa marca. Anulado. El árbitro manda penalti. Grizi lo mete. Se alza alta tu bandera y la grada cimbrea. Y hay más.

“Lo dio todo por este escudo”, cuenta Adelardo de ti. Y todo lo dio Griezmann en su disparo, centrado y fuerte, para poder dedicarte el marcador. Pasaba el reloj de la hora cuando Kalinic, invisible, dejaba paso a un Vitolo ovacionado y el Atleti iniciaba su tradicional yenka, pasitos atrás. El partido entró en fase de nada mientras los técnicos hacían sus cambios. Hubo más.

“Ejerció de capitán, nunca fácil” te dibuja Solozábal mientras Godín, a quien el brazalete tu diste, lo hace con Montero, ser capitán, corregirle en defensa. El Espanyol se ha subido a la bota de Darder y asedia al final, escuecen las cinco derrotas. Pero Oblak para todo y el aire del Metropolitano recuerda al Calderón, con sus letras, Muchaaachos, con el Cholo director de orquesta, subiéndole decibelios y Torres y tú aquí, cuánto os dejásteis la piel en la hierba. Eso es escudo, será vuestro legado. Recuérdaselo a Lucas, por si se le olvidó en tu ausencia. Eso y más.

“Capitán y referencia”, gritó la grada en este partido que se cierra después de que Gelson estropease una contra al final y Savic achicara cada balón colgado. Comenzaba tu fiesta, Capi. Se emocionó el Metropolitano, sonrió el Calderón en Madrid. Porque contigo no hay duda, habrá más seguro. Ya se te espera.


as.com





El Español ha sido duro y ha dispuesto de varias ocasiones de gol, pero se han encontrado con Oblak que no es cualquier portero y con Griezmann que ha sabido rematar, aunque haya sido de penalti. así que después de todo contentos por sumar los tres puntos.



Al final del partido la afición rindió un merecido homenaje al capi Gabi, que no había tenido ocasión de despedirse de la afición.


j.luis [ Domingo, 06 Enero 2019, 18:45 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
18ª Jornada / SEVILLA, 1 - ATLÉTICO, 1



Vaclik y Oblak, dos salvavidas

La primera parte dominó el Sevilla, sobre un Navas excelso. Adelantó Ben Yedder. Empató Griezmann. La segunda parte el juego se equilibró. Les tocaba a los porteros.



000_1546796479_856511

Seguirán Sevilla y Atlético persiguiendo al Barça igual. Ninguno sacó ventaja frente al otro en el Pizjuán. No les dejaron sus porteros, ni Vaclick ni Oblak, reyes de un partido que acabó 1-1 y fue electricidad, sobre todo en la segunda parte. Salió en la primera el Atlético con ese tercer uniforme que parece pijama y no le sienta muy allá y un plan: que pasaran los primeros minutos sin más, que el Sevilla jugara y se cansara. Y durante los diez minutos eso sucedió, minutos de tanteo sin más, con un regate de Gnagnon ante Lemar como único bocado de algo que llevarse a la boca. Al Atleti le costaba atacar cuando recuperaba un balón, estaba demasiado atrás y el verde por delante le resultaba interminable. Subido al pie de Navas, el Sevilla ganó metros y los centros al área cada vez sobrevolaban con más peligro a Oblak. La banda de Lemar y Saúl era una puerta abierta al área. Esos pies de Navas. Pero más allá de una volea fuera de Roque Mesa y un empujón de Savic en el área que el VAR ni revisó nada cortaba la respiración a Simeone. De momento.

Porque su equipo era un dechado de desvirtudes. Transiciones defensivas horribles, balones regalados al rival y Griezmann que en veinte minutos había tocado tres balones, uno de ellos mal. Logró colar una ocasión de Griezmann (paradón de Vaclick) en el monólogo del Sevilla. Saúl sólo perseguía las sombras de Navas, que se trajes con él porque con Lemar no podía: era tan poco que era invisible. Salvo Godín, frontón de balones incansable, y por supuesto el santo Oblak, todos los rojiblancos estaban de carbón. El Sevilla había pasado del tanteo al repaso. Y tanto fue el cántaro a la fuente que pronto del repaso pasó al gol.

Si primero un zurriagazo de André Silva desde fuera del área lo tocó lo justo Oblak para desviarlo al palo, al minuto siguiente Ben Yedder no perdonó. Todo comenzó, cómo no, en otra subida de Navas. Ganó la línea de fondo, Carriço remató mal, Ben Yedder le puso su nombre al balón muerto, ante un Savic y Juanfran que parecieron querer defender con la mirada. Pero eso de poco vale si después no sigue el cuerpo. 1-0. Y el Sevilla que pasa al Atleti por la derecha, por la izquierda y el centro pero no se iría al descanso con ventaja al marcador.

Porque un suspiro antes de que llegara el descanso, Carriço derribó a Thomas en la frontal y Griezmann tocaría su quinto balón de la tarde. Porque sus botas desde hace tiempo se piden todos los libres directos en el Atleti. Y lo que una vez fue espina, ninguna falta se iba a la red, hoy es arma. La pelota voló en una parábola perfecta, subió y bajó, sin coger mucha altura y pegado al palo. Imparable. Piiii. El silbato de Mateu Lahoz se coló en medio de su celebración. Descanso. Y el fútbol. Resulta que Machín era el que se iba a la caseta sin respiración. Es lo que tiene ceder un error ante el Atleti.

Salió diferente al Atleti, al menos en la disposición. La receta para parar a Navas fue mover a Correa a la derecha, Thomas al centro con Rodrigo, Koke en la izquierda y Lemar compañero de Grizi arriba. La primera llegada de Navas de la segunda parte se la barrió Rodrigo de los pies. El Atleti tenía más la pelota, el Sevilla ya no recuperaba tan rápido ni dominaba tanto. Ni siquiera Sarabia aprovechó un regalo en el área de Juanfran vestido a la vez de Melchor, Gaspar y Baltasar. Pero es que el nombre del partido ya no era Navas sino Koke, que se había ido adueñando del partido de esa manera tan suya, que no se ve pero ahí está. Con balón y en la defensa, porque Koke no es Lemar. Y Navas ahora se encontraba siempre la puerta cerrada en la derecha.

A la hora Lemar se iba a la ducha con el bolsillo lleno de mirra y a Vitolo lo recibía un Pizjuán con el cielo lleno de pitos. El juego en la hierba se equilibraba. Thomas por dentro daba libertad a Saúl para asomarse al área y Navas lograba escabullirse incluso de Koke para que el Sevilla volviera a llover sobre Oblak. Pero una vez Ben Yedder cruzó demasiado y, otra, el propio Navas se estampó con el guante.

Si Mateu sembraba la hierba de amarillas, Simeone tiraba de Montero para que ocupara el lateral izquierdo en los últimos diez minutos, eso que los dos equipos jugaron más con el corazón que la cabeza y que ocuparon los porteros: los dos equipos se lanzaban al área contraria como quien va tarde a un tren, sin aliento. Primero Vaclick en un mano a mano ante Griezmann, después Oblak para atajar un latigazo de Gnagnon. El córner siguiente no terminó la red porque Gnagnon y Ben Yedder se embarullaron. Respondió Thomas con uno de sus misiles que silbaron un cielo sobre Vaclick, que hervía, como el que escapa de una olla a presión. Cuando pitó Mateu el final los dos seguían siendo perseguidores del tren del Barça.

as.com





Al final, reparto justo de puntos, en un buen partido, que ha sido bastante duro y muy disputado como suelen ser estos enfrentamientos del Sevilla y Atlético que siempre andan muy picados. Donde los dos porteros han sobresalido con sensacionales paradas; además de Navas que en la primera parte ha sido determinante para su equipo, desbordando continuamente por su banda al falso lateral Sául y el ineficaz apoyo de Lemar. Luego en el último minuto de la primera parte fue determinante la falta al borde del aréa, ejecutada con la maestría habitual por Griezmann, anulando la ventaja del gol de Ben Yedder.

En la segunda parte el Atleti salió mejor plantado y se desizo del dominio sevillista de la primera parte, corrigió en parte el coladero de la banda izquierda y se asntó en el medio campo. Los dos equipos dispusieron de varias ocasines claras para marcar y los dos porteros se encargaron de neutralizar. Quizá al duro y viril partido le sobraron algunas tarjetas que el árbitro se empeñó en sancionarlas en demasía.

Por tanto la clasificación del segundo y tercer puesto sigue igual a espensas de que el Barcelona pueda ampliar su ventaja esta tarde.


xerbar [ Domingo, 06 Enero 2019, 19:12 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
Hubiera preferido en esta ocasión una victoria de mi Sevilla pero parece que el empate ha sido justo, no he podido ver el partido completo sólo los ultimos 20 minutos por lo que tampoco puedo opinar mucho más. A ver si el Barça aprovecha este empate.

Un Saludo.


j.luis [ Lunes, 14 Enero 2019, 20:28 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
El Atlético sigue sin afilarse

Simeone ensalza el juego de su equipo ante el Levante a pesar de la falta de gol de sus atacantes



000_1547493412_973803

El balón golpea en el brazo de Vukcevic en la jugada del penalti a favor del Atlético. SERGIO PEREZ - REUTERS

“Si no fue el mejor [partido], con el del Borussia Dortmund, fue uno de los mejores”, aseguró Diego Simeone en sala de prensa, después de que el Atlético derrotase por la mínima al Levante en el Wanda Metropolitano con un gol de Griezmann de penalti, en el primer encuentro de la temporada que se disputó a las 12.00. “Sobre todo por la regularidad en el partido. Desde que empezó hasta que terminó siempre tuvimos una misma intención”, profundizó el técnico argentino, que acabado el duelo abrazó uno a uno a todos sus jugadores antes de meterse en el túnel de vestuarios. “Lo hice porque es lo que sentía”.

Han pasado algo más de dos meses desde que el Atlético derrotó en noviembre al Dortmund en el cuarto partido de la fase de grupos de la Champions (2-0), cuando se tomó la revancha por la goleada recibida en Alemania (4-0). Entonces logró la victoria tras rematar 15 veces, siete de ellas a portería, y sin conceder ningún disparo a la meta de Oblak. Ante el Levante se llevó la victoria de penalti, tras rematar en 19 ocasiones, 10 de ellas fuera, y concediendo a los granota dos oportunidades claras en las que solo la pericia del portero esloveno evitó el gol.

“Hemos hecho un partido muy serio, la gente en el estadio se lo ha pasado muy bien independientemente del resultado”, apuntó Juanfran, que ocupó el lateral izquierdo después de que Lucas Hernández, que había entrado en la convocatoria tras recibir el alta médica, fuera el descartado por Simeone en el último momento.

Si bien la producción ofensiva del Atlético, al que el VAR le privó de un gol tras decretar falta de Rodrigo en la misma jugada que resolvió Koke —“uso un poco el brazo para detener la jugada”, reconoció el infractor después—, resultó sostenida en el tiempo, y acrecentada especialmente en la segunda parte, ninguno de sus registros ante el Levante superó los picos establecidos en otros partidos de la temporada. Ante el Sant Andreu remató más a gol, 25 a 19; frente al Eibar fueron más a puerta: nueve a cinco; con la Real Sociedad tuvo más el balón, 61,24% a 58,5%; y ante el Brujas completó más pases, 684 a 508.

Tampoco Griezmann, que marcó su 14º gol de la temporada, el sexto en cinco jornadas y el quinto penalti que anota de manera consecutiva en LaLiga —está a un mes de firmar dos años seguidos sin marrar una pena máxima—, realizó más remates a puerta que en ningún otro encuentro. Solo en tres ocasiones disparó el francés, una menos que frente a Brujas, Espanyol y Sevilla, sus mejores marcas hasta la fecha. “No hemos estado muy bien los de arriba. Yo el primero, fallando pases (11), me pesaban las piernas”, reconoció tras el encuentro. “Nos falta más tranquilidad a la hora de llegar al área rival”, se sumó Rodrigo. “Nos los dice el míster. Igual cuando tenemos que chutar damos el pase y al revés. Al final el 1-0 es la misma victoria que 8-0, así que estamos contentos”.

Vitolo ovacionado

Más allá del reconocimiento grupal, tanto Simeone como el vestuario rojiblanco resaltaron la actuación de Vitolo, que recibió la ovación del estadio tras ser sustituido. “No suele jugar, pero hoy [por el domingo] hizo un partidazo”, le ensalzó Griezmann. “Llegó con el entusiasmo de rendir. Por momentos el entrenador no le puso, por momentos se lesionó, y ahora se preocupa por mejorar. Vitolo está bien, le necesitamos, le da una pausa al equipo que la tiene solo con Griezmann”, añadió Simeone.

Sin embargo, el futbolista más examinado sobre el campo, y no por su rendimiento, que por otra parte fue alto, fue Vukcevic, sobre cuyo brazo derecho golpeó un centro raso de Thomas que dio pie al penalti que decidió el partido. “Thomas quiere hacer un pase atrás y le pega en la mano. Después cada árbitro tiene su opinión y ve la jugada como quiere. Por suerte, ha pitado el penalti”, examinó Griezmann. “Para mí sí lo ha sido. Pero no entro en nada más. Es decisión del colegiado”, le secundó Rodrigo.

No todos lo vieron así. “Este año ha salido una circular nueva, la cuatro, que habla de las manos en el suelo y si la leemos creo que no se debería haber pitado penalti”, defendió Paco López, entrenador del Levante. “Si con las manos apoyadas sobre el terreno de juego o deslizándose sobre el mismo, el jugador no hace ningún movimiento intencionado o voluntario para interceptar el balón el árbitro no deberá sancionar la mano”, señala la norma a la que hizo referencia el técnico granota. “Le toca a los árbitros resolver cómo y por qué es penalti cada mano. En alguna otra ocasión el balón dio en la mano de un rival y no nos pitaron penalti", refrendó Simeone.
La peor noticia para los rojiblancos fue la lesión de Savic, que se lastimó el muslo izquierdo en una carrera inofensiva y está a la espera de someterse a pruebas médicas.

elpais.com





Partido sobre todo entretenido. Dominó el Atlético, pero la falta de puntería le sigue fallando. Como siempre fue Griezmann quien resolvió en un discutido penalti. El Levante es un buen equipo, muy correoso y a la contra apunto estuvo en dos buenas ocasiones a punto de empatar, menos mal que Oblak, aunque intervino poco, estuvo acertado en esas jugadas. También me gustó Vitolo, que para mí fue el mejor sobre el campo se le veía con ganas y participó el que más en el juego mientras estuvo en el campo.



Seguimos a 5 puntos del Barça que no perdona. y le llevamos igual renta al Sevilla -que ayer perdió- y al Madrid.


xerbar [ Lunes, 14 Enero 2019, 22:59 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
Este Atlético de momento se muestra como candidato firme a disputarle la liga al Barça, veremos que pasa.


j.luis [ Domingo, 20 Enero 2019, 12:24 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
20ª Jornada / HUESCA, 0 - ATLÉTICO, 3


Lucas emerge entre la niebla

Ganó con autoridad en El Alcoraz con goles de sus dos laterales (Lucas y Arias) y Koke en su partido 400 con el Atleti. Debuts Mollejo y Joaquín. Muy bien Enric Gallego.



02_1547983401_121021

Tras estar a punto de dejar el club rojiblanco en el mercado de invierno, Lucas abrió el marcador en la trabajada victoria de los de Simeone contra el Huesca.

Cuando el fútbol es caprichoso engendra situaciones novelescas. Fue Lucas Hernández, titular por primera vez desde que estuvo a nada de fugarse al Bayern el pasado 1 de enero, el que abrió la trabajada victoria del Atlético en casa del colista. De repente, apareció por el costado izquierdo del área para empujar un pase de Koke. Fueron los laterales —Arias marcó el segundo gol—, los que concretaron el triunfo en un partido que le costó domar a los rojiblancos por el arrojo del Huesca. Una batalla ganada primero resistiendo el alto voltaje que imprimió el equipo de Francisco y después haciendo valer su superioridad técnica para resolver ese juego de trincheras.

Tuvo que romperse poco la cabeza Simeone para armar el equipo. Con Savic, Filipe, Saúl, Vitolo y Diego Costa lesionados, más las dolencias sospechosas de los dos implicados en la operación Morata, Gelson y Kalinic, solo tenía que despejar una duda en el lateral derecho, que fue para Arias. A la derecha del técnico argentino se compuso la fotografía de las consecuencias de tanta lesión y del esfuerzo económico que ha supuesto la renovación de Griezmann, incluido su recomendado Lemar, y la inflación salarial generalizada por el crecimiento de los últimos siete años. A Juanfran y a Adán les escoltaban en el banquillo cinco jugadores del filial.

Con esos efectivos tuvo que batirse el Atlético en un partido guerrillero y encapotado por la densidad creciente de la niebla. El Huesca advirtió desde el inicio que el duelo se iba a jugar bajo sus condiciones en un campo pequeño, pero que aprieta. Mucha pierna dura y batallas por la pelota y por los espacios marcadas por el amontonamiento de jugadores. No se sintieron cómodos los rojiblancos en ese paisaje. Los futbolistas de Francisco se impusieron en ese fútbol fricción. Durante el primer cuarto de hora sometieron al Atlético por revoluciones y decisión. Solo Rodrigo pareció darse cuenta de que el encuentro demandaba imponerse en los quites y en los balones por arriba. El chico lo mismo le da a su quipo fluidez al balón que rompe y rasga. Encontró el apoyo de Correa, que también comprendió que para ganar primero había que imponerse en el otro fútbol.

Fue Pulido el que dio el primer aviso del Huesca con una media chilena que se estrelló en el palo de Oblak. En la banda, Simeone se desgañitaba pidiendo a sus futbolistas que jugaran, que buscaran los agujeros lógicos que dejan estos choques tan comprimidos. Reclamaba el Cholo a sus jugadores que impusieran su calidad y lo hicieron por primera vez en una triangulación elaborada en la que Correa terminó por dejar a Lemar cara a cara con Santamaría. El error del mediapunta francés fue de traca. Santamaría no achicó espacios y concedió mucho ángulo a su derecha. Lemar estrello el remate contra su cara.

Parada de Oblak

No se encogió el Huesca tras ese primer pellizco de los rojiblancos. Aún tuvo otra ocasión clara propiciada por un error de juveniles de Godín y Giménez. El primero perdió un salto en un balón aéreo en el medio del campo con Enric Gallego, el goleador jornalero recién fichado del Extremadura. Peinada la pelota, Giménez no cumplió la máxima de que un central guarda la espalda del otro en ese tipo de lances. Como estaba a la altura de Godín, Cucho encontró el camino libre hasta la misma barbilla de Oblak, pero terminó por enredarse en su intento por sentar al esloveno. En el desperdicio de esa ocasión empezó a perder algo de fuelle el Huesca, y el Atlético hiló más pases. Otra jugada bien cosida, acelerada con un pase rompedor de Lemar a Koke, generó el gol de Lucas. El volante vio venir al francés por el segundo palo y le puso la pelota para que la empujara.

El tanto le hizo daño al Huesca, que siguió compitiendo, pero ya sin tanta verticalidad. Para el Atlético supuso una dosis de tranquilidad para terminar de acomodarse. Ya apenas perdió el control y salió mandón en el segundo acto. Griezmann tuvo el 0-2 de salida, pero optó por la potencia antes que por la colocación y se encontró con Santamaría.


000_1547983158_794561

Arias, en la acción del segundo tanto del Atlético. / Javier Cebollada - EFE

Fue Griezmann también el que aclaró un contragolpe llevado por Lemar. Su cambio de juego lo cazó Arias apareciendo por la derecha para enganchar una buena volea. No marcó la estrella rojiblanca, pero también intervino en el tercer gol. Su remate de cabeza lo repelió el larguero y el rebote lo cazó Koke para remacharlo. Con el partido cerrado, a Simeone le dio para hacer debutar a Mollejo, un chico por el que siente predilección por cómo superó desde muy pequeño su alopecia. Lo considera un guerrillero, justo lo que demandó el partido.

elpais.com / AGENCIAS





Al final el Atleti se ha soltado un buen partido goleando al modesto Huesca a domicilio, si bien es verdad que los locales tuvieron al comienzo del partido dos claras oprtunidades de gol, que Oblak neutralizó, demostrando su categoría (que hubiese pasado si el portero fuese Adán cómo en la copa?) y es que tener el mejor portero del mundo es una garantía. También se ha notado el juego de los laterales, tanto Lucas por la izquierda -que reaparecía-, y Arias por la derecha, que cada vez está más adaptado y creo que ya le ha quitado el puesto al bueno de Juanfran. Además ambos se han estrenado como goleadores. También destacar la compenetración y el juego que aportan los centrocampistas, cada vez se nota más la posesión y profundidad, especialmente la recuperación de forma de Koke y su aportación en ataque para proveer centros a Correa y Griezmann.

Así que seguimos segundos a 5 puntos de Madrid que ya es tercero en solitario, pues el Sevilla perdió con los merengues y es cuart a 8 de nosotros. Lo normal es que hoy gane el Barça y nos siga sacando 5 puntos.


xerbar [ Domingo, 20 Enero 2019, 20:14 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
Cómoda victoria del Atlético que sigue en la pelea en la liga.

Un Saludo.


j.luis [ Sábado, 26 Enero 2019, 18:54 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
21ª Jornada / ATLÉTICO, 2 - GETAFE, 0


La vida bella en el Metropolitano

Tumbó fácil a un Getafe con una primera parte de buen fútbol y goles de Griezmann y Saúl. Godín se retiró tocado. Djené y Cabrera, expulsados.



000_1548525064_212536

Atlético y Getafe saltaron al campo en un duelo de pesos pesados que primero se estudian, luego buscan el KO. No son Simeone y Bordalás técnicos de especular a los puntos. Salió el Getafe sin pensar en Copa, con sólo el cambio de la portería y el de Ángel y no Mata con Molina. El Atleti, como hace una semana, era diez de los once jugadores de campo disponibles y Juanfran en el banco, rodeado de chiquillos.

Comenzó el Atleti con la intención de acongojar el juego del Getafe, con Kalinic titular, 90 minutos de vida extra mientras Simeone sigue esperando a Morata. Pidió penalti por mano de Djené a los dos minutos. Vivirían croata y central una guerra particular en la guerra general. Más que golpes, en el Metropolitano volaban las piernas.

Carrera aquí, carrera allá. Trataban de triangular los de casa, de encontrar espacios los de fuera. Estrangulaba el juego por dentro rival el Getafe, llegaba el Atlético siempre por fuera, con Saúl y Lemar cerrándose para las subidas de Arias y Lucas. Intensidad en cada línea que se difuminaba en las áreas. Veinticinco minutos y ningún remate. Ni a puerta ni fuera ni hacia ningún lugar, invitación a la siesta. Hasta que Thomas agarró ese balón para derrumbar los muros de Bordalás.

Ayudó Maksimovic, simple mirón ante el rojiblanco que caminó hacia la frontal, se perfiló y se sacó un pase perfecto para que Griezmann hiciera el gol con la zurda. Así son los genios. Con media ocasión basta. El Getafe vivía su particular Día de la Marmota en el Metropolitano. Da igual como llegué, cada partido es lo mismo. Con una llegada basta. La segunda fue igual. Media ocasión y gol. Ahí de nuevo Thomas. Otro balón que birla para buscar al espacio a Lucas. Éste le envía a Kalinic un balón perfecto que estampa en el cuerpo de Soria. Sus movimientos son perfectos, su definición un Expediente X. El rechace es para Saúl, que aparece como una exhalación por detrás para llevar el balón a la red. Lejos del lateral volvió a explotar eso que le hace único. Su llegada.

Antes del descanso, Giménez, Godín y Rodrigo arrancaron los aplausos de un Metropolitano emocionado ante su equipo. Los dos primeros por estrangular una contra de Ángel cegándole el camino, el último para aparecer y hacer suyo el balón, tan sencillo. Su primera parte fue una exhibición. Su 14 sostiene, soltaba a Thomas, Saúl. Sonreía el Cholo ante la primera parte impecable de los suyos. Cada jugador una virtud. Giménez despliegue, Lucas sacrificio, Godín brazalete, Rodrigo ese control, Thomas lanzamiento, Lemar aguante, Saúl sorpresa, Kalinic el movimiento, Griezmann el gol. Y la pizarra de Bordalás estallada en dos golpes.

El descanso dejó en la ducha a Godín (por precaución) y a Molina (tocado). Intentó el Getafe romper su gafe. Que en 14 partidos no le ha hecho un gol al Cholo. Levantó su equipo algo el pie, se instaló un rato el de Bordalás en el área de Oblak como si la tuviera alquilada. Le abrió la puerta una vez Giménez, que fue a patear un balón y lo convirtió en regalo, reaccionó de inmediato, junto a Lucas, para tapar el agujero. Son futuro para diez años.

Como Mollejo, porque si el Atleti se dedicaba a dejar pasar el reloj, el canterano recibía los aplausos de la grada mientras estaba en la banda, junto al Cholo, listo para entrar, nervioso. Lo hizo y en el primer balón lanzó un zurdazo que afeitó el travesaño de Soria. Ya no es su descaro, es su carisma. Con 18 años y cinco días. Su desparpajo y el vaciarse de Juanfran en la izquierda, devolvieron al Atleti al partido ante un Getafe que dejó más resbalones que amenazas a Oblak. 30 a 0 ya van sus enfrentamientos con el Cholo, KO tras KO. Un Cholo que seguía sonriendo cuando lo engulló la caseta al descanso. A dos del Barça duerme. Y con el Niño Mollejo subido al carro de un Metropolitano que esta Liga no conoce la derrota.

as.com





Partido bastante fácil. Hoy el Getafe no ha sido rival, supongo que también les habrá pesado el partido de copa y el atleti más descansado ha controlado el partido de principio a fin.


j.luis [ Lunes, 04 Febrero 2019, 13:10 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
22ª Jornada / BETIS, 1 - ATLÉTICO DE MADRID, 0


Canales somete al Atlético

El Betis, pese a su maratón copero, se engancha a la batuta del cántabro y derrota a los de Simeone, que no aprovechan el empate del Barça en un discreto estreno de Morata



000_1549282026_707429

La sucesión de esfuerzos y conducciones imponentes de Sergio Canales se convirtieron en el colofón del gran triunfo del Betis sobre el Atlético, conservador al principio, inocente al regalar un penalti y sin eficacia cuando se fue a por todo a por el empate. Paso atrás importante de los de Simeone, incapaces de imponerse a un rival cansado por su andadura copera, pero inteligente en su planteamiento para defenderse con mucho orden, dejando a los visitantes casi sin ocasiones salvo en un disparo de Griezmann al palo derecho de Pau.

Un Atlético que desaprovechó la oportunidad de acercarse a tres puntos del líder Barcelona, que respiró tranquilo después del triunfo andaluz. En el minuto 91, la afición local reventó en un tremendo aplauso cuando Canales le escondió el balón a todo el Atlético, que buscaba a la desesperada el empate. Las palmas premiaron el partidazo de Canales y sus compañeros, que a su juego de toque añadieron un saber estar imponente para derrotar al segundo clasificado, que sumó su segunda derrota del curso.

Tiene mérito lo de Setién. Después de jugar una prórroga copera el pasado miércoles, el entrenador dio descanso a Lo Celso y Loren, ordenando un planteamiento de lo más práctico. Tres puntos se llevó el Betis, con sufrimiento, con gente como Guardado y Joaquín al borde del colapso, con Bartra lesionado. Pero estaba Canales. Y un orden defensivo que frustró a Morata y Griezmann. Un buen choque el jugado por el Betis para ganar un partido que detuvo al Atlético y lo descabalga de su pelea por el título. Un triunfo de prestigio, enorme para los de Setién. A Simeone apenas le queda el consuelo de un posible penalti cometido por Feddal sobre Morata con el 0-0 en el marcador. Dejó escapar una oportunidad importante y el estreno de Morata no dijo demasiado. Especuló demasiado y lo acabó pagando caro...


Luces y sombras en el debut de Morata con la camiseta atlética

El delantero provocó un penalti, pero Medié Jiménez no lo señaló. Estuvo participativo, aunque falló en la asociación (50% en pases). Remató cuatro veces, aunque sin acierto.


elpais.com





No pude ver este partido, pero es una derrota inesperada, más después del empate del Barcelona y la victoria del Madrid. Por lo visto jugamos bastante mal y al equipo le faltó ambición y el Betis aprovechó el penalti para llevarse los tres puntos. En cuanto Morata estuvo muy discreto.


xerbar [ Lunes, 04 Febrero 2019, 20:14 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
Tropezón inesperado del Atlético aunque este Betis es capáz de lo mejor y de lo peor, ya gano en el Camp Nou asi que si os sirve de consuelo?

Un Saludo.


j.luis [ Domingo, 10 Febrero 2019, 12:20 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
El derbi embala al Madrid

Tuvo más pegada y más orden que un Atlético durísimo y confuso.

Polémico arbitraje de Estrada, con cuatro jugadas discutidas.

Soberbio Vinicius. Corte de mangas de Bale al público tras marcar.




01_1549796222_414546

Fue un derbi estruendoso, con aire de final de cualquier cosa y que dio para unas jornadas de verano sobre el VAR, ese tribunal de segunda instancia que alborota más que el de primera. Lo ganó el Madrid, ya segundo y principal perseguidor del Barça, que tuvo más pegada, más temple y a Vinicius. Y lo perdió el Atlético, que no pasó de la fiereza y la intimidación. Conforme se le empinaba el partido, la fogosidad derivó a una dureza extrema que no le llevó a la redención.

El Atlético es un equipo sin equívocos, siempre anda en el cogote el enemigo. Más si es eterno. Así que de entrada quedó servido el derbi de la energía contra la paciencia. La presión rojiblanca, subidísima de tono, buscaba que el rival se ablandara. La espera ordenada del Madrid, que los de Simeone derrocharan gasolina al principio para que la echaran en falta al final. Un arranque convencional con un futbolista poco convencional: Vinicius, caído desde West Point a Vietnam, un vórtice inesperado para el Madrid. También una condena para Bale, eterna esperanza, eterno extraviado.

Antes de que iniciase su alborto se puso en ventaja el Madrid a balón parado. Ramos tocó con la cabeza en un córner y Casemiro, de tijera, marcó. El equipo de Solari, por entonces, andaba ya oxigenándose con Modric y Kroos y metiendo en la muleta la bravura del Atlético. Luego Vinicius amenazó con llevarse por delante a Arias y Godín. Le metió un pase de exterior a Lucas, que voleó defectuosamente y dejó atrás al uruguayo sin que nadie rematara su centro. Un jugador lleno de trucos. Los que faltaron en Correa y Lemar, las alas con las que se atrevió Simeone.

De VAR en VAR

Luego el partido pasó del Madrid al VAR. Correa le quitó a Vinicius la pelota en falta, de la existentes pero no de las escrutables, frontera establecida por el videoarbitraje. El argentino le mandó un pase a Griezmann, que arrancó en línea (ahí el VAR no apreció ilegalidad) y superó por bajo a Courtois. El restablecimiento de la igualada y el inicio de la gran discusión. Porque a partir de ahí se pasó del partido al debate. Aquello se llenó de faltas, de reclamaciones a Estrada, de fútbol enfangado en el cuerpo a cuerpo. Y ahí participaron todos menos Vinicius, que al Wanda fue a otra cosa. Un extremo de versión extendida, uno de esos jugadores presuntamente indefendibles, que encaró una y otra vez hasta que Giménez le hizo un ¿penalti?. Fue claro el derribo. La geografía del mismo le llevó un minuto al VAR. La entrada empezó fuera del área y el juez de la pecera, Munuera, creyó, como Estrada, que también pudo seguir dentro. Sólo fue claro para ellos, pero le sirvió a Ramos para llevar al Madrid en ventaja al descanso. Esto es el VAR: llenar la discusión de imputados.

Acabó por adueñarse del partido cuando, en el 54, sacó la mira telescópica para quitarle un gol por fuera de juego a Morata. La infracción resultó inapreciable a simple vista y la ejecución mereció premio: pinchó un pelotazo larguísimo de Godín y lo metió de vaselina. Una obra de arte inconclusa.

El Madrid fue amurallándose tras la salida de Vinicius, cambio poco entendible pero que acabó cargando de razón a Solari, y el partido llenándose de patadas. El VAR no encontró penalti de Casemiro a Morata, que pareció existir. Esa refriega parecía haber encogido al Madrid, que es menos de ese palo, pero en su primera salida acabó con el contencioso. Modric abrió a Bale y este aplicó un zurdazo junto a palo. Su facilidad goleadora lo justifica todo. Todo menos su corte de mangas al público. Y es que el derbi fue un modelo de entrega, no de urbanidad.



El Atlético se queja del VAR a través de su cuenta de Twitter


000_1549796085_790325

Horas después del derbi ante el Madrid, el club lanzó un mensaje con tres imágenes: el penalti de Giménez a Vinicius, el gol anulado a Morata y el penalti no pitado de Casemiro al delantero.

El Atlético no ha quedado nada conforme con el arbitraje del derbi. A las 23:16, en su cuenta de Twitter, el club lanzó un mensaje sin texto en el que se incluían tres imágenes relativas a jugadas polémicas del partido ante el Madrid y que entiende que perjudicaron a los rojiblancos: el penalti de Giménez del 1-2, el fuera de juego de Morata en la jugada que pudo ser el 2-2 y el penalti no pitado a Morata por parte de Casemiro.

El tuit de la cuenta @Atleti no incluye ningún comentario más que un emoticono pensativo y muy irónico. El club entiende que la falta de Giménez a Vinicius es fuera del área, que hay derribo a Morata y que, según las líneas que aporta la imagen adjunta, no hay fuera de juego del madrileño en la jugada que acaba en gol de vaselina. El VAR revisó esas tres acciones y ratificó las decisiones de Estrada Fernández.

En la primera vuelta, tras el Real Madrid-Atlético (0-0), el club rojiblanco ya emitió un comunicado en el que se quejaba de los criterios de usos del VAR. En aquel encuentro, lo que se reclamó fue una mano en el área de Casemiro.


Simeone: "No hemos perdido por el VAR, el rival fue mejor"

El entrenador del Atlético no buscó excusas en el árbitro, asumió que el Madrid "tuvo más contundencia" y explicó que Rodrigo no fue titular por molestias.


as.com / AGENCIAS





El Madrid fue superior y hay que felicitarlo. Sin embargo el Atleti estuvo muy por debajo de su nivel. Acomplejado y marcado por la polémicas jugadas del VAR, para mí el penalti no fue, se ve claramente que es fuera del aréa. En cuanto al gol de Morata, no arranca en fuera de juego, el cuerpo del jugador del Madrid se ve que está más atrás que el pie de Morata (es como el Atletismo cuando cruzan la meta es el cuerpo y no el pie el que delimita la posición). No entiendo que cuatro tíos con medios técnicos y que pueden ver varias veces las imágenes se equivoquen. Esas decisiones fueron decisivas para la marcha del partido y eso sumado al mal juego local, hizo que hiciesemos el ridículo, perdiesemos el partido y la segunda posición.


xerbar [ Domingo, 10 Febrero 2019, 15:27 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
No pude ver el partido me pilló comiendo fuera y sólo algunas imágenes en la TV de algunos sitios en los que estuve pero poco más. Parece que al Madrid le ha venido bien llorar por el VAR anteriormente en cuanto al Atlético se desinfla en la liga de momento y jugárselo todo a la Champions con un duro rival como la Juve no es el mejor plan.

Un Saludo.


j.luis [ Domingo, 17 Febrero 2019, 15:42 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
24ª Jornada / RAYO 0 - 1 ATLÉTICO


Autohomenaje del Cholismo

Un gol de rebote del francés volvió a rescatar a un Atlético muy gris y fulminó al Rayo. De Tomás fue un incordio para los rojiblancos. Volvió Costa.



000_1550414122_633688

Celebró Simeone su renovación con un autohomenaje en Vallecas. Necesitaba ganar el Atleti y lo hizo sin que a la tarde le faltara ninguno de sus ingredientes. Mal en el fútbol, letal ante el error rival y con los dos de siempre, Griezmann y Oblak. Oblak y Griezmann otra vez más en el día que regresaba La Bestia. Le tocaría banquillo de inicio, mientras el Atleti dedicaba la primera parte a cómo resolver el acertijo de Míchel: la hierba llena de barreras de hombres, cinco atrás, cuatro en el centro, el sino de los tres centrales. El Atleti buscaba mandar ante un Rayo que no se descomponía. Pasaba la nada en Vallecas.

A Dimitrievski le saludó pronto Saúl con un cabezazo en el primer minuto que pasó silbando sobre su madera. A la de Oblak no se acercaría el Rayo hasta el 25’, cuando Embarba se escapó en solitario para probar por primera vez sus guantes. Contra ellos se estamparía el Rayo una y otra vez mientras el Atleti se perdía en el laberinto de su propio fútbol. Presión desastrosa, balonazos constantes, lentos, como si las botas les pesaran quintales. “El horror, el horror”, de Kurtz en El corazón de las tinieblas vestido de azul a las cinco de la tarde en Vallecas.

Horroroso Correa, horroroso Vitolo, horroroso Filipe, horroroso Arias. Sin intensidad, sin desmarques y con la velocidad del tráfico un lunes de lluvia en Madrid. El mejor del Atleti era Mario Suárez y hace años ya que se fue: ayer le cruzaba el pecho una franja roja mientras se iba agigantando en la hierba. El Rayo fue tomando la pelota y los metros, aunque sin profundidad. Hasta que apareció Saúl, también horroroso.

Perdió uno de esos balones que nunca se deben perder en el centro y él suele: le entregó la pelota al Rayo, que inició la contra. Las alarmas saltaron en la portería de Oblak, que de nuevo se vio obligado a salir en la foto. Para desbaratar la ocasión de Embarba después de una jugada de Raúl de Tomás que arrancaría el aplauso a Vallecas. Como todas las carreras eléctricas de Álex Moreno en la banda.

Las barreras de hombres de Míchel se les hacían a los del Cholo largas como un Himalaya. Antes del descanso sólo regresarían una vez más por la Zona Dimitrievski los rojiblancos. Y a balón parado, no podía ser de otra manera. Una falta que sacó Grizi y centró Filipe para que Godín y Morata la vieran pasar sin rematar ninguno, esperando al otro, ante la línea de gol.

El Rayo siguió ganando a los puntos tras el refresco de la caseta. Pareció espabilar el Atleti, algo, no suficiente. Roto en el centro, desasistidos Grizi y Morata, seguía desesperando como casi cada día Correa. Míchel quiso darle al partido un gancho de izquierdas sacando de una tacada a Pozo y Bebé y sumarle caballos a sus bandas. Cholo contestaría con la pólvora.

Sentó a Vitolo y Correa. Entraría Lemar y probaría un tridente: Morata y Grizi con Costa. Porque en el 59’ La Bestia había regresado. Es Costa y está de vuelta, aunque sea con barriga. Que con Costa nunca se sabe qué puede pasar. Con Oblak sí. Y menos mal. Porque a su puerta no dejaba de llamar Raúl de Tomás. Una vez se precipitó al llegar al área, otra fue un paradón de San Jan y la tercera terminó con Giménez arreándole un empujón para quitarle de en medio. Si le pitan penalti, se lo queda, aunque nadie lo hizo. Dos jugadas después, apareció Grizi. Para hacer del partido otro de tantos del Cholo.

Marcaría el Atleti de puro rebote. Griezmann, un balón que le cedió Morata y entró tras pegar en Amat, defensa del Rayo. Se abrazarían Morata, Costa y el francés ante un Vallecas atónito, que no sabía cómo le había llegado la herida mortal. Ni tampoco cómo rebasar ese último muro, los guantes de Oblak. Se lanzó sobre ellos Ba, en el descuento, a la desesperada y de cabeza para salir en la foto de su último milagro. Vallecas, Madrid, febrero de 2019, dos días después de la renovación del Cholo, cuatro antes de la Juve.


as.com





El Atlético ganó al Rayo inmerecidamente. Los vallecanos merecieron ganar por ganas y ocasiones, pero la calidad de Oblak en la puerta y de Griezmann definendo, otra vez más salvaron al Atleti, y ya van demasiadas; parece que sin estos dos jugadores no somos nadie, y lamentablemente así es, pues la calidad de las dos figuras son determinantes en los últimos años.

Los tres puntos nos hacen recuperar la segunda posición, tras la derrota del Madrid esta mañana. Tampoco el Barcelona demostró demasiado, pero nuevamente Messi, salvó los tres puntos. Pero ya nos llevan una distancia considerable de 7 puntos.


xerbar [ Domingo, 17 Febrero 2019, 20:42 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
Se ganó que era lo importante para el Atlético que venía de 2 derrotas y que le espera esta semana una dura batalla con la Juve.

Un Saludo.


j.luis [ Domingo, 24 Febrero 2019, 19:12 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
25ª Jornada / ATLÉTICO 2 - 0 VILLARREAL


Morata y Saúl entierran la maldición amarilla

Morata tras los dos goles anulados por el VAR, decidió con su primer tanto un encuentro en el que el Villarreal puso en apuros a Oblak. Saúl sentenció al final.



000_1551031925_433994

La maldición amarilla estaba ahí delante, con todos sus ingredientes. La primera ese trago que tan difícil se le hace al Cholo. El Villarreal sin balón, con tres centrales y acumulando hombres en el campo, mientras al Atleti se le atragantaba el control, estampado en los últimos metros una y otra vez en el muro amarillo, un imposible. Ni un resquicio. Al Villarreal le bastó medio para la primera ocasión del partido. Un pelotazo de Asenjo que voló cincuenta metros para que Iborra ganara el salto del balón dividido, Bacca asistiera y Ekambi se quedara mano a mano ante Oblak. El esloveno sacó la pierna para añadir a su catálogo de milagros otra parada de balonmano. No pasó nada pero sí. La ocasión fue un cambio de tercio. Marcaría el inicio de los minutos del Villarreal.

De Simeone lo ha aprendido este estadio en el último año y medio: no es necesario tener mucho el balón para hacer daño. Sin cuatro de los hombres del miércoles (Godín, Juanfran, Thomas y Costa), los que estaban se abalanzaron sobre Bacca cuando en el área se disponía a recortar. Iba ya con la pierna desenfundada, para ponerle el final perfecto a un gran balón en profundidad. Al partido se le iba poniendo la cara de tantos domingos a esta hora en el Wanda Metropolitano. Más siesta que fiesta. Pero el Atlético que ha emergido tras el invierno de sus lesiones y partidos sin Koke. Mucho más fuerte, curtido y con más soldados en su ejército. Y con Koke, que es equilibrio, balón, aunque parezca que no se vea, pero ahí está. O con Morata. Es al último justo a quien Simeone necesitaba ayer: para terminar con la maldición amarilla, un milagro. El gol suyo no anulado por el VAR. Para contarlo, como ocurrió con el partido de Filipe ante la Juve, se necesita el sufijo azo.


02_1551032520_934093

El primer gol de Morat con la camiseta colchonera. Varios jugadores enteraron en escena para armar una jugada que se desplazó sobre el área de derecha a izqueirda, el balón le llegó a Filipe Luis que la metió al corazón del área y Morata fulminó a la red.

Golazo. Porque elaboró todo el equipo en ese tiempo del partido en el que al Villarreal volvía a costarle salir con el balón jugado, Morata ya hubiese probado los guantes de Asenjo con un remate ajustado al palo y la amenaza del Atleti llegaba con latigazos de Saúl. Antes de que el balón llegara a Morata maduró. Comenzó en el botín de Arias, en la derecha, y como hacen las mareas fue moviéndose hacia el costado contrario. Cuando llegó a la izquierda, centró Filipe, y el balón salió perfecto, templado, de su bota para que a la media vuelta y rodeado de hombres Morata sacara la zurda y marcara a bote pronto. Tardó en celebrar porque primero preguntó a un cámara: "¿Fue? ¿Fue?". Que claro, por la costumbre de que no fueran. Sí era. Acababa de sacar sobresaliente en la clase particular que Simeone le dio. Y matrícula de honor en la celebración, con gestos de VAR.

Sólo una torcedura de tobillo de Giménez alteró la buena tarde que se había quedado en el Metropolitano. Respiró cuando le vio regresar de la caseta en el descanso y llenó el aire de silbidos cuando Funes Mori le pegó un bofetón a Morata en el área que el árbitro no vio penalti y el VAR tampoco. Desesperó tanto como ver correr a Lemar, otro día más, sin saber qué hacer con el balón. Tampoco Costa en un mano a mano, parece que se le olvidó en la recuperación de su operación. Según salió (por Morata, ovacionado) tuvo uno y se enredó con el balón. En el siguiente, al minuto, dejó que Álvaro se lo arrebatara.

Calleja quitaba un defensa, Mori, para que entrara Chukwueze. El Villarreal quería balón y buscaba el gol ante un Atleti que seguía mirando la portería de Asenjo con algo a apuntar: ganaba 1-0 pero ya no hace el moonwalker. Lo buscó Costa, de cabeza, pero el balón se le quedó en la línea, también Giménez, pero botó demasiado el balón. Lo quiso encontrar Calleja, con la entrada de Gerard Moreno y Fornals. Si había que morir, que fuera matando.


01_1551032278_959710

Saúl anotó el 2-0 un golazo de vaselina para cerrar el partido. Tiró un sombrerito a Asenjo con la duda de si Víctor Ruíz la va a despejar bajo palos. El central agachó la cabeza y la pelota entró en la portería.

Los golpes volaban, sobre el área de Oblak, sobre el área de Asenjo, el partido sin centro del campo, pero en la suya Simeone tenía dos escudos, primero Rodrigo, después el corpachón de Giménez, otro día más emocionante en su derroche. En la otra Costa no terminaba de atinar, pesan aún los meses fuera, los kilos ganados en ellos, en el remate. Sí lo hizo en la asistencia para ponerle a Saúl en la bota otro de esos goles que a él le salen. El más difícil todavía. Vaselina en la línea de gol que Víctor Ruiz y Asenjo sólo vieron caer encima, el primero agachado, como tantas otras veces el Atleti esa maldición. La amarilla. Ocho partidos después, vencida. De fondo sonaba esa canción. Orgullosoooos de nuestros jugadoreeeees. Música de su semana fantástica.


as.com






He llegado del finde justo cuando empezaba el partido... Morata inauguó el marcador y se ganó a la afición. Al final Saúl sentencióel partido con un golazo de los suyos, ante un correoso Villarreal que en algunas ocasiones puso en apuros a Oblak, aunque el Atleti mereció ganar por ocasiones y por dominio, ante un equipo que siempre se nos da bastante mal. De esta manera seguimos la estela del Barcelona.


xerbar [ Domingo, 24 Febrero 2019, 20:24 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
Sigue la racha para el Atlético y Morata que por fin puede celebrar un gol legal.

Un Saludo.


j.luis [ Domingo, 03 Marzo 2019, 20:55 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
26º Jornada / REAL SOCIEDAD 0- 2 ATLÉTICO


Morata vale por dos

Dio el triunfo al Atlético en Anoeta, pese a acabar con diez por la roja a Koke, y confirma al equipo de Simeone como él único candidato a discutirle LaLiga al Barça.



000_1551642470_367098

Morata hizo el arquero para celebrar su 0-2 en Anoeta.

Había algo que siempre se repetía en aquel Atleti que ganó LaLiga en 20014. Koke encontraba a Costa y Costa hacía el gol. Una constante. Como Penny para Desmond. Ayer Costa era Morata. Y le bastaron tres minutos para demostrarlo en Anoeta. Después, mucho después, lo sujetaría Oblak.

Los primeros minutos fueron de tanteo. La Real Sociedad tenía el balón con un peligro: el empeño de sacarlo jugado desde atrás, desde la bota de Rulli. Simeone se apretó los guantes y adelantó la línea de presión con la intención de encontrar el tesoro en un robo. El partido, de verdad, no comenzaría hasta el cuarto de hora. Sería Oyarzabal quien terminaría con los minutos de tanteo.

Primero se quitó de encima a Godín como si fuera una pelusa, segundo disparó raso desde la frontal, obligando a la primera parada de la tarde. Hasta ahora el balón de la Real habían sido solo llegadas sin peligro. El Atlético olió el peligro y no tuvo miedo: sólo se lanzó sobre la portería de Rulli. Guiaría Koke.

Un Koke libre de marca. Un Koke centro de gravedad de este equipo y en uno de esos días tocados con varita. Porque Koke ya sabía lo que iba a pasar antes de que pasara, y estaba colocado para ello. Cuando Morata hacía el desmarque, en la bota Koke ya le había puesto el balón. La primera vez faltó un pelo para que terminara en gol. Se hicieron un lío Rulli y Llorente con el tuyo-mío y Morata casi se les cuela por ese resquicio. La segunda vez fue al minuto y obligó a Rulli a hacer un paradón. Koke se frotó la bota y se sacó un centro para el remate a bocajarro de Morata. Aquí paró Rulli. Pero era el minuto 18 y su área ya apestaba a sangre. Y Morata se lanzaría sobre ella de cabeza.

En otro homenaje al 2014, llegaría en un córner, cuatro minutos después de que Willian José se fuese lesionado. Lo lanzó Lemar desde la izquierda, peinó Godín con la chepa y Theo, que estaba con Morata, se dedicó a perseguir musarañas. Craso error. Morata cabeceó solo-solísimo. Gol. Si a LaLiga le queda un hilo de vida el Atlético se aferraba a él en Anoeta. Cuatro minutos después, Morata se deslizaba sobre su hierba haciendo el arquero. Fue un niño del Calderón. Sabe bien cuáles son sus símbolos.

De nuevo a balón parado. Koke insistía en laconstante. Buscó la cabeza de Morata al botar una falta, Theo defendió de nuevo sólo de pensamiento, Rulli no llegó. Gol. Seis partidos y 34 días después de haber llegado, Morata ya es el segundo goleador rojiblanco en Liga. El mejor fichaje del Atleti en tiempo, años. Tras tanto fiasco. Los Jackson, Gameiro y Vietto. Tiene todos los goles que al Madrid le faltan. Simeone sonreía con los puños al aire en el campo maldito mientras Imanol sentía que ese era un partido que se le había escapado como el agua entre los dedos.

Cuando el partido regresó de la caseta, Simeone se había visto obligado a hacer un cambio por lesión, como antes Imanol. El parte médico de todos los partidos. Filipe tenía molestias, Arias saltaba al campo y Juanfran se iba al lateral izquierdo. El Atleti se olvidaba del fútbol y se dedicada a bailar La Yenka, izquierda izquierda derecha derecha/adelante detrás un dos tres, mientras Sandro se pedía los focos, el balón y las ocasiones. Ya remataba él, ya asistía a Oyarzabal. Se había convertido el área de Oblak en la Puerta del Sol en Nochevieja, llena de gente, cuando Lemar perdía un balón y Simeone primero daba un grito y después actuaba: Thomas dentro.

Tres minutos después, Koke vería la amarilla por pisar a Zaldua y González González se llevaba la mano al bolsillo: era la segunda, roja. Ensombrecía su partido perfecto con una autoexpulsión. Los minutos que siguieron fueron un asedio de balones colgados y córners que sobrevolaban el área de Oblak silbando como bombas. Si Imanol sacaba del banquillo más pólvora, a Juanmi, Simeone tenía un chaleco antibalas de doble capa: Giménez-Godín. Sólo Merino llegaría a probar de verdad los guantes de Oblak. Es como lo de los partes, faltaba su parada milagro de cada partido y llegaría aquí, para atajar un cabezazo del txuri-urdin.

El sacrificio de Sandro no subió al marcador y no impidió la primera derrota de Imanol pero sí la única ocasión del Atlético en la segunda parte, para cortar a Arias cuando desenfundaba la pierna solo ante Rulli (y disparar horrible). El Barça escapa, pero ahí sigue el Atlético, tenaz, para no dejar que se vaya muy lejos. O al menos no del todo. Como en 2014.


Morata, el segundo máximo goleador del Atlético en Liga

El delantero consiguió un doblete contra la Real Sociedad, unido a su tanto la semana pasada frente al Villarreal. "Mientras haya puntos, vamos a pelear por LaLiga", dijo en beIN.


as.com





La verdad es qué Morata está dando la talla y está resultando un revulsivo para el Atlético. Se está entregando y mostrando sus mejores cualidades como delantero centro, especialmente como rematado. Hoy con sus dos goles en la primera parte ha sido el mejor. En la segunda los colchoneros alternaron el domininio hasta la expulsión de Koke, a partir de ahí como era previsible que la Real empezase a atacar, pero el Atleti se replegó y no pasó demasiados apuros, salvo un buen remate que atajó Oblak con su habitual maestría. Por tanto ahí seguimos segundos a 7 puntos del Barcelona que está muy fuerte y no es previsible que falle más dos partidos, y claro nosotros no creo que ganemos ni mucho menos los 12 que quedan, no obstante habrá que seguir apretando hasta donde se pueda.


xerbar [ Domingo, 03 Marzo 2019, 23:25 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
El Atlético sigue en la pelea y seguro que no lo pone fácil. Y de Morata decir que es un buen delantero que está sacando partida el Cholo, y mientras los vecinos de la capital andan faltos de gol.

Un Saludo.


j.luis [ Sábado, 09 Marzo 2019, 20:56 ]
Título del mensaje: Re: Partidos De Liga 2018-19
27º Jornada / ATLÉTICO, 1 - LEGANÉS, 0



Saúl, antes de Turín

Su gol, tras el penalti que le había parado Lunin, permite al Atleti cumplir ante el Leganés y seguir vivo en Liga. Simeone reservó titulares, sentó a Grizi al descanso y cambió el partido.



000_1552161235_611624

Al descanso, Lemar y Saúl apretaban el calentamiento. Los primeros 45 minutos le habían quedado grandes a Solano y eran suficientes para Griezmann. El Atleti corría el riesgo de que, por pensar demasiado en Turín, se le terminara de ir ese tren que aún persigue, aunque parezca inasible como un sueño, el Barça, LaLiga. Simeone introducía dos zurdos para subir el ritmo tres marchas. Tres minutos después Omeruo sacaba el pie y Correa caía en el área. Penalti. Lo marcó Saúl, con suspense, porque primero paró Lunin y el gol llegó por el rechace. Era un hecho. El partido nada tenía que ver con el de los primeros 45’.

Los dos con bajas, muchas, seis uno, cinco el otro, Simeone daba alternativa en el lateral zurdo a un lateral diestro, Solano del B, extremadamente tímido, demasiado, ante un Leganés que salió más fuerte, menos dormido. Todo en los primeros minutos fue suyo. Los córners (el primero a los veinte segundos), el dominio. Pero una caída, la de Kravets, puso los nervios de punta en el banquillo de Pellegrino, había puesto los centrales que tenía, lesión era problemas. El golpetazo despertó al Atleti, diez minutos después de que el partido hubiera comenzado.

Entre resbalones, ora Giménez, que terminó en tarjeta, otra Correa, como si el campo estuviera regado de Fairy, y que la ligera ventaja rojiblanca sólo supuso un remate alto de Griezmann y otro tibio de Kalinic que sí, que será movimientos, ganas y desmarques pero como si fuera un Lego, o sea, con cero peligro, como le pasaba a Gameiro, como si siempre le faltara alto, centímetros, malicia, colmillo. Jugaba a no desgastarse demasiado el equipo del Cholo, ahí de dejarle tanto balón al Leganés. Ni desbordaba por los costados ni terminaba ninguna jugada el Leganés, que además estrangulaba las líneas de pase por dentro. A uno le valía el 0-0. El otro pensaba en la Juve. Los espectadores se dormían. Más que fútbol, Leganés y Atlético parecían grabar un partido con el que unirse a la lucha contra el insomnio.

Por escribir algo, Oblak paraba en dos tiempos un remate de Braithwaite y Lunin a Griezmann otro remate por bajo mientras En Nesyri, vivía su propia guerra dentro del partido con Giménez. Un minuto antes del descanso, caía como fulminado en el área rojiblanca, con las manos tapándose el rostro y quejándose de un golpe del uruguayo. El árbitro no vio penalti y el VAR no rectificó. A En Nesyri, en medio de sus gestos, se hacía un Tiburón y sacaba el ojo para vigilar qué hacía Mateu. Fue lo más interesante que pasó en estos primeros 45’ de orejas planchadas.

Cuando Solano, al que el partido le quedó grande, y Griezmann se quedaron en la ducha, cada acercamiento de Correa por el área de Lunin era un encenderse las alarmas. Primero fue el penalti. Segundo, una falta que Lemar lanzó con guante e intención de escuadra ante la que Lunin se lució. La envió a la madera con un paradón. Antes, Thomas había grabado su nombre en el travesaño con un balonazo.

Pellegrino ponía toda su pólvora en la hierba: un centrocampista (Eraso) por un delantero (Carrillo), además de El Zhar. El Cholo respondió con Juanfran. Entraba por Kalinic, liberaba a Saúl del lateral zurdo y traía de la mano una delantera inédita: Vitolo y Correa.Pellegrini cambió el sistema. Más pólvora, un delantero (Arznáiz) por un defensa (Nyom) que deshizo la defensa de cinco. De nada ya nada servía. Simeone tenía el partido donde quería, el 1-0, a diez minutos del final, que fueron un clinic de cholismo. De resistir, de sacar cada internada del Lega, centros laterales y paradas sin sudar para ese jugador que, sin Griezmann, portaba el brazalete, Oblak. El final llegó con otro penalti en el descuento, de Rodrigo a Arnáiz, que ni árbitro ni VAR vieron. El Atleti viajará a Turín con tres puntos más de confianza. Y un grito en la sangre. Ese que atronaba en el Wanda Metropolitano cuando el partido acabó y el equipo dio una vuelta de honor. Banderas al aire, piel de gallina, dos armas más para esa guerra del martes.


as.com





Partido de trámite, gastando las menos fuerzas posibles y tres puntos para seguir la estela del Barça que también ha ganado. Ahora viene lo importante el martes con la Juve, que no hay que confiarse.




Powered by Icy Phoenix